<
>

Humberto Bandenay cambió el fútbol por las artes marciales mixtas

play
Los 'cara a cara' previo al UFC México (0:49)

La mexicana Alexa Grasso y los demás peleadores que encabezan la cartelera se enfrascaron en el careo previo a sus combates en el octágono. (0:49)

MÉXICO -- Humberto Bandenay, peleador peruano de 22 años años, dejó el balón hace algunos años.

Ahora patea pero ya no una pelota, lo hace al cuerpo de sus contrincantes, costales y demás. Será el próximo sábado 5 de agosto que debute en la UFC contra el ganador de la tercera temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica, el mexicano Martín Bravo.

Bandenay tomó este combate con poco tiempo de aviso. El hecho de que fuera el UFC lo alentó, aunque no oculta ese amor que alguna vez le tuvo al futbol.

Cuando era adolescente, el peruano formó parte de las menores del Alianza de Lima y San Martín de su país.

"Mi sueño era ser futbolista. Me invitaron a unas clases de MMA [artes marciales mixtas] y me quedé enamorado de este deporte y no me arrepiento de haber tomado esta decisión", afirmó el hinca durante el Día de Medios del UFC Fight Night 114.

Con 17 combates profesionales de artes marciales mixtas, 13 ganados y cuatro derrotas, Humberto ha dejado de lado el balompié y aunque tiene algunas referencias de los peruanos que juegan alrededor del mundo como Raul Ruidíaz en Monarcas Morelia, ya no está tan enterado del tema.

"Muy emocionado de poder llegar a la empresa más grande a nivel mundial", aseguró. "Con mi equipo hemos tomado la noticia con la mayor seriedad posible y seriedad. Me encuentro muy bien preparado, estoy listo psicológicamente, técnicamente, con buen cardio y ese día van a ver reflejado mi trabajo en la jaula".