MMA
Erick Cervantes Roon 75d

¿Qué aprendimos del UFC Fight Night 114 en la CDMX?

México -- El UFC Fight Night 114 concluyó con saldo negativo para los peleadores locales en una cartelera llena de combates emocionantes.

Sin embargo, ¿qué aprendimos de la reciente visita del UFC a México? Estas son nuestras 10 conclusiones.

  1. La altura de la Ciudad de México ayuda al espectáculo: Los peleadores saben que es complicado llegar a la distancia peleando en la altura, a pesar de la buena preparación el cansancio es evidente y disminuye gradualmente a los combatientes, elevando las posibilidades de sufrir una finalización. Tal parece que ahora los peleadores prefieren acabar pronto las peleas y vemos finales espectaculares en ocasiones antes del primer minuto.

  2. Nadie es inmune al castigo: Brandon Moreno venía de una racha de tres victorias consecutivas, pero todas las consiguió en un lapso menor a 12 meses. Subir tres veces al octágono en menos de un año es un castigo considerable, aún para un peleador de apenas 23 años de edad. El cuerpo de Moreno necesita descanso para no resentir de más los golpes de los rivales y ese cansancio fue crucial en su derrota ante Sergio Pettis.

  3. Alexa Grasso es la consentida de México: La peleadora tapatía tiene un carisma innegable y la afición se le entrega cada vez que salta al octágono. Grasso está dispuesta a pelear nuevamente antes que finalice el año y si logra hilar victorias volverá al top-10 de la división paja y podría convertirse en la próxima estrella de la división.

  4. Los mexicanos tienen un largo camino por recorrer: En general, los peleadores locales no tuvieron resultados positivos, incluyendo los nocauts contundentes de Martín Bravo y Héctor Sandoval. Los mexicanos ya se han hecho de un nombre dentro del UFC, pero deben trabajar más su lucha y jiu-jitsu para competir ante rivales más completos para trascender en la empresa.

  5. La gran respuesta de los aficionados: En total, ingresaron 10,172 aficionados a la Arena Ciudad de México, de acuerdo a cifras del UFC. Aunque está lejos de los números que alcanzó en UFC 180 y 188, es una cantidad más que respetable para una cartelera que no incluyó una pelea por el título y estuvo llena de jóvenes prospectos.

  6. Compromiso de los peleadores: La mayoría de los combatientes llegó a la Ciudad de México con tres semanas, o más, de anticipación para adaptarse a la altura y salvo Grasso (por una infección urinaria que requirió tratamiento) todos marcaron el peso para sus combates.

  7. Personal de seguridad eficiente: Al final del combate entre Sam Alvey y Rashad Evans, dos aficionados pelearon en las tribunas, algunos asistentes los separaron y el personal controló rápido la situación, sacando del recinto a los rijosos.

  8. Rashad Evans y Henry Briones podrían decir adiós al UFC: El ex campeón Evans sufrió su cuarta derrota consecutiva, Briones la tercera, poniendo en riesgo su futuro dentro de la empresa, considerando los despidos de otros peleadores con antecedentes similares.

  9. Nocaut de Martín Bravo sólo fue un susto: El toro recibió un rodillazo al mentón en su pelea ante Humberto Bandenay, quien lo dejó inerte sobre la lona y continuó con el castigo antes de la intervención del réferi. Bravo se quefó en la lona, inconsciente por espacio de cuatro a cinco minutos y de acuerdo a algunos reportes tenía dificultad para respirar. Fue llevado directamente al hospital una vez que se reincorporó y luego de realizarle diversos exámenes se determinó que no sufrió ningún daño.

  10. Comienza el ayuno de UFC en México: No sólo los aficionados tendrán que esperar hasta septiembre para volver a ver acción en el octágono, sino que la empresa no volverá a México en el 2018 con miras a expandir su marca a Argentina, Chile y Perú. UFC podría volver en 2019 a México con "una cartelera grande" pero no hay garantías que eso suceda.

^ Al Inicio ^