MMA
Erick Cervantes 122d

Artes marciales mixtas han ganado terreno sobre el boxeo en México

MÉXICO -- Para nadie es un secreto que las artes marciales mixtas son el deporte de mayor crecimiento a nivel mundial y México no es la excepción .

El 23 de octubre del 2010, Cain Velasquez coronó su gran carrera con un contundente nocaut sobre Brock Lesnar, consagrándose campeón de peso completo del UFC, el primer peleador mexicoamericano en conseguirlo.

Si bien las artes marciales mixtas tenían una base sólida --aunque pequeña-- de aficionados en México, a partir del campeonato conseguido por Velasquez una gran cantidad de mexicanos puso la mira en el deporte.

A partir de entonces se sumaban cada vez más aficionados, pasos lentos pero seguros, hasta que en noviembre del 2014 el UFC realizó su primera visita a México, explotando un mercado que llenó la Arena Ciudad de México con 21,000 aficionados, ubicándose entre las 10 mejores marcas de asistencia en la historia de la empresa.

El evento perdió dos de sus figuras claves por lesión, Velasquez y Diego Sanchez, sin embargo, eso no impidió que el público mexicano abarrotara el recinto.

Esa visita del UFC coincidió con un mal momento del boxeo mexicano, en el que estrellas como Juan Manuel Márquez comenzaban su camino hacia el retiro mientras jóvenes promesas como Saúl "Canelo" Álvarez y Julio César Chávez Jr. carecían de credibilidad a los ojos del aficionado común.

La estrategia del UFC consistió en presentar su primera serie de "The Ultimate Fighter: Latinoamérica" con una gran cantidad de peleadores mexicanos llevando el estandarte del deporte, atletas con los que el público podía identificarse y que buscaban una oportunidad en la empresa de artes marciales mixtas más importante a nivel mundial.

De esa primera generación del TUF surgieron peleadores como Yair "Pantera" Rodríguez, Alejandro "Diablito" Pérez, Henry "Bure" Briones y Marco "Psycho" Beltrán, quienes han llevado el estandarte mexicano uniéndose a Kelvin Gastelum, Henry "The Messenger" Cejudo y Ricardo "The Bully" Lamas, peleadores adoptados como mexicanos por el público.

Desde la primera visita del UFC, México ha tenido 13 nuevos campeones mundiales de boxeo: Pedro Guevara, Julio Ceja, Francisco Vargas, José Argumedo, Hugo Ruiz, Ganigan López, Gilberto Ramírez, Óscar Valdez, Jessie Magdaleno, Miguel Berchelt, Rey Vargas, Juan Hernández y Luis Nery, pero sólo Vargas, Argumedo y López tuvieron al menos una defensa exitosa.

Si bien ningún mexicano ha seguido los pasos de Velasquez como campeón del UFC, peleadores como Rodríguez, Pérez, Gastelum, Marco Polo Reyes y Brandon Moreno hilaron rachas de victorias consecutivas para impulsar sus carreras, además Jessica Aguilar, Alexa Grasso e Irene Aldana abrieron la puerta a las mujeres mexicanas dentro de la empresa.

Es decir, han surgido más estrellas mexicanas en el UFC que en el boxeo, sin mencionar la espectacularidad de los combates dentro del octágono.

Durante el día de medios de UFC 188, Fabricio Werdum --quien enfrentó a Velasquez en el evento estelar y terminó arrebatándole el título de peso completo-- prometió que la pelea del siglo no era la de Manny Pacquiao contra Floyd Mayweather, y aunque estuvo lejos de ser considerada la pelea del siglo, si fue una mejor pelea que el decepcionante enfrentamiento entre los boxeadores legendarios.

La falta de peleas estelares de box en territorio mexicano también ha ayudado a alimentar la percepción que el deporte de los puños viene a la baja en comparación al ascenso de las artes marciales mixtas.

Después de organizar dos eventos numerados con títulos en juego, UFC se arriesgó con tres eventos Fight Night, uno de ellos en Monterrey, impulsando a peleadores jóvenes, dando como resultado tres funciones con más de 10,000 asistentes y si bien la empresa se tomará un descanso de México en el 2018, la visita programada para el 2019 sería con otro evento numerado.

Combate Américas también ha experimentado con visitas a México en recintos más pequeños pero con resultados igualmente positivos, el siguiente paso podría ser una visita de Bellator MMA e incluso Invicta FC, mientras que las grandes carteleras del boxeo cada vez se alejan más de tierras aztecas, prefiriendo inclinarse por Las Vegas, New York, Los Angeles, Dallas, Londres y Macao.

El camino para que las artes marciales mixtas se consoliden entre los deportes favoritos de los mexicanos aún es largo, pero los pasos que ha dado han sido sólidos y cada vez está más cerca de pisarle los talones al boxeo.

^ Al Inicio ^