<
>

¿Tiene posibilidades Conor McGregor ante Floyd Mayweather?

play
¿McGregor tiene posibilidades de vencer a Mayweather? (1:58)

Peleadores de la UFC que estarán en la función de México opinan sobre la pelea. (1:58)

MÉXICO -- El 17 de marzo de 1990 en Las Vegas Hilton, en Las Vegas, Nevada, vimos una de las peleas más espectaculares en la historia del boxeo.

La titularon "El trueno contra el relámpago", el poder de Julio César Chávez contra la velocidad de Meldrick Taylor, con el campeonato súper lígero del CMB y el FIB en juego.

Chávez castigó fuerte el cuerpo de Taylor, quien acumuló puntos a lo largo de 11 rounds al conectar la mayor cantidad de golpes.

Llegando al round N° 12, la única esperanza de Chávez era el nocaut y esa esperanza se hizo cada vez más pequeña a medida que avanzaba el tiempo, sin embargo, el milagro ocurrió en los segundos finales, finalmente Chávez logró conectar un golpe sólido al rostro de Taylor quien cayó a la lona y no respondió a la cuenta del réferi Richard Steele, quien detuvo el combate a los 2:58 del último asalto, decretando la victoria más dramática en la carrera de Chávez.

¿Por qué recordar este episodio? Porque Conor "The Notorious" McGregor necesita justamente un milagro similar el próximo 26 de agosto en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada, contra Floyd Mayweather.

Durante el Día de Medios del UFC México el 3 de agosto pasado, los peleadores coincidieron en un concepto: "arriba del ring cualquiera puede ganar".

Suben dos peleadores con la capacidad de dañarse entre sí y aunque McGregor no tiene historial puro en el boxeo, su poder de golpeo ha sido su marca registrada en su carrera en las artes marciales mixtas, en la que ha noqueado en 18 de sus 21 victorias.

McGregor ha resistido al intercambio de golpes y prueba de ello es que nunca ha sido noqueado en su carrera, sus tres descalabros fueron por sumisión y el último ante un rival de mayor peso --Nate Diaz-- dos divisiones por encima de su competencia habitual.

Mayweather por su parte tiene marca 49-0 con 26 nocauts, el último en el 2011 con el controvertido final en su pelea contra Victor Ortiz, ante quien chocó guantes --luego de un cabezazo flagrante de Ortiz-- para aprovechar que tenía las manos abajo y conectarlo dos veces al mentón, enviándolo a la lona.

Es cierto que Mayweather no es conocido por su poder de puños, pero sí por su elusividad y velocidad que le han permitido acumular puntos en camino a cómodas victorias por decisión en sus últimas siete peleas de manera consecutiva.

Pero esto no quiere decir que así será la pelea, en este punto sólo podemos especular con las herramientas que tenemos a la mano que Conor McGregor saldrá a buscar un nocaut desesperado y Mayweather saldrá a boxear como siempre, evitando el castigo y ganando puntos.

McGregor --guardando las debidas distancias-- tendrá que salir convertido en un Julio César Chávez en busca del milagro que otros 49 boxeadores antes que él intentaron conseguir, mientras Mayweather sólo saldrá a hacer su trabajo frente a un peleador sin experiencia previa arriba del ring.

Todo está a favor de Mayweather, sobre todo las apuestas, pero McGregor tiene un espíritu competitivo que no podemos obviar y podemos tener la certeza que luchará durante cada momento de la pelea para conseguir el objetivo de alcanzar una victoria histórica.

Aunque poca, hay esperanza para McGregor y mientras haya esperanza habrá una oportunidad --por ligera que sea-- de verlo salir de la arena con la victoria.