<
>

Conor McGregor se declara culpable de mala conducta tras acuerdo con fiscal

play
Conor McGregor agradece poder seguir adelante (0:15)

El luchador irlandés abordó brevemente a los medios para dar gracias por el apoyo recibido, tras aceptar un acuerdo en su caso de asalto en el Barclays Center, y así evitar una pena de cárcel. Deberá cumplir servicio comunitario. (0:15)

La estrella de UFC Conor McGregor se declaró culpable de una sola violación de conducta desordenada en la corte criminal de Brooklyn el jueves, por su participación en un incidente el 5 de abril en el Barclays Center.

McGregor, de 30 años, se declaró culpable como parte de un acuerdo con la Oficina del Fiscal del Distrito de Brooklyn. El acuerdo no implica tiempo de cárcel y no afectará la visa de viaje de McGregor. Él no tendrá antecedentes penales.

Las condiciones adicionales del acuerdo incluyen la restitución total a la compañía de autobuses por los daños sufridos, que McGregor ya ha cumplido, cinco días de servicio comunitario y un programa de manejo de la ira que dura de uno a tres días.

"Solo quiero decir que estoy agradecido con la D.A. y el juez por permitirme seguir adelante", dijo McGregor en una breve declaración frente al tribunal. "Quiero decirles a mis amigos, mi familia, mis fanáticos, gracias por su apoyo".

También se dieron órdenes de protección para los luchadores de MMA Ray Borg, Jason Ledbetter y Michael Chiesa.

Antes del acuerdo, McGregor, de Dublín, se había enfrentado a 12 posibles cargos penales relacionados con el incidente, incluidos dos cargos por delitos graves. Esos cargos conllevaban una sentencia máxima de siete años de prisión.

"Esta es una resolución justa que responsabiliza al acusado, garantiza la restitución de las víctimas y exige que el acusado realice un servicio comunitario donde pueda reflexionar sobre su conducta y devolverle a la sociedad", dijo la Fiscalía del distrito de Brooklyn en un comunicado.

En abril, McGregor fue visto en video arrojando una plataforma de metal en la ventana de un autobús estacionado dentro del muelle de carga del Barclays Center. El autobús llevaba un grupo de atletas y empleados de UFC.

Dos peleadores de UFC - Chiesa, un peso ligero, y Borg, un peso mosca - informaron que sufrieron heridas leves a las autoridades y finalmente fueron sacados de sus respectivas peleas en un evento programado de pago por evento el 7 de abril.

Uno de los compañeros de McGregor de SBG Ireland, el luchador profesional de MMA Cian Cowley, también fue arrestado en abril por su participación en el ataque. Cowley también se declaró culpable de conducta desordenada el jueves.

La resolución del caso criminal de McGregor puede despejar el camino para un regreso al octágono a finales de este año.

Una potencial pelea de título ligero entre McGregor (21-3) y el actual campeón Khabib Nurmagomedov (26-0) podría decirse que sería la pelea más importante en la historia de UFC. Nurmagomedov estaba en el autobús al que McGregor atacó y fue blanco de las acciones de la estrella irlandesa.

McGregor no ha peleado en el UFC desde noviembre de 2016. Hizo su debut en el boxeo profesional en agosto de 2017, sufriendo una derrota por TKO ante Floyd Mayweather en un evento crossover muy lucrativo.