<
>

Anderson Silva y Floyd Mayweather, candidatos principales que considera Conor McGregor

Conor McGregor competirá en lo que algunos consideran la pelea más grande en la historia de las artes marciales mixtas el sábado, cuando se enfrente a Khabib Nurmagomedov por el título de peso Ligero de la UFC en Las Vegas.

Sin embargo, eso no significa que no mire al futuro.

El irlandés dijo a Ariel Helwani de ESPN que ganaría este fin de semana por un “nocaut devastador” y que luego elegiría a su siguiente rival de una larga lista de candidatos, la cual incluye una revancha con Floyd Mayweather en el boxeo o en las artes marciales mixtas.

“Ciertamente estoy considerando algunas opciones. Está esta pelea (ante Nurmagomedov) y claro, opciones en el boxeo. Estoy muy emocionado al respecto”, señaló McGregor.

“Si (Mayweather) tiene la valentía de lidiar con esto, como dice que la tiene, veamos qué sucede. Me gustaría boxear con él otra vez. Todo se está discutiendo. Cada regla está establecida. Si no es artes marciales mixtas, entonces no quiero saber nada. Es una pelea derecha de artes marciales mixtas o una pelea directa de box. Si buscan algo con reglas modificadas, prefiero pelear con el niño de nuevo. Si no quieres lidiar con esto, entonces no lo hagas y deja de decir que lo harás”, agregó.

El ex campeón de pesp Welter y Medio de la UFC, la leyenda Georges St-Pierre, declaró en el verano que estaría interesado en regresar para enfrentar al al ganador del evento principal de UFC 229.

Cuando se le preguntó sobre ese duelo en particular, McGregor respondió con otro nombre.

“Ya veremos qué pasa. (George) realmente no me presenta nada personalmente. Voy a cerrar la puerta a esa posibilidad. ¿Sabes quién sería otra gran opción? Anderson Silva”, señaló el irlandés.

“Estaría interesado en Anderson Silva. Lo juro por Dios. Anderson es una leyenda, pero, ¿cuál es la diferencia con Silva? La misma maldita cosa. Voy a tener peleas que me interesen o tengan significado para mí”, aseguró.

La próxima opción más obvia para McGregor es una pelea de trilogía con Nate Diaz.

Ambos pelearon por primera vez en el UFC 196 en marzo de 2016 en una sangrienta guerra que terminó en la sumisión de Diaz en el segundo round. Hubo una revancha en la UFC 202 en el agosto siguiente con una pelea similar de ida y vuelta y que Mcgregor ganó por decisión mayoritaria.

Enfáticamente, McGregor indicó que habrá una tercera pelea en la rivalidad.

“Nate Diaz siempre tendrá una revancha conmigo. No importa qué pase, siempre le daré la revancha”, dijo McGregor. “Él me dio la revancha, yo le di la revancha. Así es. No sé cuándo sucederá, (pero) completaremos esa trilogía, sin duda”, añadió.

Primero, McGregor tendrá que superar el más duro examen de su carrera el sábado en la T-Mobile Arena ante Nurmagomedov. El ruso, invicto con marca de 26-0, ha dominado a sus rivales y viene de una victoria por decisión unánime ante Al Iaquinta en abril en la UFC 223.

Dos días antes de esa pelea, McGregor atacó un autobús con peleadores y lesionó a algunos al romper una de las ventanas.

La mala sangre entre los peleadores y sus equipos ha estado presente desde entonces y si es opción de McGregor, la rivalidad no finalizará el sábado en la noche.

“El tipo es una rata falsa”, dijo el irlandés sobre Nurmagomedov. “Esto nunca va a terminar. No terminará luego de esta pelea. Crean en mí. Cada uno de los miembros de ese equipo necesita cuidar cada uno de sus pinc*** pasos”, sentenció el irlandés.