<
>

¿Podrán los Cavs seguir como líderes en el Este sin Kevin Love?

play
Cavaliers imponentes sobre Denver (0:54)

LeBron James y Kyrie Irving marcaron 27 puntos per cápita (0:54)

Los campeones defensores de la NBA Cleveland Cavaliers, que actualmente confrontan varios inconvenientes, recibieron otro fuerte golpe a su talentosa alineación el martes, cuando Dave McMenamin de ESPN informó que el ala-pívot Kevin Love, miembro del roster del Juego de Estrellas, se someterá a una cirugía artroscópica en su rodilla izquierda.

Las proyecciones iniciales tienen a Love fuera de acción durante las próximas seis semanas, lo cual lo mantendría inactivo por la mayor parte del calendario restante de la temporada regular. Si bien los Cavaliers ya deberian contar con todo su poder para los playoffs, con el escolta J.R. Smith previsto para regresar a mediados de marzo, ¿cuánto extrañarán a sus dos abridores antes que regresen? ¿Abre acaso la puerta para los Boston Celtics u otro equipo para que los superen y ocupen el principal sembrado de los playoff en la Conferencia del Este?

Proyecciones para un Cleveland sin Love

Utilizando una rotación proyectada con el recién tomado (por apenas 10 días) Derrick Williams y el veterano Richard Jefferson tomando la mayor parte de los minutos que deberían corresponder a Love, la versión multi anual y predictiva del ESPN Real Plus-Minus (RPM) sugiere que los Cavaliers jugarán al nivel de un equipo capaz de obtener 47 triunfos sin él en la alineación. Eso es prácticamente un declive de nueve juegos, con respecto a su proyección de 56 triunfos con Love y prescindiendo de J.R. Smith.

Como puede esperarse que Love puede perder cerca de 32 partidos si regresa de acuerdo a lo inicialmente previsto, ese es un margen de error de tres o cuatro encuentros si las proyecciones RPM son correctas -lo cual es significativo al tener a los Boston Celtics apenas a dos juegos por debajo en la pizarra-. Varias simulaciones hechas usando el ESPN Basketball Power Index (BPI) muestran a los Celtics terminando la temporada a tres partidos debajo de Cleveland, por lo cual la lesión de Lowe le abre la posibilidad a que Boston tome el primer sembrado en la Conferencia del Este.

Los Toronto Raptors, quienes están a seis juegos por debajo en la tabla de clasificación pero que acaban de hacerse de lo servicios de Serge Ibaka en un canje muy oportunamente planificado, podría ser también una amenaza. Los Washington Wizards, actualmente a 4.5 juegos del liderato, tienen menores posibilidades de alcanzar a los Cavaliers debido a un calendario con muchas fechas en la carretera y un diferencial de puntos relativamente pobre para su registro de ganados y perdidos. El BPI los tiene ganando nueve partidos menos que Cleveland en promedio.

Una cosa que el BPI no computa es que los Cavaliers probablemente tendrán a Smith de vuelta, recuperado de la fractura en su pulgar antes que Love regrese. McMenamin y Chris Hayes informaron el lunes que Smith está plantéandose un retorno a mediados de marzo, lo cual le daría un impulso a la profundidad de Cleveland.

De aquí a ese momento, los Cavaliers contarán con Williams para darles un empujón ofensivo muy requerido. Sus condiciones atléticas funcionan bien en la transición, y Williams toma puntos muy tempranos al correr bien en la cancha. El jugador que fuera segunda escogencia del Draft de 2011 ha acertado en cinco de sus seis intentos de tiro anotando 19 puntos en 42 minutos de acción durante sus primeras dos apariciones con los Cavaliers. Sin embargo, apenas ha tomado un rebote en ese tiempo.

¿Más minutos para LeBron?

Aunque Williams se muestre efectivo, los Cavaliers la van a tener dificil compitiendo sin LeBron James en la cancha durante la ausencia de Love. De acuerdo a NBAwowy.com, Cleveland ha sido superado por 4.5 puntos por cada 100 posesiones con James en la banca. Aun asi, los Cavaliers tienen marca de +5.4 por cada 100 posesiones cuando Love está en acción y James en la banca, lo cual da a entender lo mal que les va sin su ala-pívot estrella.

En los 119 minutos que Kyle Irving es la única estrella de Cleveland en la cancha, el equipo ha sido superado por 20.5 puntos por cada 100 posesiones.

Aún así, James ha estado acumulando demasiados minutos, tal como lo reseña Tom Haberstroh (más de 38 por partido desde el inicio de diciembre y 37.6 por encuentro en total, empatado con Kyle Lowry de los Raptors en este departamento en la NBA). La lesión de Love hace menos probable que los Cavaliers disminuyan el tiempo de juego de James o que hagan que descanse más en la segunda mitad de la temporada. Y eso podría tener mayores implicaciones a largo plazo en los playoffs, independientemente que Cleveland sea el primer sembrado en el Este.

Después de todo, hemos visto a los Cavaliers imponerse en la Conferencia del Este siendo segundo sembrado en oportunidades anteriores. En 2015, la primera temporada de LeBron en su regreso a Cleveland, barrieron al primer sembrado Atlanta Hawks en las finales de conferencia sin Love.

No obstante, los Cavaliers han dependido fuertemente de James durante la temporada regular, porque valoran el terminar de primeros en el Este, y la ausencia de Love lo hará más dificil de obtener. Cleveland no puede darse el lujo de cambiar de estilo y jugar con alineaciones más fornidas, lentas y con mentalidad defensiva, como lo hicieron en los playoffs de 2015.

Tristan Thompson no puede reemplazar a Love en la posición de alero porque se requiere en el centro, donde los Cavaliers solo cuentan con Channing Frye como alternativa. Y si Williams se queda más allá de los dos posibles contratos de 10 días máximo, como espera James, Cleveland deberá escoger entre el agregar a un hombre capaz de hacer jugadas (como lo pidió LeBron) y agregar mayor tamaño con un puesto final en el roster disponible debido al cambio del lunes que involucró a Chris Andersen.

El camino de los Cavaliers hacia repetir el campeonato ha sido tortuoso debido a las lesiones y limitaciones en el roster, y la lesión de Love solo coloca sal en las heridas. Mientras Cleveland espera que una difícil temporada regular sea solo un mal recuerdo al momento que se celebren las finales de la NBA, la fuerte dosis de minutos que ha recibido James y la posibilidad de tener que ir a la carretera para las finales de la Conferencia del Este hace que el llegar a disputar el trofeo de la liga sea menos probable.