<
>

Los Lakers buscan mejorar a través del yoga

play
Black 'atemoriza' con su donqueo (0:23)

Brandon Ingram asiste a Tarik Black en el borde del área para un final impresionante contra los Pistons. (0:23)

Todo vale cuando se trata de encontrar la manera de impactar positivamente en los jugadores. Los Angeles Lakers pasaron 10 días en en la costa este en los que disputaron cinco partidos en Washington, Boston, New York, Detroit y Milwaukee. Regresaron el sábado y la práctica del domingo fue cancelada por orden de Luke Walton.

Después del viaje que acabó con un balance de 2-3, el coach decidió brindar a sus jugadores una sesión de yoga en Hermosa Beach, una zona costera localizada al sur de Los Ángeles. Cambió las carreras y los tiros a canasta por la relajación mental y corporal.

Entre el grupo hubo de todo. Algunos lo disfrutaron, otros no lo hicieron tanto, pero todos tuvieron que darle una oportunidad a la nueva técnica utilizada por Walton.

“No nos gusta juzgar a nadie en la sala de yoga. Obviamente cada uno tiene distintos niveles y habilidades pero el único reto que les marqué fue que no abandonaran la sala. Si sienten que deberían dejarlo o si no les gusta, les dije que disfrutaran de estar tumbados en silencio y de la paz. Todos los chicos hicieron la clase entera y quedaron contentos”, destacó el coach de los Lakers antes del encuentro ante Sacramento Kings.

Las opiniones en el grupo fueron dispares. Mientras varios jugadores aseguraron que Walton fue el que mejor lució durante la sesión de yoga, otros sufrieron más de la cuenta, como Brandon Ingram.

“Pasé mucho calor. Fue un ejercicio mental, el superar los estiramientos y el hacer todo lo que se pueda. En general fue bueno para el equipo”, afirmó un Ingram poco convencido. “No creo que lo haga durante la postemporada, prefiero quedarme en el gimnasio y hacer lo que suelo hacer”, agregó.

Julius Randle también declaró que le costó trabajo hacer yoga, sin embargo estaría dispuesto a incluirlo en su rutina durante de postemporada.

Walton lleva años practicando esta disciplina oriental. Durante las temporadas de los dos campeonatos que logró con los Lakers en 2009 y 2010, ya se mostró como un defensor del yoga y lo ejercitó junto a Sasha Vujacic y Jordan Farmar.

“El yoga ayuda muchísimo. Es muy importante desde un punto de vista del entrenador el que todos tengamos estabilidad mental y sepamos mirar a largo plazo. Es lo que intentamos hacer. Obviamente siempre nos quedamos conectados con las victorias y derrotas, la competición… Es importante no sólo para mí, sino para todos los trabajadores el que estemos en la misma página”, aseguró recientemente sobre lo difícil que es practicar yoga durante la campaña.

En Golden State Warriors, Walton fue un fiel defensor de incluir esta disciplina en la rutina del equipo y todavía hoy, a las órdenes de Steve Kerr, los jugadores lo practican a menudo.