NBA Equipos
Martín Bater | ESPN Digital 180d

Markelle Fultz lidera a un quinteto de futuras estrellas en el Draft

La temporada 2016-17 ya terminó con los Golden State Warriors como flamantes campeones de la NBA, pero eso no quiere decir que el circo de la mejor liga de básquetbol del mundo haya apagado sus luces y frenado hasta octubre. Todo lo contrario, ahora es cuando a los periodistas y representantes de costa a costa se les cae la baba con el Draft de este jueves y la apertura de la agencia libre el 1 de julio.

La premisa es simple: Solo un equipo terminó la temporada sin tarea por hacer. Las otras 29 franquicias de la liga cuentan con el deber de venderle una solución a la gente de su ciudad, y esa solución hipotéticamente está en el Draft de este año en la forma del próximo Stephen Curry, LeBron James o Kevin Durant.

El consenso general parece ser que este será el evento con más talento desde el 2003, cuando LeBron fue seleccionado en primer lugar, Carmelo Anthony tercero, Chris Bosh cuarto, Dwyane Wade quinto, David West decimoctavo, y Kyle Korver en el puesto 51. Todos ellos, con la excepción de Bosh por problemas de salud, siguen vigentes 15 años después, y tanto LeBron como Carmelo, Wade y Bosh irán al Salón de la Fama.

La expectativa es que las promesas de este año se conviertan en realidad y sigan siendo los abanderados de la liga en el 2031. A continuación repasamos quienes son los más destacados en la primera de dos partes de la previa del Draft.

Markelle Fultz

Fortalezas: Velocidad, reacción, visión de juego, capacidad como anotador

Debilidades: Defensa mano a mano, capacidad para elevar al nivel ajeno.

Se parece a: James Harden

Fultz está llamado a ser el primer seleccionado del Draft y ser el primer jugador salido de la Universidad de Washington en obtener ese honor, el décimo Huskie elegido en la primera ronda durante los últimos 13 años.

Irónicamente, el más sobresaliente de todos los tiempos proveniente de esa universidad es alguien que fue la última selección del Draft del 2011 como Isaiah Thomas. Thomas es la actual estrella de unos Boston Celtics que se bajaron de la primera a la tercera selección del Draft este año tras un canje con los Philadelphia 76ers.

Fultz es toda una incógnita, ya que muy pocos fuera de la costa oeste lo han visto jugar en su único año universitario considerando que sus partidos eran a las 10 de la noche en la costa este y sus Huskies no motivaban a nadie a desvelarse con su marca de 9-22. Mientras De’Aaron Fox y Lonzo Ball se veían las caras en una instancia decisiva del torneo nacional, Fultz los veía por TV.

Sus 23.2 puntos por partido lo colocaron como el sexto máximo anotador del país, el más prominente de las cinco conferencias “grandes”. Harden también jugó en el Pac-12 y promedió 20.1 puntos por partido en su segundo año en Arizona State antes de convertirse en la tercer selección del Draft del 2009 y el eventual pilar de los Houston Rockets.

Al igual que Harden, Fultz es capaz de ser un base anotador y le quitará responsabilidad ofensiva a Joel Embiid y Ben Simmons para formar un trío potencialmente letal si los tres se mantienen saludables. Su defensa, ojalá, no será tan mala como la de Harden pero si deja que desear.

En un segmento de “Sports Science” también lo compararon a Russell Westbrook y Kyrie Irving por su velocidad y reacción con el balón en sus manos.

No hay presión.

Lonzo Ball

Fortalezas: Visión de juego, capacidad como pasador

Debilidades: Falta de precisión como tirador, defensa

Se parece a: Steve Nash

A Ball también lo sometieron a la ciencia del deporte, y él logró pasar un balón por las ventanas de una camioneta en movimiento. Estamos todos locos.

El último recuerdo que el público en general tiene de Ball dentro de la duela es la derrota de su universidad a manos de Kentucky en los Octavos de Final del torneo nacional. Ball anotó apenas 10 puntos, encestó uno de seis triples, y repartió ocho asistencias. Mientras tanto Fox, el base rival al que él tenía que marcar mano a mano, lo desbordó como y cuando quiso camino a 39 puntos y trece de 15 tiros libres convertidos.

Si Fox intentó dos tiros libres más que UCLA como equipo, eso quiere decir que Ball se metió en problemas con las faltas personales…¿no? No. Solo tuvo una falta personal en su haber durante sus 38 minutos en cancha. Eso quiere decir que lo pasaron cuando y como quisieron y sus compañeros pagaron la factura.

Su falta de disciplina defensiva me preocupa, pero su magia como pasador me maravilla y me hace acordar a Steve Nash por más que varios se empecinen en compararlo con Jason Kidd.

Nash también sufrió como tirador en el principio de su carrera, más específicamente en su primer año en Dallas cuando promedió un 36 por ciento de efectividad en tiros de campo durante sus 31 minutos en cancha. Eso es más o menos lo que espero de él en su primer año con los Lakers.

Sin embargo, Nash también promediaba 5.5 asistencias y al año siguiente su porcentaje de efectividad subió al 47.7 para no bajar de 46.5 nunca más en su carrera junto a siete de sus últimas ocho temporadas promediando un doble-doble.

Ah, además fue nombrado como MVP dos veces en el 2005 y 2006 y es considerado uno de los mejores bases de todos los tiempos.

Si Ball logra hacer eso, su padre debería estar orgulloso.

Josh Jackson

Fortalezas: Polifuncionalidad, defensa mano a mano, alto coeficiente intelectual basquetbolístico

Debilidades: Consistencia como tirador

Se parece a: Kawhi Leonard

Jackson es el comodín de este Draft. Su capacidad defensiva y talla (2.07 metros, 93 kilos) lo convierte en alguien capaz de marcar a Leonard o a LeBron de inmediato, y él contó con 12 doble-dobles la temporada pasada en la Universidad de Kansas. Fultz tuvo 4 y Ball 10.

Además, Jonathan Givony de DraftExpress nos apunta como Jackson mejoró exponencialmente en su precisión desde larga distancia durante la segunda mitad del año.

Leonard encestó un 25 por ciento de sus triples durante su única campaña en San Diego State y elevó ese porcentaje a 37.6 como novato con los San Antonio Spurs en el 2011 antes de convertirse en MVP de las Finales en el 2014 habiendo anulado a LeBron

En el torneo nacional, Jackson y sus Jayhawks llegaron a Cuartos de Final y él promedió 16.2 puntos y 8.5 rebotes bajo las luces más intensas. Si no cuentas el debut accesible que lo vio jugar 23 minutos en la victoria por 100-62 sobre UC Davis, su media ante tres potencias como Michigan State, Purdue y Oregon fue de 16 puntos y nueve rebotes, incluyendo 24 combinados en sus últimos dos juegos.

En otras palabras, es un competidor que no se achica ante nadie.

De’Aaron Fox

Fortalezas: Velocidad, cambio de ritmo, capacidad como anotador

Debilidades: Tiro desde media distancia

Se parece a: Derrick Rose

Me encanta Fox, un base capaz de quebrarte los tobillos cuando y como quiere enfrente suyo. Él se siente menospreciado por el resto del país, algo parecido a como Wade fue elegido quinto por el Heat allá por el 2003.

Wade se desarrolló más rápido que los cuatro que fueron enfrente suyo y salió campeón mucho antes que ellos, consagrándose como MVP de las Finales en el 2006. No me sorprendería para nada si Fox lo emula y es el que madura primero de esta lista a pesar de no contar con el cachet de estrella.

En cuanto a características de juego, él va a cambiarle la cara al equipo que lo elija, ya que su velocidad no tiene paralelo y dejará a varios en ridículo con su velocidad pródiga.

Malik Monk

Fortalezas: Anotador puro

Debilidades: Penetración hacia el aro

Se parece a: Carmelo Anthony

Monk me parece el quinto jugador más prometedor de este draft y se podría llegar a unir a la constelación de estrellas salidas de la Universidad de Kentucky junto a Fox.

Chad Ford de ESPN.com lo tiene undécimo yendo a los Charlotte Hornets por su “falta de talla” a pesar de nombrarlo como uno de los “dos o tres mejores tiradores del Draft”.

Bueno, si él llegase a bajar hasta el octavo lugar no me sorprendería para nada que los New York Knicks lo seleccionen para así formar un tándem junto a Kristaps Porzingis que sería letal considerando que Monk ya cuenta con un 40 por ciento de efectividad en triples.

De esa manera, la era post-Carmelo Anthony finalmente podría empezar en Nueva York, ya que les aseguro que un veterano estrella como Melo no aceptará ser la tercer opción ofensiva de un equipo mediocre.

^ Al Inicio ^