NBA Equipos
Kevin Pelton | ESPN.com 109d

Después de Gordon Hayward: Las siguientes movidas de Jazz y Heat

¿Qué viene ahora para los equipos que no firmaron a Gordon Hayward?

Si bien la decisión de Hayward entre los Boston Celtics, Miami Heat y Utah Jazz pudo haber sido un factor para la lentitud de los movimientos de transacciones en la liga (apenas 30 veteranos de la NBA han pactado contratos durante los tres primeros días del periodo de agencia libre, comparado con los 55 del 3 de julio del año pasado), esto sin duda ha hecho detener el ritmo de esos tres equipos al esperar si Hawyard aceptaba sus ofertas de salario máximo.

De esos tres, solo Boston recibió la buena noticia que Hayward se les unía. Entonces, ¿a dónde pueden ir los otros dos equipos?

Utah Jazz

La salida de Hayward es devastadora para un Jazz que acaba de terminar con 51 triunfos y una victoria sobre los LA Clippers en la ronda inaugural de los playoff, como primeros frutos de un esfuerzo de reconstrucción que ya lleva cuatro años.

Utah puede ver atrás con cierto lamento la decisión de dejar que Hayward recibiera ofertas como agente libre sin restricciones en el verano de 2014, permitiéndole firmar el contrato con opción para el jugador en 2017-18, y que le permitió regresar al libre mercado este verano. La gerencia y staff de entrenadores del Jazz ha pasado las últimas tres campañas armando un equipo alrededor de las destrezas de Hayward, por lo cual, su salida deja un enorme vacío en la alineación de Utah.

Al ya haber pactado por cuatro años y $52 millones con el agente libre restringido Joe Ingles, el Jazz puede esperar firar a Ingles de último, aprovechándose de su pequeño impacto en el tope salarial de $4.2 millones. Aún así, esto deja a Utah con un modesto espacio en el tope de $11.1 millones, presumiendo que el equipo retenga al base suplente Raul Neto (sin garantías al mínimo para un veterano) y deje ir al alero Boris Djaw (cuyo salario de $7.5 millones se convierte en garantizado el 15 de julio).

El Jazz podría crear mayor espacio dentro de su tope salarial, al prescindir del base Alec Burks y así estirar el monto producto de los dos años que restan de su contrato, reduciendo su impacto en el tope salarial de $10.9 millones a $4.3 millones. Eso le daría a Utah hasta $17.7 millones de espacio.

Otra posibilidad para el Jazz es utilizar a Djaw en un transacción de firmar y canjear inmediatamente, lo cual les permitiría agregar hasta $12.5 millones en salarios sin arrastrar al otro equipo con cualquier garantía salarial si la transacción es completada antes del 15 de julio. A fin de ser un equipoe competitivo en la búsqueda de agentes libres de alto nivel, probablemente Utah tendrá que agregar otro jugador junto a Djaw (posiblemente el alero/centro Derrick Favors, quien hará $12 millones en la última temporada de su contrato.

Aún así, con los LA Clippers completando una transacción de firmar y canjear inmediatamente con los Denver Nuggets y Atlanta Hawks buscando llevarse al agente libre Danilo Gallinari, no está claro cuál agente libre pueda valer ese tipo de inversión para Utah.

Los otro aleros pequeños en el mercado serían una tremenda disminución comparados con Gallinari y tener que conformarse con las otras opciones sin restricciones en agencia libre. La siguiente mejor opción para Utah podría ser Rudy Gay, quien regresa de una lesión en su talón de Aquiles. El ex ala del Jazz C.J. Miles podría ser otra opción y encajar dentro del espacio restante que le permite el tope salarial al equipo.

Debido al contrato de Djaw y pequeño impacto en el tope salarial de Ingles, Utah tiene muchas opciones para el corto plazo. Desafortunadamente, ninguna se ve tan bien a fin de competir en una reñida Conferencia del Oeste como firmar nuevamente a Hayward.

Miami Heat

De los tres equipos que pujaron por Hayward, Miami tiene el camino más claro. El Heat ahora parece presto a traer de nuevo un equipo sustancialmente similar a aquel que tuvo marca 30-11 en la segunda mitad de la temporada.

Afortunadamente para Miami, el ritmo generalmente lento de la agencia libre este verano le permitió a James Johnson y Dion Waiters quedarse tranquilos esperando la decisión de Hayward. Miami pudo haber podido ratificar a uno o ambos usando derechos "o Bird" lo cual hubiese limitado su salario inicial a 120 por ciento de lo que hicieron durante la campaña pasada. Sin embargo, Miami está ahora libre de usar cerca de $29 millones en espacio de tope salarial a fin de ofrecer contratos más lucrativos. El Heat probablemente garantizará también a Wayne Ellington un salario de $6.3 millones, el cual no tiene garantías hasta el día después de la moratoria.

Aún podría haber un poco de espacio para que Miami haga otra adición al roster, el cual también tendrá a Justise Winslow de vuelta después de una lesión que acortó su campaña 2016-17. Rudy Gay, si está dispuesto a tomar menos dinero a fin de jugar en South Beach y probar su valor, podria ser un objetivo interesante para el Heat.

Aunque Miami terminó la temporada como uno de los equipos más encendidos de la NBA, no creo que sea realista el esperar que el Heat juegue como un equipo capaz de producur 60 triunfos, solo basados en su desempeño de la segunda mitad de la pasada campaña. Proyectando hacia el futuro, la primera mitad de la temporada sigue siendo importante para tomar en cuenta. Si bien es cierto que el Heat sin duda tuvo mala suerte a principios de la zafra pasada, perdiendo ocho de sus primeros 11 partidos por cinco puntos o menos, si se beneficiaron de ello en la segunda mitad.

A partir del punto medio de la temporada, el porcentaje de tiros de Miami de 39.0 por ciento fue el tercero mejor de la Liga de acuerdo a NBA.com/Stats, algo que será dificil de mantener con su roster actual. (El Heat disparó con 33.8 por ciento de efectividad más allá del arco durante los primeros 41 encuentros de la campaña). Mientras tanto, los oponentes de Miami apenas lograron 32.8 por ciento de sus tiros de 3 en la segunda mitad, cuarta cifra más baja de la Liga. Ya que las defensivas tienen control limitado en lo bien que le puede ir a sus oponentes lanzando de tres, esa marca ciertamente volverá al promedio.

Con eso en cuenta, el Heat deberá seguir siendo competitiva en una debilitada Conferencia del Este. Parte del valor de agregar a Hayward hubiese sido disminuido por las pérdidas potenciales de Johnson y Waiters. Y si bien es cierto que Miami quería firmar con ansias a Hayward y estuvieron dispuestos a no escatimar atenciones cuando visitó al equipo el sábado, las noticias no son tan malas para el Heat.

^ Al Inicio ^