<
>

Celtics firman oficialmente a Gordon Hayward con contrato de 4 años y $128 millones

play
Celtics ponen en venta a tres jugadores (1:44)

Boston busca espacio para el contrato de Gordon Hayward. (1:44)

Los Boston Celtics completaron el viernes la necesaria serie de transacciones que permitieron al equipo firmar formalmente a Gordon Hayward con un contrato de cuatro años y $128 millones de salario máximo.

Los Celtics entraron en el verano con poco espacio para firmar Hayward con un contrato que contará con un salario de $29.7 millones en el primer año.

Generaron $3.8 millones der espacio cuando cambiaron Avery Bradley a los Detroit Pistons a cambio de Marcus Morris la semana pasada, luego renunciaron al delantero de tercer año Jordan Mickey el viernes antes de que su salario de $1.5 millones fuera garantizado el 15 de julio. Previamente, renunciaron a la oferta calificadora a Kelly Olynyk, quien luego firmó un contrato de cuatro años y $50 millones con el Heat.

Con el espacio necesario del tope, los Celtics pudieron firmar a Hayward con su contrato máximo. El pacto incluye una opción de jugador en el cuarto año, lo que permitirá a Hayward volver a la agencia libre con 10 temporadas de servicio de la NBA cuando podría firmar otro mega trato en hasta 35 por ciento de un tope salarial que actualmente se proyecta en $112 millones, lo que significa que su salario en el primer año podría ser tan alto como $39.2 millones.

Hayward llevará el número 20, utilizado por última vez por Ray Allen.

Danny Ainge dijo que el equipo todavía estaba trabajando para finalizar el resto de su roster y que exploraría movimientos adicionales. Se espera que el equipo firme a la selección de primera ronda de 2016, Guerschon Yabusele, mientras que las selecciones recientes de segunda ronda Abdel Nader y Semi Ojeleye compiten por los espacios finales del roster.

Los Celtics también anunciarán formalmente la firma del pívot agente libre Aron Baynes, quien ha acordado un contrato de un año de $4.3 millones, utilizando el valor total de la excepción de nivel medio.

En reunión con los reporteros el viernes en las instalaciones del equipo, Ainge detalló cómo el asistente del gerente general Mike Zarren viajó de Las Vegas a San Diego para que Hayward firmara su acuerdo el viernes por la mañana, formalizando lo que anunció Hayward en The Players Tribune el 4 de julio.

Ainge admitió que el equipo se sentía bien después de su reunión con Hayward, pero que no hizo que esperar a escuchar una decisión fuera más fácil.

"Fue muy enervante, con toda sinceridad", dijo Ainge. "Creo que tuvimos la esperanza, sentimos que tuvimos una gran reunión con él el 2 de julio y tuvimos un buen día con él".

"Pero también sabemos y respetamos sus lazos con Utah y su reunión también con Miami, una organización muy buena a la que tenemos mucho respeto, así que realmente no teníamos ni idea. Él realmente no nos dio ninguna pista cuando se fue. Así que estábamos esperando como todos los demás, como el resto del mundo. Y salió con un informe prematuro de que venía a Boston, cuando su agente (Mark Bartelstein) me dijo que eso no era cierto, que él no había tomado una decisión, me dije: 'Oh, no, eso podría ser muy malo. Así que estábamos en alfileres y agujas todo el día hasta que finalmente recibimos la confirmación".

Ainge está emocionado de agregar otro jugador estelar junto a Isaiah Thomas, Al Horford y el resto del núcleo de Boston.

"Hayward es un buen ajuste porque es un jugador completo", dijo Ainge. "Podría encajar con cualquier equipo, puede jugar las posiciones de la 1 a la 4. Puede manejar el balón. Puede jugar sin el balón. Puede defender múltiples posiciones. Es un jugador duro y muy desprendido que es capaz de cargar el equipo".

¿Cómo cree Ainge que los Celtics comparan con equipos como Warriors y Cavaliers?

"Creo que estamos mejor (que la temporada pasada). Somos un equipo mejor", dijo Ainge. "Hemos añadido algunas buenas piezas con Marcus Morris a bordo también. Creo que Marcus es otro jugador versátil que trae un elemento de dureza a nuestro equipo que estamos muy emocionados. También perdimos a Avery Bradley y Kelly Olynyk, que son excelentes jugadores.

"Pero tenemos algunos jugadores jóvenes muy buenos que vienen a ganar y que merecen la oportunidad de jugar. Así que creo que nuestro equipo está en mejor posición que el año pasado".