NBA Equipos
Kevin Pelton | ESPN.com 80d

Este: ¿Quién lo hizo mejor y peor en el draft, comercio y agencia libre?

Julio y la mayor parte de los movimientos de agencia libre ya quedaron tras nosotros. Por ende, este es un buen momento a fin de ver los movimientos que los equipos hicieron intentando mejorar con miras a la próxima temporada 2017-18 y más allá.

Luego de calificar la Conferencia del Oeste el martes, aquí les presento mis calificaciones de los equipos de la Conferencia del Este, basados en la forma en la cual aprovecharon las oportunidades que se les presentaron a fin de agregar a sus rosters a través de la agencia libre, draft y canjes. A los equipos se les calificó basándonos en las cosas que estaban bajo su control, no las decisiones que los agentes libres tomaron, dirigiéndose a otros equipos.

¿Cómo le fue a su equipo favorito? Veamos

Atlanta Hawks: D+

El nuevo Gerente General de los Hawks, Travis Schlenk, hizo la jugada correcta, dejando ir al alero estrella Paul Millsap. Aun así, Atlanta no pudo comprometerse con un proceso de reconstrucción y asumió demasiada carga salarial a cambio del pívot Dwight Howard. (El reemplazo Miles Plumlee tiene un año adicional a su contrato, aunque la carga económica será menor por cada campaña).

Aparte de utilizar espacio dentro del tope salarial a fin de asumir el contrato de Jamal Crawford, tomando una selección de primera ronda en el proceso, los Hawks utilizaron la mayor parte de sus recursos en pactos a corto plazo. Ersan Ilyasova tuvo a cambio un pacto por un año, y Dewayne Dedmon tuvo un contrato por un año con opción ejercible por parte del jugador. A menos que Atlanta pueda canjearlos antes de la fecha límite para negociar, es poco probable que estas fichas puedan aportar mucho valor ya que los Hawks, probablemente, seguirán siendo uno de los peores equipos en la NBA esta temporada.

Boston Celtics: B+

Los Celtics se quedaron con el premio mayor de la agencia libre, convenciendo a Gordon Hayward a escogerles sobre el Miami Heat y al Utah Jazz. Debido al hecho que el tope salarial terminó siendo menor de lo esperado, el crear espacio para Hayward requirió que Boston dejase ir a una ficha clave. Los Celtics escogieron cambiar al defensor as Avery Bradley a cambio de Marcus Morris, un canje que es una mejoría en términos financieros y equilibra mejor el roster. No obstante, podría seguir siendo una molestia en los playoffs.

El firmar a Hayward le restó a Boston la carga de críticas al quedar cortos en negociaciones potenciales por Jimmy Butler y Paul George. No queda claro si el pactar por George habría valido la pena debido a la posibilidad que éste abandone su equipo el próximo verano, sin embargo, el costo por Butler probablemente hubiese sido más razonable, ya que le quedan dos años en su contrato.

Los Celtics también serán juzgados a largo plazo dependiendo si Jayson Tatum se desempeña lo suficientemente bien a fin de justificar el descender del No. 1 al No. 3. A pesar de la capacidad de anotación de Tatum en la Liga de Verano, aún tengo ciertas reservas.

Brooklyn Nets: B

Ningún equipo fue más agresivo con el uso de su espacio dentro del tope salarial a fin de agregar carga económica que los Nets, quienes asumieron contratos a largo plazo por el base Allen Crabbe, el alero DeMarre Carroll y el pívot Timofey Mozgov. Los dos últimos agregaron talento joven valioso a un equipo en plena necesidad de ello. Brooklyn obtuvo un puesto de selección en primera ronda para asumir el salario de Carroll y el ex seleccionado No. 2 D’Angelo Russell como precio a cambio de Mozgov.

Los Nets ahora tienen una rotación en el perímetro con calibre de NBA pero siguen siendo débiles a la delantera. Están contando con un Rondae Hollis-Jefferson con baja estatura para ser titular en la posición de alero alto, además de Mozgov y Jarrett Allen, seleccionado en primera ronda, como sus únicas opciones como pívot.

Charlotte Hornets: B+

Limitados en lo que respecta a flexibilidad salarial gracias a su deseo de evitar pagar impuesto al lujo, los Hornets sin embargo pudieron tomar a Howard y reducir su nómina de 2019-20 al deshacerse del oneroso contrato de Plumlee. Howard satisface la mayor necesidad de Charlotte, otro pívot que sostenga la defensiva cuando Cody Zeller se encuentre en el banco.

El tema del impuesto al lujo obligó a los Hornets a cazar gangas en la búsqueda de un suplente al base titular Kemba Walker, y tomaron a Michael Carter-Williams por un año y $2.7 millones. Charlotte cuenta con una peligrosa debilidad en esta posición si Walker se ausenta por un periodo extendido. A pesar de ello, los Hornets son favoritos a fin de volver a los playoffs tras una ausencia de un año.

Chicago Bulls: F

Con dos años pendientes en el contrato de Jimmy Butler, los Bulls pudieron haber esperado una mejor oferta que la recibida por parte de los Minnesota Timberwolves: los bases Kris Dunn y Zach LaVine y la selección No. 7 a cambio de Butler y el puesto 16. Dunn tendrá que mejorar dramáticamente, de tener una decepcionante temporada de novato a convertirse en colaborador a nivel de NBA, y la pobre defensiva de LaVine limita su valor.

Luego de una negociación de alto impacto, Chicago en mayor parte se quedó tranquilo en el departamento de agencia libre, renovando a Cristiano Felicio por un pacto por encima del valor de mercado por cuatro años y $32 millones, dándole dos años y $9 millones a fin de regresar como defensor lateral tras un año en Nueva York.

Los Bulls podrían conseguir un buen negocio renovando al agente libre restringido Nikola Mirotic, pero, éste juega la misma posición que Lauri Markannen, seleccionado dentro de puestos de lotería. Entonces no queda claro como Mirotic podría ser apropiado para los Bulls a largo plazo.

Cleveland Cavaliers: C-

En gran medida, la temporada muerta de los Cavaliers se trató de canjes que no hicieron (esperaban adquirir a Butler o George a fin de aumentar sus oportunidades de vencer a los Golden State Warriors) o el cambio aún potencial para recibir a un infeliz base Kyrie Irving.

Con respecto a las negociaciones que sí pudieron hacer, Cleveland parece haber pagado en exceso a Kyle Korver a fin de volver con Cleveland por tres años y $22 millones (de los cuales $18 millones están garantizados). Los Cavaliers firmaron a tres jugadores a un sueldo mínimo de veteranos. Derrick Rose parece ser un buen valor, pero poco apropiado, Jose Calderon es otro defensor débil en la segunda unidad y Jeff Green, en teoría, cubre las necesidades de Cleveland, pero raramente satisface las expectativas. Los Cavaliers pudieron haber usado un mejor defensor como Thabo Sefolosha (quien recibió menos dinero que Korver) o Luc Mbah a Moute (quien firmó con Houston por sueldo mínimo).

Detroit Pistons: D

Detroit tiene una historia de pagar en exceso a meros hombres de elenco secundario, y esta tradición se prolongó con un contrato por tres años y $20 millones por el base suplente Langston Galloway. Esta costumbre finalmente le pasó factura a los Pistons este verano, ya que las preocupaciones de llegar al territorio de impuesto al lujo fueron un factor para que éstos decidieran alejarse del agente libre restringido Kentavious Caldwell-Pope.

Detroit sustituyó a Caldwell-Pope con Avery Bradley, en un movimiento que les costó otro titular (el alero Marcus Morris). Ahora, los Pistons deberán intentar renovar a Bradley como agente libre sin restricciones el próximo verano, cuando se le deberá otorgar un aumento importante. Aparte de firmar (Galloway) y tener que negociar (Bradley) escoltas, Detroit igualmente escogió en el draft a uno mediante lotería (Luke Kennard), lo cual significa que tiene una multitud en esa posición más poca profundidad en lo que a aleros altos se refiere. Los Pistons necesitarán que Stanley Johnson dé un paso adelante a fin de volver a la postemporada la próxima campaña.

Indiana Pacers: F

Si bien George se tardó en decirles a los Pacers que no firmaría con ellos sin importar lo que pasara, y esto los puso en una situación comprometida, fallaron en aprovechar el valor de George en el mercado al tomar a Víctor Oladipo y Domantas Sabonis en vez de aprovechar otras ofertas sobre la mesa, incluyendo algunos que sí se pudieron haber concretado. Oladipo tiene poco valor neto, aparte de su salario de $21 millones, y Sabonis parece ser un hombre secundario luego de una temporada poco efectiva como novato.

El resto del verano ha visto a los Pacers agregar veteranos con varias negociaciones a corto plazo. Aunque Cory Joseph sigue siendo lo suficientemente joven como para hacerlo atractivo, Bojan Bogdanovic y Darren Collison no son piezas para armar con miras al largo plazo. Indiana puede liberar más de $50 millones de espacio dentro del tope salarial el próximo verano, pero eso dejaría a Oladipo y Myles Turner como los únicos jugadores con calibre de NBA en ese roster.

Miami Heat: D

Luego de haber quedado cortos en su búsqueda por Hayward, el Heat decidió traer de vuelta al grupo que tuvo marca de 30-11 en la segunda mitad de la temporada pasada… A un alto costo. Tras firmar contratos pequeños por un año el verano pasado, James Johnson (cuatro años y $60 millones) y Dion Waiters (cuatro años, $47 millones más incentivos) fueron muy bien recompensados. Mismo caso del recién llegado Kelly Olynyk (cuatro años, $45 millones más incentivos).

Sumen el salario de Tyler Johnson (el cual ascendió de $5.9 millones a $19.3 millones el próximo verano debido a la llamada “Regla Gilbert Arenas”) y Miami queda por encima del tope salarial en el futuro previsible. Veremos si estos contratos pueden ser tan negociables como creen en Miami. El convenio de Johnson en particular podría ser complicado, pasándole factura al Heat a largo plazo.

Milwaukee Bucks: C+

La combinación de un núcleo joven y fuerte y asuntos relativos al impuesto al lujo dejaron a Milwaukee fuera de posibilidades de obtener agentes libres este verano. Luego de ratificar al agente libre restringido Tony Snell con un contrato razonable por cuatro años y $44 millones, las únicas firmas de los Bucks fueron por montos mínimos. No esperen que eso cambie.

Milwaukee proyecta actualmente quedar por encima del límite para ser pechado con impuesto al lujo, con un roster de 15 jugadores, pero podría quedar por debajo al rescindir al pívot de reserva Spencer Hawes, y estirar su salario por $6 millones. De lo contrario, lo único realmente posible para los Bucks es una posible extensión para el alero Jabari Parker, quien aún empieza su rehabilitación de un desgarre del ligamento cruciforme anterior.

New York Knicks: F

A pesar de la salida de Phil Jackson como presidente del equipo, hay pocas cosas que pueden agradar en la temporada muerta de los Knicks. El cambio en la cima, reemplazando a Jackson por Steve Mills y Scott Perry (importado de los Sacramento Kings, equipo con el que estuvo durante el régimen de Mills), vino sólo después que Nueva York tomara en el draft a Frank Ntilikina sobre Dennis Smith Jr., debido en gran parte a cómo Ntilikina encajaba en la ofensiva triangular adorada por Jackson. Aunque Ntilikina fue difícilmente un batacazo, Smith parece ser el gran robo de la lotería debido a sus proyecciones universitarias y la actuación en la Summer League.

Bajo la tutela de Mills, los Knicks utilizaron la vasta mayoría de su espacio dentro del tope salarial en una oferta dispendiosa por cuatro años y $71 millones al agente libre restringido Tim Hardaway Jr., cuya producción con los Atlanta Hawks no ameritó ese tipo de ofertas. Nueva York usó su única excepción disponible a fin de ratificar al base suplente Ron Baker por dos años y $9 millones, dejando una rotación de bases con Baker, Ntilikina, con 19 años de edad, y Ramon Sessions, firmado por el mínimo.

Orlando Magic: B-

Aunque es poco probable que su suerte cambie por mucho durante la próxima temporada, el Magic tuvo una temporada muerta sólida bajo nueva gerencia con el presidente de operaciones de baloncesto Jeff Weltman y el gerente general John Hammond. La única excepción fue el gasto excesivo por un base suplente, con Shelvin Macks (dos años, $12 millones) uniéndose a C.J. Watson (luego rescindido) y D.J. Augustin (a quien le quedan tres años y $21.75 millones en su contrato) como beneficiarios del derroche del Magic.

El contrato por 3 años y $18 millones por el ala Jonathon Simmons con garantía parcial de la última temporada fue mejor inversión del espacio entro de tope salarial de Orlando. El Magic también atrapó al puesto 5 Marreese Speights por el mínimo, agregando opciones al frente, y obtuvo valor sólido al tomar a Jonathan Isaac como sexto seleccionado.

Philadelphia 76ers: B+

Luego de conseguir a través de cambios ir del No. 3 al No. 1 en el draft a fin de sumar a Markelle Fultz a su grupo de estrellas, los Sixers de forma inteligente se mantuvieron discretos en lo que a gastos se refiere este verano, ofreciendo contratos de un año en la agencia libre. JJ Redick ($23 millones) y Amir Johnson ($11 millones) firmaron por tarifas superiores a las del mercado, mejorando las oportunidades de Filadelfia de llegar a los playoffs, y permitir a los 76ers a perseguir a un colaborador más joven en la próxima temporada muerta.

Me pregunto si los Sixers pudieron haber cambiado de planes si hubieran sabido que los Pistons no intentarían con Caldwell-Pope, convirtiéndolo en agente libre sin restricciones. No obstante, Filadelfia podría intentar de nuevo con Caldwell- Pope el próximo verano, y Bradley podría ser mejor para el núcleo joven de los Sixers. A Filadelfia le quedan cerca de $15 millones a fin de renegociar y extender el contrato del alero bajo Robert Covington y pueden también extender al pívot Joel Embiid antes que se convierta en agente libre sin restricciones.

Toronto Raptors: B

Masai Ujiri resistió la tentación de disolver un roster exitoso que podría competir en una Conferencia del Este sin LeBron James. Los Raptors ratificaron al base Kyle Lowry por una tarifa razonable: tres años y $93 millones más incentivos. No hay valor importante con Serge Ibaka, a quien se le retribuirá con $65 millones durante los próximos tres años. Toronto trabajaba con límites financieros ya que el impuesto al lujo los amenazaba, por lo cual necesitaron desechar a Joseph y entregar un puesto de selección en primera ronda a fin que los Nets tomaran a Carroll.

Los movimientos con fines de ahorro permitieron a los Raptors poder utilizar su excepción de nivel medio para equipos no pechados con impuesto al lujo para tomar a C.J. Miles, mejor anotador que Carroll pero distinto en lo que a defensiva se refiere. Mi gran preocupación radica en la forma en la cual Toronto podrá llenar los minutos en los cuales Ibaka no juegue en la posición de alero alto. Miles está dramáticamente restringido para jugar esa posición, lo cual significa que Toronto podría depender de Pascal Siakam, quien está en su segundo año, y exigirle que tome un paso importante. La forma en la cual los Raptors tomen esos minutos podría determinar cómo podrían hacer movimientos esta temporada, si deciden hacerlos.

Washington Wizards: C

No sé si habrán escuchado antes, pero los Wizards han quedado limitados por el impuesto al lujo este verano. Al contrario de otros equipos en el Este que han buscado formas de evitarlo, Washington está por encima del límite por $7 millones con un roster completo luego de igualar una oferta máxima de los Brooklyn Nets al alero bajo Otto Porter.

Con esto en mente, las consideraciones fiscales condujeron a los Wizards a permitir que Bogdanovic se fuera y lo han reemplazado con un Jodie Meeks más asequible por dos años y $7 millones. Prefiero a Meeks sobre Bogdanovic, sin embargo, Washington pudo haber esperado por uno de los escoltas que quedan en el mercado, incluyendo a Gerald Henderson Jr. y Anthony Morrow. Tim Frazier, recién adquirido y proveniente de los New Orleans Pelicans por un puesto de últimas fases en segunda ronda, debería mejorar uno de los puntos débiles en apoyo a John Wall.

^ Al Inicio ^