NBA Equipos
Kevin Pelton | ESPN.com 80d

El Oeste: ¿Quién lo hizo mejor y peor en el draft, cambios y agencia libre?

Ya julio y la mayor parte de las negociaciones de agencia libre pasaron a la historia. Por ende, este es un buen momento para revisar los movimientos hechos por los equipos a fin de tratar de mejorar sus plantillas, con miras a la próxima temporada 2017-18 y más allá.

Estas son mis calificaciones para los equipos de la Conferencia del Oeste, basados en la forma en la cual aprovecharon las oportunidades disponibles para hacer adiciones a sus rosters a través de la agencia libre, draft y cambios. Se calificó a los equipos de acuerdo a las circunstancias que tenían bajo su control, en vez de las decisiones tomadas por agentes libres de ir a otro lado.

¿Cómo le fue a su equipo favorito? Revisemos.


Dallas Mavericks
: A

Con otros equipos en el Oeste recargándose, Mark Cuban ha estado conforme con quedarse quieto. Los Mavericks utilizaron una excepción de canjes para adquirir a Josh McRoberts proveniente del Miami Heat en un pacto que representó $5.1 millones en efectivo y no firmaron agentes libres desde fuera de la organización, mientras esperan llegar a un acuerdo con el agente libre restringido Nerlens Noel en un pacto a largo plazo.

La parte más importante de la temporada muerta para Dallas ha sido el draft, y los Mavericks parecen haber conseguido una ganga en el puesto No. 9 con el base Dennis Smith Jr. proveniente de North Carolina State. Smith fue un novato destacado en la NBA Summer League en Las Vegas y podría convertirse en la pieza clave del próximo gran equipo en Dallas.


Denver Nuggets: A-

A la callada, los Nuggets agregaron uno de los jugadores más consagrados que ha cambiado equipos este verano, firmando al All-Star Paul Millsap con un contrato a tres años y por $90 millones, con opción ejercible por el equipo durante la campaña final. El nivel élite a la defensiva de Millsap y su habilidad de cubrir el tabloncillo lo hacen el complemento ideal para la estrella en ciernes Nikola Jokic en la cancha de Denver.

Además, agregar a Millsap le da a los Nuggets profundidad en la posición de alero alto luego que cambiaron el puesto No. 13 del draft por el
joven alero alto Trey Lyles del Utah Jazz y el puesto No. 24, utilizado para escoger otro hombre puesto 4 (Tyler Lydon, de la Universidad de Syracuse). Aun así, la adición de Millsap hace de Denver favorito para un regreso a la postemporada.


Golden State Warriors: A+

Thanks to Kevin Durant's willingness to take a pair of pay cuts for a combined $9.7 million less than his maximum salary, the defending champs were able to add to the core of the team that went 16-1 in last year's postseason.

Gracias a la disposición por parte de Kevin Durant de reducir su salario en $9.7 millones de su salario máximo, los campeones defensores pudieron agregar piezas a un núcleo de una organización que tuvo marca de 16-1 en la postemporada pasada.

Los Warriors renovaron a los agentes libres clave Andre Iguodala y Shaun Livingston, aparte de traer de vuelta al pívot titular Zaza Pachulia y a las reservas JaVale McGee y David West. Aparte de ellos, Golden State se hará con los servicios de Omri Casspi y Nick Young, quienes proveen mejor capacidad de anotar siendo reservas. Oh, además, los Warriors pudieron ratificar a Stephen Curry con el contrato más lucrativo de la historia de la NBA, y lo hicieron sin tener que concederle una cláusula para vetar canjes u opción ejercible por el jugador en su última temporada.


Houston Rockets: A+

Una temporada muerta muy elogiable ha puesto a los Rockets probablemente como la mayor amenaza a los Warriors esta temporada. Luego que Chris Paul desestimó ir a la agencia libre, Houston pudo agregar al mejor jugador que ha cambiado equipos en la temporada muerta mediante canje, colocando a otra estrella entre las 10 mejores de la Liga junto a James Harden, finalista al premio Más Valioso.

Si bien el pescar a Paul le costó varios hombres clave a los Rockets, éste pudo mantener su excepción de nivel medio, permitiéndole a los Rockets poder firmar a PJ Tucker. Los Rockets, igualmente, pudieron obtener al ex compañero de equipo de Paul Luc Mbah a Moute, otro defensor versátil, y renovaron al valioso pívot de reserva Nene. Houston está tomando riesgos ya que Harden y Paul no están contentos con el hecho que tengan que compartir el balón. Si pueden manejar esta preocupación, los Rockets deberían ser uno de los mejores equipos de la NBA.


LA Clippers: B-

Los Clippers pudieron superar la mala noticia de la partida de Paul a fin de confeccionar un equipo que debería seguir siendo competitivo en la Conferencia del Oeste. Todo ello comenzó al conseguir a tres jugadores de rotación en el canje por Paul, como son los bases Patrick Beverley y Lou Williams, además del alero Sam Dekker. Además, los Clippers pudieron obtener a Danilo Gallinari en un pacto de "firmar y cambiar" que les representó sacrificar un puesto de escogencia en el draft, para después pactar con la veterana estrella europea Milos Teodosic a fin de ayudar llenar el vacío en el puesto de base.

Los contratos a largo plazo a los cuales se comprometieron los Clippers con un Gallinari propenso a las lesiones (de hecho, ya se lesionó su pulgar derecho al golpear a un oponente durante un encuentro de exhibición de la selección italiana) y con Blake Griffin (cinco años a nivel máximo) podría perjudicar su flexibilidad, sin embargo, han podido armar un equipo lo mejor posible sin la presencia de Paul.


La mejor parte de la temporada muerta de los Lakers es la forma en la cual se prepararon para convertirse en factor preponderante en el verano de 2018. Los Lakers utilizaron a D'Angelo Russell como carnada a fin de conseguir que los Brooklyn Nets tomasen el contrato de Timofey Mozgov, liberando casi $20 millones en espacio del tope salarial. A fin de preservar este espacio, los Lakers utilizaron el espacio de este año a fin de pactar con el escolta Kentavious Caldwell-Pope con un lucrativo contrato por un año.

Los Lakers juntarán a Caldwell-Pope con Lonzo Ball, segundo seleccionado del draft, quien satisfizo las altas expectativas puestas sobre él en Las Vegas. Igualmente, los Lakers obtuvieron una buena producción por parte de Kyle Kuzma, seleccionado No. 27, al alzarse con el campeonato de la NBA Summer League.


Memphis Grizzlies: C

Limitados en gastos ante encontrarse muy cerca del área del impuesto al lujo, los Grizzlies tuvieron que tomar decisiones complicadas este verano. Tuvieron que dejar ir a las fichas claves del movimiento Grit 'N Grind Zach Randolph y Tony Allen, este último aún sin firmar.

Memphis hizo una apuesta moderada con Ben McLemore, esperando que sea más eficiente afuera, pagándole $10.7 millones por dos años a pesar de no contar con un récord productivo en su actuación en la NBA. Los Grizzlies consiguieron maximizar el valor de Tyreke Evans al firmarlo por un año y $3.3 millones, y deberían renovar al alero alto titular JaMychal Green a un precio razonable, ya que sus opciones como agente libre restringido son pocas.


Minnesota Timberwolves: A

Los Timberwolves parecen estar bien ubicados a fin de poder terminar con la sequía más larga de apariciones en postemporada actualmente en la NBA (13 temporadas y contando) luego de cambiar a Kris Dunn, Zach LaVine y el puesto de selección No. 7 en el draft a los Chicago Bulls por Jimmy Butler y la selección No. 16. Dunn fue inefectivo como novato, y la pobre defensiva de LaVine representó que Minnesota pudo mantenerse competitivo sin él durante la temporada pasada, por lo cual Butler debería representar una mejoría considerable

El agregar a Butler hizo de Ricky Rubio una pobre adición a la defensiva, por lo cual los Timberwolves lo enviaron al Utah Jazz por un posible puesto de primera ronda en el draft futuro y firmaron como reemplazo a Jeff Teague. Las otras contrataciones de Minnesota parecen ser peores en cuanto al valor que representan. Los Timberwolves le dieron a un Taj Gibson ya mayor $28 millones por dos años y firmaron a Jamal Crawford con su excepción de espacio en el tope salarial en vez de traer a un colaborador puesto 3 y defensor que hubiese apoyado mejor a sus titulares. Aun así, la operación Butler resultó tan bien que esta temporada muerta les representó una calificación de A.


New Orleans Pelicans: C-

Luego de ratificar a Jrue Holiday por un monto hasta de $150 millones y cinco años, incluyendo incentivos, los Pelicans contaron con poca flexibilidad para poder quedarse por debajo del umbral del impuesto al lujo. El contrato de mayor cuantía que les quedaba recayó en el base Rajon Rondo ($3.3 millones por un año), un movimiento que seguramente redundará en tener a Holiday frecuentemente jugando como escolta, posición en la cual es menos efectivo.

La única verdadera adición de Nueva Orleans a los lados ha sido Darius Miller, el seleccionado en segunda ronda de 2012 por parte de ese equipo quien pasó las últimas dos temporadas jugando en Alemania tras una mala estadía en la NBA. Las estadísticas de Miller en Europa no significan que sea capaz de satisfacer la necesidad de los Pelicans de hombres puesto 3 con habilidad defensiva.


Oklahoma City Thunder: A+

El negociar a Victor Oladipo y Domantas Sabonis a los Indiana Pacers a cambio de Paul George no fue siquiera un riesgo para el Thunder, ya que Oladipo fue pagado de forma justa, o incluso en exceso, por $21 millones al año y Sabonis fue inefectivo de novato.

Luego del sorprendente canje, Oklahoma City llenó su roster con jugadores de buen valor. Patrick Patterson es una buena opción como puesto 4 y una ganga dentro de la excepción de nivel medio para contribuyentes del impuesto. Raymond Felton, firmado al mínimo para vetearnos, debería representar una mejora representante como respaldo de Russell Westbrook. Y un nuevo contrato por tres años y $30 millones por André Roberson es ajustado a lo que requiere un defensor élite.


Phoenix Suns: C

Desde el momento en el cual escogieron a Josh Jackson en el puesto No. 4 del draft, los Suns básicamente descansaron durante la temporada muerta. Tras rumores que los vincularon con aleros altos veteranos, cambiaron el rumbo y se concentraron en armar equipo alrededor de su juventud, dándole al gerente general Ryan McDonough un nuevo contrato a largo plazo y agregando al veterano de la NBA James Jones a su gerencia.

Con la ratificación del pívot Alan Williams, a Phoenix le quedan cerca de $6 millones en espacio dentro del tope salarial. Esta cifra podría incrementarse si los Suns firman nuevamente al agente libre restringido Alex Len con un contrato que le pague una cifra menor a los $12 millones de su retención dentro del tope salarial. De ser ese el caso, Phoenix quedaría en posición de poder aprovechar un mercado gobernado por los compradores a fin de agregar salario a mitad de temporada.


Portland Trail Blazers: B-

Luego de haber arrancado el verano con $40 millones programados para pagar en impuestos al lujo, los Blazers nunca podían ser factores de peso en la agencia libre, tras haber gastado dispendiosamente el año pasado. Portland pudo bajar sus cargas de gastos dramáticamente sin usar ningún puesto de selección en el draft al enviar a Allen Crabbe a los Brooklyn Nets a cambio de Andrew Nicholson.

No estaba muy adepto a ver a los Blazers cambiar sus puestos Nos. 15 y 20 a fin de subir al 10 y llevarse al pívot de la Universidad de Gonzaga Zach Collins, quien tuvo dificultades a la hora de anotar en los partidos veraniegos. Portland tiene un poco de congestión en la parte delantera tras seleccionar a Collins y Caleb Swanigan en el draft durante la primera ronda.


Sacramento Kings: C

Contrario a lo visto en temporadas muertas en el pasado, los Kings evitaron hacer pasos en falso. No obstante, me cuesta creer que este ha sido un verano particularmente fuerte para ellos. Primero, las buenas noticias. Me gusta el hecho que Sacramento continúa acumulando hombres tomados puestos de selección en primera ronda. Gracias a los canjes, los Kings ahora cuentan con seis reclutados en primera ronda durante los últimos dos años, la mayor cantidad de equipo alguno en la NBA. Sacramento también hizo una buena negociación con el base George Hill, a quien se le garantiza $40 millones como parte de un pacto por tres años y $57 millones.

Con eso en mente, los Kings gastaron fuertemente a fin de sumar mentores veteranos a fin de contribuir con el desarrollo de sus jóvenes, gastando $32 millones combinados con Vince Carter y Zach Randolph. Estos contratos le ayudarán a Sacramento evitar tener que agregar puestos de selección adicionales al aumentar su carga salarial. Adicionalmente, si bien los Kings ganaron el draft en cuanto a la cantidad, sus puestos de selección no dieron buenos resultados en lo general, de acuerdo a mis proyecciones.


San Antonio Spurs: D+

Hemos aprendido a las malas el no dudar de los Spurs, pero su temporada muerta es difícil de entender. Luego que Pau Gasol declinó, San Antonio tenía la oportunidad de liberar un espacio significativo en su cuota dentro del tope salarial. Por el contrario, los Spurs operaron por encima del tope salarial y renovaron a Gasol por tres años y $49 millones, un contrato que se muestra como una compensación excesiva y que afecta fuertemente el espacio de tope salarial del próximo verano.

Por si tener menor flexibilidad en el futuro fuese poco, San Antonio no pinta haber mejorado en la actualidad. Si bien agregar a Rudy Gay le da a los Spurs mayor habilidad para contar con Kawhi Leonard como alero alto en alineaciones pequeñas, y esto asumiendo que Gay se recupera de su talón de Aquiles, San Antonio perdió un solvente defensor con Jonathan Simmons. Los Spurs cuentan con Gay y el novato Brandon Paul a fin de llenar este vacío.

San Antonio tampoco se ocupó del puesto de base aparte de ratificar a Patty Mills, lo cual significa que o bien Dejounte Murray o el novato Derrick White deberán jugar minutos dentro de la rotación hasta que Tony Parker regrese a mitad de campaña. Ninguno de ellos se mostró efectivo en la Summer League.


Utah Jazz: B-

Como fue el caso de los Clippers, no tomo en cuenta la decisión de Hayward de irse a otro lado, sino la forma en la cual el Jazz respondió al acontecimiento. Sin reemplazos razonables disponibles, Utah dividió su espacio dentro del tope salarial entre las reservas Jonas Jerebko, Thabo Sefolosha y Ekpe Udoh. Todos ellos son favoritos de la métrica real plus-minus de ESPN y deberían ayudar a mejorar la profundidad y defensiva de Utah, además que todos tienen salarios sin garantías para 2018-19.

Agregando a Donovan Mitchell, quien dominó defensivamente durante la Summer League, Utah parece haber mejorado un grupo que terminó tercero en la NBA en cuanto a puntos por posesión durante la pasada campaña. La pregunta para Utah es: ¿quién va a anotar? Quizás se le pida a Mitchell el asumir una pesada carga sobre sus hombros, considerando que es novato. Utah también podría lamentar el pagarle a Joe Ingles $50 millones durante los próximos cuatro años, aunque un salario descendiente podría mitigar algo de ese riesgo asumido a largo plazo.

^ Al Inicio ^