NBA Equipos
Dave McMenamin | ESPN.com 101d

¿Manipulación o juego limpio? Las cosas nunca están claras

La NBA impuso una multa sin precedentes por la cantidad de $500.000 a la organización de Los Angeles Lakers el pasado jueves debido a violaciones de las reglas anti manipulación de la liga, conocidas de forma notoria por lo engorrosas que son.

La multa se produjo luego que las autoridades de la Liga advirtieron a los Lakers con respecto a la aparición del Presidente del equipo Magic Johnson en el programa "Jimmy Kimmel Live!" De la cadena televisiva ABC el pasado mes de abril, cuando hizo un chiste con respecto a que Johnson haría una especie de gesto en guiño a Paul George, entonces miembro de los Indiana Pacers, si este se lo encontrase en Los Angeles durante el verano, para indicarle de forma disimulada "ven a jugar con nosotros".

La investigación de la Liga determinó que el Gerente General de los Lakers, Rob Pelinka, y el agente de George, Aaron Mintz, tuvieron discusiones en las cuales surgió el nombre de George y Pelinka ofreció una "expresión de interés prohibida" a Mintz.

El hallazgo se asemeja un poco a un agente de tropas estatales deteniendo a un solo auto cuando el resto de los que están en el tráfico exceden los 160 kilómetros por hora, o si la NCAA, autoridad del deporte universitario en los Estados Unidos, decidiera investigar a una universidad en especìfico por una infracción cuando el romper esa regla es un hecho notorio entre todos los miembros de una conferencia. Lo mismo, si hay una regla en pie que no puede ser universalmente cumplida, a los que se atrapan infringiendola terminan siendo hasta, de cierta forma, objetos de lástima.

Un ejecutivo de la Conferencia del Oeste al cual ESPN le consultó el jueves, indicó que la Liga estaba "por lo menos intentando tener seriedad" con respecto a la manipulación. Sin embargo, agregó que la penalidad apropiada para lo hecho por los Lakers debía ser por lo menos de $1 millón o el quitársele una escogencia de segunda ronda en el draft a fin que sea un "fuerte elemento disuasivo" a fin de evitar que otros equipos tengan conductas similares. Otro Gerente General de la Conferencia del Este sugirió que se debe implementar alguna especie de sistema de suspensiones.

Pelinka, mediante un comunicado, indicó que "respetamos y aceptamos la decision de la NBA en este tema". No puede alegar ignorancia con respecto a la regla. Un entrenador de la Conferencia del Oeste indicó a ESPN que "estamos constantemente bombardeados por parte de las oficinas de la NBA con información sobre las reglas de manipulación".

Sin embargo, otros acusan la existencia de la norma antes de culpar a Pelinka.

"La NBA es una estructura incestuosa para empezar", dijo un agente prominente a ESPN. "Los agentes representan a múltiples jugadores con múltiples equipos. Las cosas nunca son claras".

Si bien esta cita puede sonar auto complaciente, hay que pensar en las restricciones que la NBA intenta colocar con respecto a conversaciones naturales que son casi inevitables. Mintz no solo representa a George. También hace lo propio con Julius Randle de los Lakers y con D'Angelo Russell, ex miembro de los Lakers.

Sin duda, Pelinka y Mintz han tenido innumerables discusiones con respecto a ambos jugadores. Cuando Los Ángeles buscaba cambiar a Russell, era lógico que Melinka hablase con Mintz con respecto a todos los posibles escenarios que tuviesen que ver con su cliente, incluyendo, quizás, uno que hubiese tenido a George llegando a California, proveniente de Indiana.

Tratar de evitar el libre flujo de ideas entre Gerentes Generales y equipos seria un intento por parte de la NBA de hacer ver que no es un acto para complacer a los dueños de equipos, que sienten que deberían tener total control sobre sus jugadores.

Además, están los innumerables ejemplos de vías aprobadas por la NBA en las cuales entrenadores y ejecutivos pueden interactuar con jugadores de equipos rivales y no hay ningún problema. ¿Ejemplos? La selección de baloncesto de Estados Unidos. El juego de estrellas. Baloncesto sin fronteras.

"Hacer nexos cercanos de esa forma es mucho mas valioso que con una conversación", indica el agente.

Durante mucho tiempo, la NBA ha sido un negocio lleno de paranoia. Los equipos perciben que sus informes de scouting son propiedad intelectual sagrada, aun cuando muchos equipos tienen jugadas similares. Hace varias temporadas, el asistente al entrenador de los Golden State Warriors Darren Erman llegó incluso a grabar de forma secreta las reuniones del staff de entrenadores cuando no se encontraba presente, lo cual condujo a su despido. Es una práctica común por parte de un coach jefe de seleccionar a mano su staff completo por temor que alguien tenga mayor lealtad hacia la gerencia que a este mismo si no es el caso que este entrenador lo haya contratado.

Todo el concepto de "manipulación" es producto de esa paranoia. Pero, a menos que la NBA decida convertirse en una especie de Gran Hermano y monitoree a todos sus miembros todo el tiempo, la norma podrá ser violada fácilmente. Como indica otro agente a ESPN: "¿No quieres dejar huella con un montón de mensajes de texto en el celular corporativo? Hay formas de hablar en persona".

Entonces, si la manipulación es difícil de monitorear y peor aun en caso de castigos cuando se atrapa a alguien con las manos en la masa, ¿Cuáles son las esperanzas que la NBA pueda hacer algo para disminuir este comportamiento con el reciente castigo a los Lakers?

Y además, ¿Qué representa medio millón de dólares para un club de la NBA? De hecho, el contrato de los Cleveland Cavaliers con la marca de llantas Goodyear por parches en sus camisetas vale cerca de $12 millones al año, de acuerdo a lo revelado por fuentes de la Liga a ESPN. Acaso, ¿me quieren decir que no vale la pena asumir el riesgo de tomar una vigésima cuarta parte de esa catarata de ingresos a fin de contactar a un jugador para intentar atraerle hacia los Cavaliers antes de convertirse en agente libre, con la intención de hacer una diferencia?

Y, el hombre con la camiseta numero 23, con ese logo interesante de la ala y el pie sera un blanco tan tentador como cualquiera que pueda existir, durante la próxima campaña.

Si un equipo, de verdad, quiere hacerse con los servicios de LeBron James en el verano de 2018, cuando pueda potencialmente convertirse en agente libre, ¿Qué puede detenerle para intentar ese proceso aquí y ahora?

Múltiples fuentes dentro de la NBA sugieren a ESPN que un factor importante que motivó a Kentavious Caldwell-Pope a firmar con los Lakers por un año y $18 millones en la temporada muerta es que Caldwell-Pope tiene el mismo agente que James, Rich Paul.

Ahora, los Lakers pueden pasar un año completo en comunicación con Paul, mostrándole como manejan su organización, almorzando o cenando juntos, etc, y todo será protegido por el escudo que representa la relación entre los Lakers y Caldwell-Pope, incluso si se demuestra que tendría alguna influencia en la decisión que en definitiva tome James.

Con respecto a la posibilidad que los equipos sean más discretos en su posible búsqueda de seducción a James, una fuente de la Liga familiar con los periodos previos en los cuales James ha sido agente libre, indica que la mayoría de los clubes lo verían como "perder el tiempo" porque es sabido por todos que James prefiere tener control en vez de ser persuadido.

Si la NBA intenta manejar de forma muy celosa cada movimiento de una de sus mayores estrellas seria como morder la mano que le da de comer. Quizás eso explique el por que la NBA no intentó aplicar sanciones por manipulación citando beneficios impropios, cuando James estuvo de vacaciones el verano pasado en Italia junto al presidente de los Denver Nuggets, Josh Kroenke, en el yate que pertenece al padre de este ultimo, el dueño de la franquicia de Denver, Stan Kroenke.

El propietario de los Cavaliers Dan Gilbert contrató un bufete privado de abogados a fin de investigar si el presidente del Miami Heat Pat Riley incurrió en manipulación a fin de llevar a James a South Beach en 2010. La NBA desestimó las acusaciones de Gilbert y exoneró al Heat de cualquier conducta impropia.

Si James decide ir a otro equipo el próximo verano, habrá que ver si Gilbert decide buscar posibles conductas de manipulación.

Más allá de la situación de James, hay que preguntarse si hubo manipulacion cada vez que se escuche de un pacto multimillonario alcanzado a las 9:01 de la noche, hora del Pacífico de los Estados Unidos, en la noche de apertura de la agencia libre. Lo mismo habrá que sospechar cada vez que se haga una negociación de la nada.

Como dijo un asistente al entrenador de un equipo de la NBA a ESPN: "No sé si algún día se podrá detener".

^ Al Inicio ^