<
>

Tim Duncan recauda fondos para ayudar a las Islas Vírgenes tras Irma

play
San Antonio Spurs, los protagonistas (1:17)

Conoce a las principales figuras del Spurs para la temporada de 2017-18. (1:17)

SAN ANTONIO – Tim Duncan, ex jugador ya retirado de los San Antonio Spurs, escribió un artículo apasionado el viernes en el Players Tribune pidiendo donaciones para ayudar a los esfuerzos de reconstrucción y alivio en las Islas Vírgenes, y para este sábado él ya había superado más de la mitad de su objetivo de recaudar un millón de dólares.

Sólo una semana después de comprometerse a donar 250.000 dólares a los esfuerzos de socorro en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos para los afectados por la devastación causada por el huracán Irma, la leyenda de los Spurs ofreció su tiempo el viernes ayudando con la distribución de alimentos para los habitantes de la región.

Duncan es uno de apenas cuatro jugadores de la historia de la NBA que proviene de las Islas Vírgenes, y él escribió sobre la importancia de la ayuda inmediata y consistente que él mismo aprendió tras sufrir al Huracán Hugo a los 13 años de edad en 1989. Hugo era un Categoría 5. Ante la inminente llegada adicional del Huracán José, Duncan escribe: “Es ahora cuando el tiempo no sobra”.

Duncan es una de las figuras más idolatradas de San Antonio y probablemente no deba esperar mucho tiempo para recibir ayuda de parte de ex compañeros como Tony Parker y Manu Ginóbili, al igual que de su ex entrenador Gregg Popovich y el gerente general R.C. Buford. Duncan todavía ejercita frecuentemente junto a los Spurs en el predio del equipo y hasta cuenta con un casillero propio en la sala de los entrenadores al lado del vicepresidente de operaciones Monty Williams.

Los Spurs se reunieron como organización para buscar la manera más eficaz de ayudar a aquellos afectados por el Huracán Harvey, el cual azotó a Houston a fines de agosto, e hicieron un montón de donaciones que no fueron publicadas. Así que es muy posible que los Spurs se manejen de forma similar en esta situación.

Duncan prometió que cada dólar recaudado irá directamente a ayudar a las Islas Vírgenes. El ex ala pivot inició sus esfuerzos de recaudación de fondos con una cuenta de YouCaring y una contribución inmediata propia de 250 mil dólares mientras también prometió que igualaría cada donación hecha hasta llegar al primer millón de dólares.

Duncan mencionó que él está empezando el proceso de formar un equipo que maneje los esfuerzos de ayuda, y también tiene pensado mandar un avión chárter repleto de suministros desde San Antonio a St. Croix.

Duncan también está aceptando donaciones de bienes materiales de parte de aquellos que no sean capaces de donar dinero para el vuelo de la semana que viene a St. Croix. Duncan explicó lo útiles que fueron los bienes en lata para su familia tras el Huracán Hugo.

“Yo sobreviví con esas cosas tras Hugo. Chef Boyardee era mi aliado”, Duncan escribió.

“Un centro de distribución había sido instalado en nuestro vecindario, y latas de Chef Boyardee eran la única comida disponible para nosotros. Tang era genial, también, si lo tenían en el paquete más reciente. Hervíamos agua para asegurarnos de que era potable, y luego le mezclamos al polvo del Tang”.

“Así que esta semana yo he estado pensando mucho en esas latas”, agregó Duncan. “Ya que ellas eran un envío de Dios. Eran mágicas para mí. Alguien las había mandado -- no sabía quién, o cual organización, pero alguien las había mandado. Yo estaba tan contento y agradecido. No porque me hayan encantado -- yo probablemente no he tenido Chef Boyardee de comer desde aquel entonces – pero porque esa comida era necesaria. Nos ayudó a sobreponernos”.

“Islas como la nuestra tienden a ser olvidadas tras las tormentas. Somos remotas, lo cual dificulta la tarea de enviar suministros rápida, barata y adecuadamente. Mucha gente no piensa en las Islas Vírgenes como la casa de alguien, sino como un lugar de vacaciones -- yo solo me di cuenta de ello cuando era mayor’.

Es interesante que el Huracán Hugo de 1989 jugó al menos un rol pequeño en la eventual carrera digna del Salón de la Fama de Duncan en la NBA. Duncan ni siquiera comenzó a jugar al básquetbol hasta los 14 años de edad.

Antes de ello, Duncan era reconocido como un campeón de la natación en St. Croix, la misma ciudad donde su hermana Tricia logró llegar a disputar los Juegos Olímpicos de 1988 (él quebró los récords de la isla en 50 y 100 metros libres y estaba ubicado en la cima de los rankings estadounidenses en 400 metros libres entre los chicos de su edad).

Sin embargo, el Huracán Hugo destruyó la única piscina olímpica de la ciudad. Duncan intentó nadar en el caribe, pero le tenía miedo a los tiburones y los elementos naturales del océano no se prestaban a un entrenamiento olímpico apropiado. Además, la mamá de Duncan, Ione, se murió a causa de cáncer de mama un día antes de su cumpleaños número 14.

Duncan eventualmente perdió interés en la natación y se metió en el básquetbol.

En realidad Duncan no está seguro sobre si él siquiera hubiese agarrado un balón de básquetbol si no hubiese sido por Hugo. En 1995, le habían preguntado si él hubiese formado parte de la delegación olímpica de 1992 como nadador.

“Probablemente”, Duncan le dijo al diario Los Ángeles Times. “Eventualmente. No hubiese sido tan repentino, pero yo creo que eventualmente me hubiese inclinado por el básquetbol”.