NBA Equipos
Bruno Altieri 20d

Rumbo a 2017-18: Cleveland Cavaliers

Rumbo al inicio de la temporada 2017-18 de NBA, analizaremos todos los equipos de la temporada. 

He aquí nuestra guía, que incluye información que se debe conocer, incluyendo nuevas alineaciones y análisis global de equipo con expectativas.

Dicho esto, avancemos.

Nota: NG = Sin garantizar; 2W = doble vía; R = restringido; INJ = lesionado

* Se utilizó para esta nota información de la columna de Bobby Marks en ESPN.com


CLEVELAND CAVALIERS

Salario garantizado (2017-18): $139,728,308

Penalidad de impuesto: $78.4 millones

Excepciones: $2.5 millones de nivel medio, $4.8 millones y $2.2 millones excepciones de intercambio

Restrictions

• Kyle Korver, Jose Calderon, Jeff Green y Derrick Rose no pueden ser transferidos hasta el 15 de diciembre.

¿Qué esperar de los Cavaliers?

Cuando se produjo el cambio que vinculó a Kyrie Irving e Isaiah Thomas, se buscó un ganador de pulseada entre Cavaliers y Celtics. Sin embargo, los movimientos que sucedieron a ese cambio obligan a pensar en una versión superadora de Cleveland. No es lo mismo pensar en Thomas que pensar en Thomas, en Derrick Rose y Dwyane Wade.

¿Pequeña diferencia, no?

Cleveland se quedó corto en las Finales de la NBA pasadas ante los Warriors y padeció algunos problemas de traslado (quitando a Irving) que obligaron a la directiva a tomar cartas en el asunto. Es cierto, vivimos en un básquetbol que hoy es puro ritmo y vértigo, lo que obliga a preguntar si los veteranos que llegan como adición podrán sostener la velocidad de los equipos relámpago de la NBA. Creo que, a esta altura, todos sabemos de lo que estamos hablando.

Dicho esto, es obvio que Tyronn Lue tendrá en sus manos un combo de talento y experiencia único en el básquetbol mundial, Esta recolección desmedida de estrellas tiene una sola razón para reunirse en una misma ciudad: derrocar a los Warriors tras la llegada de Kevin Durant. Por ahora, y pese a los esfuerzos del resto de los mortales en la temporada baja, la NBA parece seguir siendo cosa de dos. Por supuesto, los campeonatos hay que jugarlos.

Después de tantos años queda claro que los límites fueron hechos para derribarse.

^ Al Inicio ^