NBA Equipos
Kevin Pelton | ESPN.com 70d

NBA pierde la oportunidad de que los mejores estén en el All-Star

Los cambios que la NBA anunció en su formato de Juego de Estrellas el martes, que tendrá dos capitanes que elegirán equipos en lugar de enfrentarse las Conferencias Este y Oeste, deberá ayudar a crear más competitividad -y tal vez incluso defensiva- en lo que se ha convertido en una práctica de alto perfil.

Pero la NBA pierde una oportunidad de asegurarse que los mejores 24 jugadores estén en la duela en el Juego de Estrellas esta campaña en el Staples Center en Los Ángeles.

Aunque los jugadores ya no representarán a sus conferencias, la liga todavía planea elegir 12 jugadores del Este y 12 del Oeste. Con un Oeste dominante en término de talento estrella, ahora es el momento adecuado, más allá del tiempo, para cambiar esa parte del proceso de selección.

Una historia de dominio del Oeste

Como la Conferencia Oeste ha tenido la ventaja en la duela ante el Este en la última década, el Este ha ganado un porcentaje de enfrentamientos entre conferencias solo una vez (en 2008-2009) desde el comienzo de la década del 2000, naturalmente, el Oeste tuvo la mayor parte del talento estrella de la NBA.

Basado en las victorias por encima del jugador de reemplazo (WARP) acumulado por los 12 jugadores seleccionados originalmente en el roster (antes de los reemplazos de lesiones), el Oeste ha superado al Este en16 de las últimas 18 temporadas, con 2009 y 2011 como las dos excepciones.

Esto no se traduce necesariamente en un desbalance en los resultados en el Juego de Estrellas. Mientras el Oeste ha ganado 12 de los últimos 18 Juegos de Estrellas -incluyendo ambas veces que el Este ha tenido más WARP, extrañamente- la mayoría han estado relativamente cerca, con solo cinco de esos juegos que se decidieron por más de 10 puntos. Sin embargo, ha tenido un impacto importante en que los jugadores estén en la duela. El desequilibrio solo es probable que empeore esta temporada.

El talento All-Star migra al Oeste

Aunque el equipo Oeste All-Star ya tenía una ventaja de 21 WARP sobre el Este la temporada anterior, podemos esperar que la brecha crezca en el 2017-2018 -como Fievel en An American Tail, el talento All-Star de la NBA se va al Oeste-.

De los 13 jugadores en el roster del Este el año pasado, incluido el sustituto por lesión Carmelo Anthony, cuatro han cambiado de conferencia. Además de Anthony, Jimmy Butler y Paul George también fueron cambiados del Este al Oeste por jugadores jóvenes, mientras Paul Millsap firmó con los Denver Nuggets como agente libre.

Sin embargo, el Este ha añadido solo un All-Star del Oeste: Gordon Hayward, quien firmó con los Boston Celtics. Agregue una lesión de cadera que se espera mantenga al margen hasta enero al base All-Star del Este, Isaiah Thomas, de repente hay lugares vacíos para llenar en el roster del Este.

De los 24 mejores jugadores proyectados en 2017-2018 por el WARP de mi sistema de proyección SCHOENE, 17 juegan en la Conferencia del Oeste. Lo mismo ocurre con los mejores 24 jugadores en el ESPN real más menos plus (RPM). Al menos cinco de estos jugadores, que merecen ser un Jugador Estrella si las alineaciones fueran elegidas sin importar la conferencia, quedarán fuera cuando se elijan los rosters iniciales. Mientras tanto, un número de jugadores menos merecedores del Este se dirigirá a Los Ángeles para el Juego de Estrellas.

Ganadores y perdedores de la reforma al Juego de Estrellas

El lado positivo del actual formato del Juego de Estrellas es que dará a jóvenes talentos en el Este la oportunidad de brillar en la etapa del Juego de Estrellas. Kristaps Porzingis, de los New York Knicks, y Myles Turner, de los Indiana Pacers, son un par de jugadores de tercer año con oportunidad de reclamar un lugar en el Juego de Estrellas, con Bradley Beal de los Washington Wizards como otro fuerte contendiente del Juego de Estrellas por primera vez. (Beal debería ser elegido sobre Anthony como un reemplazo el años pasado).

Sin embargo, los jugadores jóvenes del Oeste probablemente no tendrán la misma oportunidad con 15 jugadores que tuvieron un lugar en el Juego de Estrellas del 2017 y competirán por solo 12 lugares. Es una mala noticia para Karl-Anthony Towns de los Minnesota Timberwolves y Rudy Gobert del Utah Jazz, dos estrellas en ascenso que probablemente estarán entre los 24 mejores jugadores de la liga, pero no entre los 12 primeros en el Oeste.

Peor todavía es el destino de las damas de honor de mucho tiempo como Mike Conley de los Memphis Grizzlies, uno de los mejores jugadores que nunca estuvieron en un Juego de Estrellas. Conley, con 12.5 de WARP la temporada pasada, habría clasificado séptimo en el Este, pero lo colocó en el puesto 13 entre los jugadores del Oeste y en el lado equivocado de la burbuja del roster del Juego de Estrellas.

En contraste con Conley es Joe Johnson, del Utah Jazz, quien pasó sus primeros años en el Este con los Atlanta Hawks y los Brooklyn Nets. Johnson es un siete veces Jugador Estrella a pesar de la acumulación de apenas más WARP en su carera de 17 años (70) que Conley quien tiene 10 temporadas en la NBA (68).

Dado el papel importante que desempeñan las selecciones All-Star en las discusiones del Salón de la Fama, es crucial que nuestras selecciones ayuden a dar forma a los legados de los jugadores. Ya es hora de que la NBA seleccione a los 24 mejores jugadores para un Juego de Estrellas. Particularmente ahora que las dos conferencias ni siquiera cuadran en la duela, no hay un buen argumento en contra de hacer un cambio más al proceso.

^ Al Inicio ^