NBA Equipos
Martín Bater | ESPN Digital 40d

Previa de la División Atlántica: Muchas promesas, pocos cambios

Joel Embiid volvió a convertirse en el centro del universo de la NBA este lunes al firmar una extensión de contrato con los Philadelphia 76ers que tomó por sorpresa a todos por cinco años y 148 millones de dólares que podrían llegar a convertirse en 178 millones con cláusulas e incentivos incluidos. Esto parece ser una mala idea, pero yo no soy el que confía en el “Proceso”.

¿Por qué no esperar a que él dispute más de 31 partidos en una misma temporada antes de recompensarlo con un promedio de 29.6 millones de dólares al año, un monto superior al que cualquier otro pivot de la liga gana esta temporada?

Le podrían haber ofrecido ese mismo vínculo como agente libre restringido en julio del 2018.

¿Qué les hace pensar que el mismo tipo que se pasó gran parte de su única campaña en la Universidad de Kansas y 34 de sus 36 meses en Filadelfia rehabilitando diversas lesiones de repente se convertirá en un pilar de la franquicia durante la próxima media década?.

Porque los antecedentes de otros gigantes con historiales kilométricos de lesiones son tan alentadores…

Embiid, sin embargo, es apenas una de varias interrogantes primordiales en una División Atlántica que ha sido ganada por los Boston Celtics o los Toronto Raptors durante seis de los últimos siete años.

1. Boston Celtics

Marca en la temporada 2016-17: 53-29

Principal figura: Kyrie Irving

Fortaleza: Potencia ofensiva

Debilidades: Merma de solidez defensiva

Kyrie Irving llegó a Boston para aliarse a Gordon Hayward, derrotar al malvado LeBron James en el reino de Cleveland, y así devolverle la paz y la alegría al humilde recinto de Boston.

Nadie sabe que se puede esperar de parte de un equipo que desarmó la base que terminó la temporada pasada en la cima de la temporada regular y cayó contra los Cavaliers en las Finales del Este sin poder contar con un Isaiah Thomas lesionado.

Thomas ahora tomó el lugar de Irving en Cleveland, mientras que Kyrie ahora le proveerá un poderío ofensivo todavía mayor a los Celtics como base. Tampoco cabe duda que un Hayward capaz de promediar más de 20 puntos por partido y versátil en todos los aspectos ofensivos es superior a lo que Avery Bradley solía poder ofrecer en ese rubro.

Sin embargo, no subestimen al hecho de que la ida de veteranos como Bradley, Jae Crowder y Kelly Olynyk también generará la pérdida de su identidad de guerreros defensivos que permitían el segundo porcentaje más bajo de triples de un rival en la liga.

Los Celtics tendrán que forjar un nuevo mantra colectivo con más fineza y menos garra. Queda por verse si eso será suficiente para regresar a las Finales de la NBA por primera vez desde el 2010, o si desafiar al Rey sigue siendo una misión en vano.

2. Toronto Raptors

Marca en la temporada 2016-17: 51-31

Principal figura: DeMar DeRozan

Fortaleza: El combo DeRozan-Lowry

Debilidad: Falta una superestrella

Los Raptors van a volver a los playoffs esta temporada, ¿pero para qué? Su esperanza tiene que ser que DeRozan de un salto de calidad a lo Paul George. O sea, de gran jugador a superestrella trascendental.

Sino, es más de lo mismo. Ya sabemos lo que Kyle Lowry, DeRozan, Serge Ibaka y Jonas Valanciunas son capaces de ofrecer. Y no, C.J. Miles no cambia la ecuación en lo más mínimo. Miles es un alero mediocre en un equipo que aspira a salir de la mediocridad.

Su mejor apuesta es aprovechar el arranque de la temporada para apilar triunfos mientras los Celtics se van conociendo. Eso es lo que yo te diría si nueve de sus primeros 14 compromisos no serían de visitante con una gira de seis juegos por la costa oeste que comienza con partidos consecutivos en San Antonio y Golden State y luego choques en casa de Boston, Houston y Nueva Orleans.

El limbo puede llegar a ser muy cruel en la NBA, y allí es donde el conjunto canadiense reside destinado a llegar a la postemporada en cuarto o quinto lugar para luego ser eliminado en la primera o segunda ronda.

3. Philadelphia 76ers

Marca en la temporada 2016-17: 28-54

Principal figura: Joel Embiid

Fortaleza: Pericia desde larga distancia

Debilidades: Falta de experiencia y continuidad

Aparentemente, el entrenador de los Sixers está convencido de que Embiid es una de esas personas “que simplemente escuchan la música y saben tocar la canción” dentro de la cancha.

Brown debería anticipar una banda fuera de sintonía durante el arranque de la temporada, ya que su quinteto titular está compuesto de dos novatos (Ben Simmons y Markelle Fultz), un pivot que disputó un tercio de temporada en tres años (Embiid), un refuerzo (J.J. Redick), y Robert Covington.

Sin embargo, varios piensan que los Sixers encontrarán la receta de un hit al contar con la experiencia de un Redick que ha dicho presente en los playoffs cada año de sus 11 de trayectoria, las dos primeras selecciones de los dos drafts más recientes, y con un Embiid que casi iguala a Wilt Chamberlain promediando 28.7 puntos cada 36 minutos como novato.

Simmons es un gran asistidor, Fultz penetra la zona pintada sin temor, Redick es un francotirador, y a Covington no le quema el balón si está en sus manos en instancias decisivas.

Además, Dario Saric debería seguir progresando como relevo tras ser considerado como candidato a Novato del Año la temporada pasada.

No creo que una marca ganadora esté por formar parte de su futuro por primera vez desde el 2012, pero 38 victorias y un pasaje a los playoffs son definitivamente posibles tras años de alquilar espacio en el sótano de la Conferencia Este.

No es para celebrar a lo loco, pero al menos se puede alzar la copa para un brindis.

4. New York Knicks

Marca en la temporada 2016-17: 31-51

Principal figura: Kristaps Porzingis

Fortaleza: Presencia en la zona pintada

Debilidades: Bases inexperimentados

Primero se marchó Phil Jackson, luego se fue Derrick Rose, y luego Carmelo Anthony apagó la luz y cerró la puerta de la esperanza en el Madison Square Garden.

Así quedó solito Porzingis, buscando el picaporte a tientas en la oscuridad mientras afronta siete meses jugando junto a un plantel repleto de piezas que no encajan del todo bien juntas Espero que haya disfrutado el quedar quinto en el EuroBasket junto a Letonia, ya que seguramente no podrá repetir ese milagro en la Gran Manzana.

Lo bueno de este equipo es que Porzingis por fin podrá salir de la sombra de Carmelo y asentarse como referente principal de los Knicks. Además, un joven pivot prometedor como Willy Hernangomez también será titular indiscutido tras disputar 22 de 72 encuentros desde el arranque y promediar 8.2 y 7.0 rebotes la temporada pasada.

Además, Enes Kanter le proveerá un plus ofensivo a la segunda ola de la rotación proviniendo del banco de suplentes.

El problema es que los grandotes necesitan que alguien los habilite. Ron Baker es un armador titular que sería suplente en 27 de los otros 29 equipos, y se ve escoltado por un Tim Hardaway Jr. sobreestimado financiera y basquetbolísticamente por la misma franquicia que alguna vez lo supo desechar.

En otras palabras, los Knicks no van a ningún lado.

5. Brooklyn Nets

Marca en la temporada 2016-17: 20-62

Principal figura: D’Angelo Russell

Fortaleza: Rebotes defensivos

Debilidades: Falta de recambio, tiradores, defensa, y el peso de su mera existencia

D’Angelo Russell y Timofey Mozgov arribaron provenientes de Los Ángeles tras ganar 26 juegos con los Lakers para convertirse en titulares y, en el caso de Russell, flamante símbolo de la esperanza en el “otro” equipo de Nueva York.

También llegó DeMarre Carroll, el alero que se supone le dará un aire de legitimidad a una defensa que terminó anteúltima permitiendo 112.5 puntos por partido la temporada pasada jugando para su séptimo equipo en nueve años. Carroll decepcionó a los Toronto Raptors al no ser el candado que era capaz de encerrar a LeBron James en Atlanta.

Quizás el regresar a Estados Unidos y jugar a toda velocidad junto al combo de Russell y Jeremy Lin le haga recordar su mejor nivel mientras los Nets superan a los New York Knicks en la tabla de posiciones por primera vez desde el 2015.

Es probable que la putrefacción de la Conferencia Este los mantenga en la “pelea” por el octavo y último boleto a los playoffs hasta febrero, pero a partir de marzo su falta de recambio quedará en evidencia y se volverán a comprar los boletos de lotería del Draft que no pudieron tener este año.

^ Al Inicio ^