NBA Equipos
Martín Bater | ESPN Digital 41d

Thunder, Timberwolves y Trail Blazers buscan sacar chapa de candidatos en el Noroeste

¡Rayos y centellas, Batman! La División Noroeste podría llegar a ser la más divertida de la NBA esta temporada.

Generalmente es la más ignorada de la liga al contar con equipos de mercados pequeños (Utah Jazz, Oklahoma City Thunder), aquellos que apenas rasguñan los playoffs y juegan a una hora cuando casi todos en la costa este se fueron a dormir (Portland Trail Blazers, Denver Nuggets), y unos Minnesota Timberwolves que no clasifican a la postemporada desde el 2004. Sin embargo, eso está por cambiar y los aficionados de la mejor liga del planeta se verán motivados a trasnochar para ser testigos de básquetbol variado y de alto vuelo durante la temporada 2017-18.

¿Quieres ver partidos que terminan 130-128 con duelos electrizantes entre las mejores sociedades de la liga? Entonces sintoniza al Thunder del Súper Trío conformado por Russell Westbrook, Carmelo Anthony y Paul George enfrentándose cuatro veces al dúo dinámico de Damian Lillard y C.J. McCollum. No hay excusas, eh, ya que tres de esos cuatro choques arrancan antes de las 9 de la noche del Este.

¿Eres más parte de la vieja escuela? Entonces vas a querer ver a uno de los nuestros como Karl-Anthony Towns, un prodigio ofensivo si los hay, batallar en la zona pintada para sus Timberwolves contra Rudy Gobert en un choque de estilos en el poste bajo. Gobert terminó segundo en la votación del Mejor Defensor del Año la temporada pasada.

Además, los duelos entre Towns y otro grandote como Nikola Jokic que lidera a unos Nuggets que promediaron 117 puntos por partido la campaña pasada serán un deleite.

Si este preludio no te convenció para agarrar el café y resignar un par de horas de sueño en pos del goce basquetbolístico, permíteme presentarte la previa de una división con altura que posiblemente llegue a ver a su campeón vigente caer directo al sótano en un abrir y cerrar de ojos.

1. Oklahoma City Thunder

Marca en la temporada 2016-17: 47-35

Principal figura: Russell Westbrook

Fortaleza: Potencia ofensiva

Debilidades: Solidez defensiva

¿Kevin Durant? ¿Quién es ese? En Oklahoma City ya han olvidado al “desertor” y son felices al verse comprometidos a Westbrook, flamante MVP de la liga, por 205 millones de razones. Esa felicidad se multiplica ante la llegada de Paul George y Carmelo Anthony al hogar del Thunder. Hipotéticamente, este Thunder cuenta con el potencial de ganar 60 juegos y desafiar a los Warriors, pero las incógnitas siguen siendo demasiadas y resuenan con fuerza.

Oklahoma City podrá apuntar con orgullo al hecho de que permitió 91, 85 y 86 puntos respectivamente mientras sus oponentes encestaron menos de un 40 por ciento de sus intentos en sus últimos tres encuentros preparatorios, pero esos números son engañosos.

Anthony Davis y DeMarcus Cousins apenas transpiraron jugando 31 minutos combinados para los New Orleans Pelicans, un equipo australiano les metió 11 triples y les hizo sudar la gota gorda en Oklahoma City durante un 86-85 tremendo, y Jokic disputó 23 minutos para los Nuggets.

Mientras tanto, Carmelo Anthony sigue sin ser una garantía en defensa y no sabemos cómo Mr. Triple-Doble (Westbrook) lidiará con tener que compartir el balón con dos estrellas cuando entre el 2008 y el 2014 le dolía en el alma tener que hacerlo con alguien que supuestamente era su amigo.

Eso sí, todo esto va a ser un misterio de los más divertidos para develar. Y no hay apuro para hacerlo.

2. Minnesota Timberwolves

Marca la temporada pasada: 31-51

Principal figura: Karl-Anthony Towns

Fortaleza: Capacidad ofensiva de adentro hacia afuera

Debilidad: Defensa en transición

Nuestros amigos de ESPN.com tienen a los Timberwolves ganando esta división y afirmándose como uno de los cuatro mejores equipos del Oeste, pero yo no puedo decirte que la llegada de Jimmy Butler los elevará de 31 a 55 victorias.

Me podrás decir que el Jazz solo necesitó 51 para ser líder divisional la temporada pasada, pero justamente Oklahoma City y Minnesota no habían elevado al techo de la división como sí lo hicieron en la actualidad.

Hablando de techos, Towns todavía no ha llegado al suyo tras aumentar sus puntos por partido de 18.3 como novato a 25.1 en su segundo año como profesional. También incrementó sus rebotes (10.5 a 12.3) y porcentaje de triples (34.1 a 36.7) mientras su media general de tiros de campo encestados permaneció en 54.2. Eso es notable ya que su efectividad no mermó a pesar de que intentó cuatro tiros más por encuentro.

Ojo, los Timberwolves también supieron ser muy indisciplinados la temporada pasada al ser uno de los cinco peores equipos en el último cuarto y ubicarse antepenúltimos en puntos permitidos en transición.

En otras palabras, Towns debe convertirse en el líder y referente que hable más con sus compañeros dentro de la cancha para ajustar las tuercas y justificar tanto entusiasmo por una franquicia que por ahora sigue siendo más promesa que realidad.

3. Portland Trail Blazers

Marca la temporada pasada: 41-41

Principal figura: Damian Lillard

Fortaleza: Pericia en triples

Debilidad: Solidez defensiva

Los Trail Blazers son el Miami Heat del Oeste. O sea, un equipo que terminó la temporada pasada con la misma cantidad de victorias que derrotas pero también contó con una segunda mitad arrolladora ganando 17 de sus últimos 23 juegos. Así fue como decidieron mantener su base.

Lillard y McCollum son los pilares, Maurice Harkless el alero obrero, Al-Farouq Aminu el veterano que relega a un Noah Vonleh titular en 41 ocasiones la temporada pasada, y Jusuf Nurkic el pivot que hizo delirar a todos saliendo de la nada como parte de un canje con los Nuggets a cambio de Mason Plumlee en febrero.

Nurkic promedió 15.2 puntos y 10.4 rebotes en 20 juegos la temporada pasada, 19 de ellos como titular, antes de fracturarse la pierna y apenas poder disputar 17 minutos anotando dos puntos en el tercer juego de la serie que terminó en barrida contra los Warriors.

Los Blazers contaron con una marca de 14-6 con Nurkic en la cancha. Eso sería 57-25 en una temporada entera, pero el mismo grandote oriundo de Bosnia admite que lo primordial para Portland es arreglar una defensa que fue “basura” la temporada pasada.

Vigesimoquinta en puntos permitidos, vigesimosexta en porcentaje de triples encestados por el rival, y vigesimotercera en el rubro de forzar balones perdidos. En otras palabras, son malos en marcar al oponente y eso tiene que cambiar.

Hasta que eso suceda, ellos no serán verdaderos contendientes en la Conferencia Oeste.

4. Utah Jazz

Marca la temporada pasada: 51-31

Principal figura: Rudy Gobert

Fortaleza: Defensa de hierro

Debilidad: Falta un referente en los minutos finales en ataque

Llámenme un optimista empedernido, pero la ida de Gordon Hayward no será tan letal como parece en Utah, una ciudad acostumbrada a las reconstrucciones improvisadas.

La defensa siempre te va a mantener con chances reales de ganar cualquier partido, y el Jazz sigue contando con la mejor de la NBA gracias a un ancla como Gobert, líder en bloqueos de la liga con 2.64 por partido la temporada pasada. Por cierto, si vas a extrañar a la sociedad entre Chris Paul y DeAndre Jordan en Los Ángeles, el arribo de Ricky Rubio como base titular proveniente de Minnesota te debería otorgar la alta dosis de alley-oops que anhelas. Lo malo es que no veo a un anotador nato y temerario que tome las riendas en el último cuarto. Ese era el verdadero valor de Hayward, y él ahora está en Boston.

Dependerá del Jazz descubrir la mejor manera en que la suma de las partes resulte en victorias tan laboriosas como merecidas. Haber contado con una marca de 5-0 en la pretemporada ayuda a creer que eso no es una misión imposible.

5. Denver Nuggets

Marca la temporada pasada: 40-42

Principal figura: Nikola Jokic

Fortaleza: Salir de contraataque en velocidad, la altura de Denver

Debilidad: Solidez defensiva

¡Y daaale con la solidez defensiva! Lamento ser tan insistente con esa particular flaqueza en esta división, pero es la verdad. Los Nuggets fueron vigesimoséptimos en puntos permitidos por partido (111.2), anteúltimos en porcentaje de efectividad en tiros de campo del rival, y vigesimoctavos en porcentaje de triples. Que alguien arregle el techo, hay goteras por todos lados.

Eso es una pena, ya que Denver también cuenta con una ofensiva sumamente potente que promedió 111.7 puntos y se ubicó entre los 10 primeros de la NBA cuando se trata del rubro de efectividad de contraataque. Eso es obvio, ya que jugar una milla sobre el nivel del mar te motiva a querer agotar a un rival al que ya de por si le cuesta respirar con normalidad por 48 minutos. Pero si no vuelves a defender con la misma ferocidad con la que atacaste, ese esfuerzo es en vano.

Ojo con Jokic, quien promediará un doble-doble esta temporada tras contar con una media de 16.7 puntos y 9.8 rebotes la temporada pasada, y su relevo Juan Hernangomez.

El pivot español se esmeró durante su primer año en la liga y no recibe tanta prensa como su hermano Willy que juega en Nueva York, pero su potencial es igual de tentador y su nivel como suplente es de confianza para el recambio de los Nuggets.

^ Al Inicio ^