<
>

Lakers imponen la llamada 'regla LaVar Ball' en el Staples Center

play
Lavar exige trato más fuerte con su hijo Lonzo Ball (1:22)

El carismático padre del jugador de los Lakers habló con Denny Alfonso del desempeño de su hijo en la duela. (1:22)

En lo que muchos empleados en el Staples Center ven como la "regla de LaVar Ball", esta temporada Los Angeles Lakers están aplicando "una política existente" que ya no permite que los miembros de los medios se congreguen en una sección de la arena junto a familiares y asociados de los jugadores después de los partidos.

Familia, amigos y agentes esperan a los jugadores en los asientos detrás de la canasta más cercana al vestuario del equipo visitante al finalizar los juegos. Las entrevistas realizadas en esa área designada y cerca del túnel que conduce a los pasillos de la arena ahora están prohibidas.

En años anteriores, los medios socializaron y, a veces, entrevistaron a individuos en ese sector sin interferencia. Si ahora un miembro de los medios es reconocido en esa área, la seguridad del estadio o los miembros del personal de Lakers ordenan que él o ella se vayan del área.

"No es una política nueva, es una política existente", le dijo un portavoz del equipo a ESPN. "Ha habido más presencia de medios en esa área que antes. Esa sección es estrictamente para familiares e invitados de jugadores. Es una cuestión de privacidad".

LaVar Ball, el padre del base novato de los Lakers, Lonzo Ball, tampoco tiene permitido hacer entrevistas en la cancha, algo que hizo en la noche de apertura después de que los LA Clippers superaron a los Lakers por 108-92. La regla de la liga es que una persona debe tener credenciales para ingresar a la cancha. LaVar Ball no ha realizado una entrevista en la cancha desde entonces.

Un puñado de ejecutivos de las oficinas centrales rivales considera que este asunto es un refuerzo necesario para evitar que LaVar Ball tenga una plataforma posterior al juego en la que ocasionalmente sea crítico con el equipo.

A mediados de noviembre, después de un juego, LaVar Ball señaló a Bleacher Report que el cuerpo técnico de los Lakers debería adoptar un enfoque específico para entrenar a su hijo: ser más duro con él.

"Son suaves. No saben cómo entrenar a mi hijo", indicó Ball en el sitio web. "Sé cómo entrenarlo. Le digo que vaya a conseguir la victoria. Deja de perder el tiempo".

El entrenador en jefe de los Lakers, Luke Walton, se vio obligado a responder en ese momento: "Diré esto: creo que ha hecho un trabajo fenomenal como padre con Lonzo porque Lonzo es un joven especial; es desinteresado, le encanta a sus compañeros de equipo, se preocupa por ellos y juega el juego de la manera correcta. Así que ha hecho un gran trabajo con eso. Pero no nos preocupa lo que piensan los padres sobre cómo estamos entrenando al equipo. Estamos contentos con el equipo y lo que es lo mejor para el equipo y cómo podemos seguir mejorando".

El miércoles después de una derrota por 127-123 en tiempo extra ante los Golden State Warriors, en una entrevista posterior al partido con ESPN, LaVar Ball dijo que Julius Randles debió haber pasado el balón a su hijo en transición para un posible jugada ganadora del juego y cuestionó la decisión de Walton de llamar a un tiempo fuera.

"Te diré el punto crucial. Cuando Julius [Randle] consiguió esa pelota al final, debería haberla lanzado hacia adelante. Lonzo tenía una bandeja abierta. O un triple. Eso es un juego. No se hubiera ido a la prórroga. Eso fue un juego... Julius trató de tomar demasiados dribles, luego le cometieron una falta o pidieron un tiempo muerto. Pero si hubiera lanzado la pelota hacia adelante, el entrenador no habría pedido un tiempo muerto. Incluso si él lo hiciera, no puede parar la jugada porque la pelota está en el aire. Lonzo está corriendo por el carril, se acabó el juego. Ese es el mejor momento para anotar.

"...Pero cada vez que anotan dos triples, era un juego de carreras. No pidas tiempo de espera, porque eso significa que tienes miedo. Me haces dos triples, tengo dos más por venir... Hagan la jugada Big Baller. No llamen a tiempos muertos".

El retirado alero de los Lakers, A.C. Green, un buen amigo de Magic Johnson, recientemente le dijo a TMZ que no tiene ningún problema con lo que dijo LaVar Ball sobre Randle y Walton.

"No creo que tenga ninguna afiliación con los Lakers... pero tiene una opinión", dijo Green en la entrevista. "Y ustedes siguen dándole la oportunidad de compartir su opinión, y deberían... Él hará lo que hace".

La semana pasada, aparentemente sin relación con LaVar Ball, los Lakers implementaron un nuevo protocolo que prohíbe al personal de medios, con la excepción de los que hacen tomas en vivo para la TV, sentarse en los asientos al costado de los Lakers mientras los jugadores están trabajando antes del partido.