<
>

Cavaliers desconcertados tras humillante derrota ante Timberwolves

play
¡Qué tapón de LeBron James! (0:26)

Cavs vs Wolves. Alertas NBA. (0:26)

MINNEAPOLIS – Luego de su derrota más abultada de la temporada por 127-99 a manos de los Minnesota Timberwolves, varios miembros de los Cleveland Cavaliers se quedaron sin palabras en la noche del lunes.

“Esta noche, no sé lo que pasó esta noche”, expresó Kevin Love. “Fue algo feo. Conseguimos buenos tiros al principio del partido. Sólo que no cayeron bien y así se mantuvieron las cosas durante todo el partido, parecía que caían contra todo. Es fácil poder decir que fue una de esas noches, pero en muchos casos, se trató de cosas que podemos hacer mejor”.

Los Cavaliers estaban por debajo 20-4 para comenzar el juego, y apenas encestaron 8 de 23 tiros de campo en el primer periodo (34.8 por ciento), comparado con el 13-22 de Minnesota (59.1 por ciento). Los Cavaliers tuvieron capacidad de enceste especialmente pobre desde la larga distancia, totalizando de 1-10 en triples en el periodo inicial.

Las cosas sólo empeoraron desde allí. Los Cavaliers llegaron a estar abajo por 41 puntos, lo cual representa el mayor déficit que sufrieron esta temporada, luego de los 37 tantos que tenían en contra en el cotejo que al final representó un revés para los Cavaliers 114-91 ante el Orlando Magic el 21 de octubre pasado. Además, tuvieron 14 pérdidas de balón que resultaron en 19 puntos para los Timberwolves, contra solamente cinco pérdidas de balón para Minnesota.

“Lo hicieron bien”, expresó LeBron James, quien anotó solamente 10 puntos, su menor producción de la campaña, y la más baja para él desde 2007. “Llegamos a 14 al final del primer periodo, pero no nos pudimos acercar”.

James registró el peor plus-minus de su carrera de 15 años, sumando menos-39 en los 27 minutos del partido número 1.101 que ha jugado en la NBA.

“A mí no me importa ningún dichoso plus-minus”, dice James. “Gané un partido teniendo un plus-minus malo antes, entonces, qué importa eso. No me importa un bledo el dichoso plus-minus”.

James sí se mostró mucho más preocupado por las dificultades recientes que han sufrido los Cavaliers: la derrota del lunes hizo que Cleveland mostrase récord de 3-6 en sus últimos nueve compromisos.

Respondiendo a la pregunta si todas esas derrotas tenían algo en común, James dijo: “Sí, es que no estamos jugando bien en este momento”.

James, quien se mantuvo cabizbajo durante su breve comparecencia ante los medios posterior al encuentro, contrario a su costumbre de hacer contacto visual con los periodistas, fue interrogado con respecto a si se mantenía “con compostura” tras la derrota. Durante el fin de semana pasado, James desestimó las recientes dificultades de Cleveland, respondiendo: “Sabemos quiénes somos en este momento y lo que queremos hacer. A veces, a pesar de entender eso, hay que soportar algunos baches en el camino, eso está bien”.

¿Qué pensaba al respecto el lunes?

“Oh, sólo quiero mejorar”, dijo James.

James repitió esa frase al preguntársele cual era el aspecto del juego de los Cavaliers que cargaba con mayor responsabilidad, si el ofensivo o el defensivo.

“Eh, solo queremos mejorar”, reiteró.

Los Cavaliers ahora tienen siete derrotas por dobles dígitos en la presente temporada, de un total de 14 reveses. En contraste, tienen solamente siete victorias por dobles dígitos de un total de 26 triunfos en toda la campaña.

“Eso ocurre”, dijo el entrenador de los Cavaliers Tyronn Lue con respecto a la forma tan dispar en la cual se desarrolló el partido. “Eso le ocurre tres o cuatro veces al año a muchos equipos. Normalmente, no somos un equipo que pierde de esa manera”.

A pesar que tres de sus titulares, a saber, Isaiah Thomas (0-7), Love (0-6) y JR Smith (0-5), se combinaron para tener 0-18 en encestes en la primera mitad ante Minnesota; Lue dijo no tener cambios previstos en su alineación con miras al encuentro del jueves contra los Toronto Raptors.

Lue prefiere responsabilizar a la defensiva de los Cavaliers, la cual permitió 127 puntos por segundo encuentro consecutivo.

“No hemos sido capaces de detener (a los equipos rivales) últimamente”, expresó Lue. “(Los problemas a) la defensiva (dependen de) enfrentamientos personales tras el drible, el pick-and-roll ha sido nuestro talón de Aquiles. Y las transiciones. Los tres se juntaron esta noche”.

Los problemas a mitad de temporada no son novedad para los Cavaliers. Han debido lidiar con situaciones similares durante las tres últimas temporadas regulares y, a pesar de ello, han podido recuperarse y clasificar en igual cantidad de ocasiones a las finales de la NBA.

Love afirmó que Cleveland dependerá en su experiencia a fin de superar su actual mala racha.

“Somos un equipo veterano y sabemos de lo que somos capaces, y no caemos en esos hoyos sin intentar salir de ellos”, expresó Love. “Por ende, debemos