<
>

Jimmy Butler y Taj Gibson regresan a Chicago... y no es un juego más

play
Jimmy Butler regresa a 'casa' (1:33)

¿Cómo será el recibimiento a 'Jimmy G. Buckets' en su regreso a Chicago? Síguelo por ESPN App a las 9:30 ET/6:30 PT. (1:33)

CHICAGO - Mientras Taj Gibson se prepara para su primer encuentro contra los Chicago Bulls, la felicidad que representa el volver a un sitio familiar se encontrará mezclada con cierta tristeza, tras pensar en lo que pudo haber ocurrido.

Cuando Gibson, Jimmy Butler, Tom Thibodeau y los Minnesota Timberwolves pisen la cancha del United Center en la noche del viernes (ESPN App, 9:30 ET/6:30 PT) marcará la última conexión con una de las eras más exitosas en la historia de los Bulls. Este trío, al lado de Joakim Noah y Derrick Rose, llegó a las finales de la Conferencia del Este en 2011 y ayudó a llevar a la organización a un nivel de éxito sostenido que no había disfrutado desde el retiro de Michael Jordan. Ahora, el alero de agradable personalidad está consciente que, una vez comience a pensar sobre su tiempo con los Bulls, sentirá toda clase de emociones durante la reunión del viernes.

"Creo que la pregunta de '¿Qué habría pasado si...?' siempre estará presente", Gibson comentó recientemente a ESPN. "¿Qué habría pasado si hubiesen logrado que todo encajara? ¿Qué habría sido de ellos si nunca hubieran sufrido lesiones? ¿Qué habría pasado si se hubiesen compenetrado en el momento apropiado? Siempre uno escucha esa pregunta: ¿Qué habría pasado si...?".

Las emociones estarán a flor de piel para muchos durante el viernes, cuando la pizarra del United Center proyecte videos de homenajes a Gibson y Butler y seguramente provoque los aplausos de una apasionada afición de los Bulls, que vio a ambos jugadores crecer frente a sus ojos. Mientras Gibson y Butler se ajustaron a su nueva casa al mando de Thibodeau en Minneapolis, el alero veterano reconoce que la experiencia que ambos compartieron dentro de los Bulls no ha dejado sus corazones.

"Siempre hablamos de Chicago", dijo Gibson. "Incluso recordamos cuando estamos haciendo cosas normales, estudiando jugadas, otras cosas, de todo. Porque me encuentro con el mismo staff de entrenadores con el cual estuve durante toda mi carrera allá, hablamos al respecto a diario. Chicago, Chicago, Chicago. Fue tremenda época".

Butler ya había afirmado, antes de iniciar la temporada, que marcó este partido en su calendario. No obstante, tras su derrota en tiempo extra el miércoles ante los Cleveland Cavaliers, trató de restar importancia al cotejo.

"Para mí, es otro encuentro de baloncesto", afirmó. "Jugué para ganar. Voy a salir a la cancha, pasar el balón cuando no tenga espacios abiertos, tratar de encestar cuando los tengas. Espero jugar un poco mejor a la defensiva y conseguir así el triunfo".

Cualquiera que conozca a Butler, especialmente los miembros de la gerencia de Chicago quienes lo vieron crecer hasta llegar a nivel de All-Star debido a su ética de trabajo, dicha declaración se sintió vacía. Saben lo que significa este partido para él, representando la oportunidad de jugar nuevamente en esta ciudad.

"Si algo que entendimos con respecto a Jimmy durante su época aquí es que se motiva con muchas cosas, y está motivado por sacarse esa espina", afirmó John Paxson, vicepresidente ejecutivo de los Bulls. "Ha prosperado y sobrevivido durante toda su vida al hacer eso. Tenemos gran respeto por Jimmy, fue maravilloso con nosotros".

"Respeto muchísimo todo lo que Jimmy nos dio, lo mismo digo de Taj. Les dije a ustedes el año pasado cuando lo cambiamos, (Taj es) una de las grandes personas de este negocio, uno de los grandes profesionales, fue un maravilloso representante de nuestra organización; no olvidamos esas cosas".

Gibson siente el mismo tipo de respeto por el equipo que lo seleccionó en el draft 2009, proveniente de la Universidad del Sur de California (USC).

"Siempre estoy pendiente de Chicago", dijo Gibson. "Esa franquicia siempre será mi familia. Asumieron el riesgo con un joven recién salido de la universidad que no sabía mucho, y ayudaron a mi crecimiento como persona y jugador. ¡Me saqué la licencia de conducir! Gracias a ellos adquirí mi primer auto y mi primera licencia. Tuve muchas lecciones aprendidas en las noches. El haberme ido de fiesta y que me atraparan, para luego tener una charla con Gar Forman y John Paxson a la mañana siguiente diciéndome que debía hacer y que no. Allí las cosas son como en familia, hombre".

Un momento que ambos lados de la familia no olvidarán pronto es la noche en la cual se produjo el cambio de Butler. Tras meses de especulación con respecto a su futuro, los Bulls finalmente decidieron despachar a Butler (junto con lo que se convertiría en un futuro en los derechos en el draft sobre Justin Patton) a Minnesota, a cambio de Zach LaVine, Kris Dunn y los derechos en el draft sobre Lauri Markannen. Casi ocho meses han pasado después de la negociación y ambos equipos parecen estar complacidos con lo que recibieron. Butler está jugando el mejor baloncesto de su carrera y muy probablemente recibirá varios votos para el All-NBA, mientras que los Bulls se encuentran contentos con el progreso hecho por Markannen, Dunn y LaVine durante la presente temprada. Paxson reconoció que es una de esas raras ocasiones en las cuales se siente que ambos equipos son los ganadores en un cambio.

"No creo que haya duda alguna", dijo Paxson. "Estamos realmente felices. No hablaré por Minnesota, pero tienen un jugador All-Star como Jimmy Butler que puede estar al lado de su joven núcleo. Parece que esta negociación satisfizo los deseos de ambos clubes. En este negocio, si puedes conseguir algo así, es muy positivo".

Thibodeau ha elogiado la presencia y calidad de juego de Butler en cada oportunidad que ha tenido de hacerlo durante la presente campaña.

"Sé lo que ha hecho por nosotros", dijo Thibodeau. "Nos ha cambiado por completo. Por supuesto, también lo ha sido la adición de Taj. Es difícil poder ir del sitio en el cual nos encontrábamos a nuestra posición actual. Y él ha tenido un gran impacto. Poder tener un jugador de esa clase en el apogeo de su carrera significa que hemos sido sumamente afortunados".

Thibodeau ha sido muy franco a la hora de reconocer la manera en la cual Butler ha ayudado a cambiar la cultura dentro de su joven grupo y ha servido como un recordatorio viviente de la forma en la cual Thibodeau desea se hagan las cosas. La estrella de los Timberwolves Karl-Anthony Towns llamó a Butler el mejor jugador de la liga a ambos lados de la cancha.

"Es un perro", dice Towns. "Quiere ganar. Es maravilloso contar con alguien como él dentro de un equipo, que es un perro. Todos debemos ser unos perros si queremos ganar este partido y ganar durante esta temporada, para que sea todo un éxito. Al contar con perros así, nos hace mejorar a todos.

Entonces, ¿cuál fue el equipo ganador en este cambio? Ambos equipos pueden presentar argumentos muy válidos, sin embargo, varios factores en el futuro nos dirán en definitiva quien fue el más favorecido. Si bien Dunn y Markannen han crecido durante la presente zafra, ¿serán capaces de seguir creciendo al mismo ritmo en los años por venir? Lo mismo se podría decir de LaVine, quien ha tenido altibajos en su nivel desde su regreso tras una lesión en el ligamento cruzado anterior y estaría próximo a recibir una extensión importante como agente libre restringido durante el verano.

En el caso de los Timberwolves, Butler ha representado una mejoría sustancial en cada área de este joven grupo y se encuentra enrumbado a llevarlos a su primera aparición en los playoffs luego de 14 años. Sin embargo, se convertirá en agente libre luego de la próxima temporada y quizás no permanezca en Minnesota a menos que se le ofrezca un contrato máximo cercano a los $190 millones por 5 años. ¿Estarían dispuestos los Timberwolves a asumir un compromiso de ese tipo con un jugador de 28 años que ha sido líder en la NBA en la categoría de minutos jugados durante los últimos cinco años?

Por ahora, ambos equipos están satisfechos con los resultados del cambio y permanecen optimistas con respecto al futuro en ambas franquicias.

Butler no está seguro de la forma en la cual responderá a todos los aplausos y buenos deseos que recibirá este viernes. Sin embargo, está contento porque podrá disfrutarlos al lado de alguien en quien confía.

"Estoy contento porque podré vivirlo al lado de Taj, siendo honesto", dijo Butler. "Tenemos muchos ex miembros de los Bulls aquí, pero para mí será lo mismo. Es baloncesto, hombre. Sí, voy a jugar en el sitio en el cual todo comenzó para mí. Saldré allá con la misma mentalidad que tengo cada noche, que es jugar buen baloncesto y ayudar a mi equipo a ganar".

Conociendo a Butler tras haber pasado tantos años con él, Gibson sabe que esta será una experiencia emotiva para el All-Star. Igualmente, Gibson también sabe que Butler tratará de demoler a los Bulls cada vez que tenga oportunidad.

"Intentará jugar con todo su corazón", dijo Gibson. "Conociéndole, sé que intentará sumar 40 puntos, conseguir el triunfo y seguir adelante. Sin embargo, pienso que ese capítulo siempre será un tema amargo para él porque, obviamente, nadie quiere ser cambiado y Chicago era su hogar. Ese fue el lugar en el cual floreció".

Todo lo que Butler reconocerá antes de comenzar el partido es que se encontraba ansioso por jugar frente a todos los aficionados de Chicago en el United Center, una vez más.

"Se puede decir eso", afirma Butler. "Soy afortunado por poder jugar al baloncesto todos los días, siendo mi empleo. Uno sabe que todos desean escucharme decir: 'Oh, me siento tan feliz de poder volver', esto y aquello, pero no, voy a salir con la mentalidad matadora con la cual salgo a la cancha a diario. Voy a hacer lo que siempre hago e intentar llevar a este equipo hacia la victoria".

Gibson, quien fuera durante años el factor adhesivo dentro de un equipo de los Bulls que debió enfrentar muchas rencillas internas al final de su carrera juntos, entiende que esos choques contra su equipo de antaño significan mucho más para Thibodeau y Butler de lo que ellos quieren admitir. Luego de superar a los Bulls durante su única aparición en Chicago en la temporada anterior, Thibodeau intentó restarle importancia, diciendo que era otro partido más. Quienes le conocen saben que no es así.

"Si hay algo en Thibs, es que guarda rencillas", dijo Gibson. "No olvida nada. No lo olvida. Es chapado a la antigua. Esa es la razón por la cual le respeto, porque es un hombre de la vieja escuela. Si está a tu lado, te será fiel hasta el fin. Si no se mete contigo, no lo hace. Es un hombre directo. Hará las cosas a su manera y sólo a su manera. Y si va a caer, lo hará sabiendo que hizo las cosas a su forma".

Los tres hombres han sido forjados por sus experiencias dentro de los Bulls, y todos han sabido llevar las lecciones aprendidas en Chicago a su actual periodo con los Timberwolves.

"Siento que esa fase de mi vida me preparó para cualquier cosa que se pudiera presentar en el futuro", afirma Gibson. "Porque si puedes jugar en Chicago, lidiar con los aficionados, lidiar con los medios de comunicación, puedes jugar en cualquier parte. Se iguala con Nueva York, hombre. Cada día hay gente que te abuchea, y al momento siguiente te adora. Por ello, me ayudó, todo lo que viví allá fue positivo para mí. No tengo nada negativo que decir con respecto (a mi experiencia allí), porque, en conclusión, ellos me seleccionaron en el draft y pasé grandes momentos allá".

Si bien se encuentra feliz por la oportunidad de jugar en su viejo terruño y ver tantas caras familiares, Gibson no puede evitar preguntarse qué habría sido de él y los Bulls si las lesiones y los choques de egos no hubiesen acabado con el éxito que Chicago, bajo el mando de Thibodeau, mantuvo durante un período de cinco años.

"Deseo que las cosas no hubiesen terminado así", dijo Gibson. "Alcanzamos cosas grandes. Deseo que no hubiesen podido romper lo que teníamos allá. Deseo que hubiesen podido hacer las cosas bien porque es difícil poder ganar en esta liga. Es difícil ser exitoso en esta liga y cuando pasan ciertas cosas, hay que hacer todo lo que se pueda para que sigamos manteniendo el camino del éxito".