<
>

James Harden y Chris Paul, con ritmo de playoffs, liquidan a los Lakers

play
Es 'La Barba', todo puede ser posible (0:16)

Rockets vs. Lakers. Alertas NBA. (0:16)

LOS ANGELES -- Por los cielos andan disparados los Rockets de Houston a decir por los dobles dígitos que dejan Chris Paul (22) y James Harden (21) una vez más en la pintura; esta vez jugando de visitantes se llevaron la victoria 105-99 frente a los Lakers de Los Angeles, despejando el camino para la postemporada.

"El primer juego de los playoffs es importante, tomamos un juego a la vez", dijo Chris Paul a ESPN al preguntársele sobre los retos en la ruta hacia el campeonato.

"Lo importante es jugar un buen partido y mantenerse saludables; nosotros tenemos un trabajo que hacer, no nos quejamos, competimos y es lo que estamos buscando construir para los playoffs", aseguró Paul.

Harden, quien jugó 30 minutos frente a los Lakers, piensa que el trabajo en equipo ha dado frutos, y a pesar de llevar 65 victorias en el bolsillo, los Rockets no se confían y llegan advertidos sobre rivales desafiantes en la siguiente fase.

"No hay retos, debemos salir a competir al nivel más alto, ejecutar un buen juego y desempeñarnos con la confianza que hemos tenido en nosotros mismos", dijo a ESPN Harden, enfatizando que a pesar de ser primeros en la Conferencia Oeste "el sentimiento no cambia, todo es igual".

Para el entrenador Mike D' Antoni, sin embargo, sí se presenta un reto importante de cara a los playoffs. Frente a los Lakers su equipo perdió a uno de los mejores hombres en la defensa, Luc Mbah a Moute, quien se dislocó el hombro derecho en un juego que prácticamente no le significaba mucho a Houston.

"Se tiene que revisar su estado y mañana sabremos lo que se espera", dijo el estratega de los Rockets, quien afirmó que el camino a seguir no va a ser tarea fácil: "Tenemos equipos muy buenos, y con quien sea que nos enfrentemos será un gran reto".

Los Lakers, por su parte, se despiden de este penúltimo juego con un trabajo importante de Andre Ingram (19), Josh Hart (20) , y Julius Randle (17) en la ofensiva , una matemática que sin embargo no alcanza para que el quinteto amarillo púrpura se despida con la cabeza en alto.

"Esperamos verlos en la próxima temporada", dijo Julius Randle, quien al final del juego tomó el micrófono y aprovechó para agradecer el apoyo de la tribuna del Staples Center que, con cara larga, le dice adiós al campeonato.

Ni Lonzo Ball ni Kyle Kuzma estuvieron presentes, ambos fuera por lesión, lo que queda en el tintero pendiente para el último duelo frente a los Clippers, aunque las probabilidades de ver al dúo de novatos son limitadas.