<
>

¿Y si LeBron hubiera comenzado en el Oeste?

play
El 'rey' LeBron James juega en ESPN (1:01)

La estrella de los Cleveland Cavaliers ha tenido unos playoffs increíbles hasta ahora. Revive los mejores momentos. (1:01)

Aquí presentamos otras posibilidades a 5 años de la lotería del draft de la NBA 2013.

La lotería del draft 2018 de la NBA se llevará a cabo en la noche del martes. Incluye un reparto lleno de talento. Y si bien hace 15 años, la lotería no era el evento tan fastuoso que es hoy en día, una temporada de equipos posicionándose para el draft (lo cual es conocido en la jerga como “tanking”) hizo de la lotería del draft de la NBA del 22 de mayo de 2003 un evento televisivo imperdible. Lo que ocurrió esa noche, de muchas formas, puso en movimiento los elementos que hacen de la NBA lo que es hoy en día. Pero, ¿Qué podría haber pasado? ¿Si una pelota de ping pong hubiese ido hacia aquel lado, o una decisión gerencial por este otro? Este es el equivalente de la NBA de “El Efecto Mariposa”.

Stan Kroenke, dueño de los Denver Nuggets, sabía bien que este era el beso de la muerte. Al igual que cualquier otro ejecutivo de la NBA en 2003, Kroenke aspiraba hacerse con los servicios del semidios de secundaria LeBron James, de 18 años. Y los Nuggets, tras haber tenido récord de 17-65 en la temporada 2002-03, estaban en plena disputa por el hombre que la revista Sports Illustrated denominó, famosamente, como “El Elegido”. Los Nuggets ganaron la lotería del draft. Consiguieron el primer puesto de selección. Con un pequeño problema: Ganaron en el ensayo grabado antes de la ceremonia en vivo.

Kroenke, quien se encontraba en Secaucus, Nueva Jersey, estaba más allá de sí mismo. No había forma de que el milagro se produjera dos veces, cuando la lotería del draft fuera transmitida en vivo esa misma noche. Mientras Kroenke se lamentaba en Nueva Jersey, LeBron James, Aaron Goodwin (el agente de James entre 2003 y 2005) y un grupo de familiares y amigos celebraban la inminente realidad del inicio de la carrera profesional de James en un hotel Hilton en Cleveland.

“Esperábamos escuchar oficialmente (quien era el primer seleccionado) y seguíamos celebrando”, recordó Goodwin, 15 años después. “LeBron estaba en otra habitación. Yo estaba en el teléfono. No creo que hubiese tensión o preocupación alguna con respecto a dónde pararía”. James era la más cotizada del baile. Sin embargo, no era el único futuro miembro del Salón de la Fama cuyo nombre se encuentra asociado al draft de 2003. Si las cosas hubiesen terminado de forma muy distintas para dos de sus amigos muy cercanos, los logros del grupo de hermanos afectivamente conocidos como el “Banana Boat Crew” (“Equipo del bote bananero”) tendrían un aspecto muy diferente.

________________________________________

¿Qué habría pasado si los simulacros del draft se hubiesen hecho realidad y el Miami Heat no tomara a Dwyane Wade?

Clippers. Wizards. Warriors. Bulls. Estos eran los equipos que varios simulacros del draft pronosticaban como destinos de Dwyane Wade. Muchos creían que el Heat iría por un gigante como Chris Kaman de la Universidad Central de Michigan, o el polaco Maciej Lampe. Wade, a pesar de haber tenido una de las “Locuras de Marzo” más memorables de la historia, era percibido como talento de nivel promedio. Un puesto dos de poca estatura con enceste inconsistente, argumentos que siguen siendo válidos al día de hoy. Muy pocas personas fuera de Miami pudieron ver las posibilidades sensacionales que podía aportar el juego de Wade. Y muchos menos podían vaticinar que la estrella de la Universidad de Marquette se convertiría en el tercer “puesto dos” más grande de todos los tiempos (por debajo de Michael Jordan y Kobe Bryant). Se podía abrir una Caja de Pandora llena de posibilidades, si Wade no hubiese parado en Florida.

¿A dónde hubiese ido a parar Shaquille O’Neal cuando fue canjeado en el verano de 2004 de no haber sido tomado por Miami? ¿Cuál hubiera sido el destino de Derrick Rose en 2008, asumiendo que los Bulls no tenían el dominio del primer puesto de selección? ¿Y cual habría sido el hogar de James en 2010, si Wade no hubiese estado en Miami? ¿Habría cambiado de equipos dentro de su propia división, unirse a Wade y perseguir el legado de Jordan jugando en el mismo sitio donde están colgados los banderines que Jordan ayudó a asegurar en Chicago? O, ¿habría terminado en Nueva York? ¿Nunca habría dejado Cleveland? Las preguntas a las cuales nunca tendremos respuesta siempre son las más fascinantes.

________________________________________

¿Qué tan distinta habría sido la carrera de Carmelo Anthony de haber terminado en Detroit, como segundo seleccionado del draft?

Esta es, por amplio margen, la pregunta que ha surgido más frecuentemente, después del draft 2003. Hoy en día, Carmelo Anthony es un futuro miembro del Salón de la Fama. Tiene un campeonato nacional universitario en su haber, tras haber pasado sólo una temporada en la Universidad de Syracuse como uno de los jugadores colegiales más reconocidos de todos los tiempos. Se encuentra entre los 20 mejores anotadores de todos los tiempos y los otros 19 todos tienen su placa en Springfield, o eventualmente la tendrán. Sin embargo, es inevitable reconocer las deficiencias dentro de su carrera, más recientemente una decepcionante temporada inicial en Oklahoma City. Sólo ha participado en una Final de Conferencia (2009) y su era en Nueva York estuvo llena de dilemas y problemas internos con sólo tres apariciones en playoffs durante un total de siete años.

Antes del draft 2003, los tres primeros seleccionados estaban prácticamente inscritos en piedra. James iría a Cleveland, Darko Milicic (quien tenía a la NBA cautivada con su misterioso potencial) pararía en Detroit y Anthony, por su parte, terminaría en Denver. Durante tres lustros, cada aficionado al baloncesto se ha preguntado una o un millón de veces: ¿Qué habría pasado si Joe Dumars y los Pistons hubiesen terminado escogiendo a Anthony en vez de a Milicic? Esto también representa uno de los grandes lamentos de la carrera de Anthony. “Me sentía un poco decepcionado”, expresa Anthony. “Realmente quería ir a Detroit. Ahí estaban Chauncey (Billups), todos esos muchachos allá… Detroit, ellos tenían algo bueno en pie”.

Anthony jugando alrededor del veterano liderazgo de Detroit, además de haber sido, instantáneamente, el mejor jugador en marcación personal de los Pistons en 2003-04 hubiese representado una dinámica interesante. Cualquier carencia defensiva mostrada por Carmelo habría sido disimulada con la presencia de una fuerza defensiva devastadora, como Tayshaun Prince desde la banca. Una rivalidad entre James y Carmelo, en la misma división, nos habría dado una cantidad innumerable de partidos clásicos en la década del 2000. Sin mencionar lo siguiente: ¿Cómo habría influido un Anthony joven en derrotas claves en series como las Finales de 2005 ante San Antonio, las Finales de la Conferencia del Este de 2006 ante Miami y las Finales de la Conferencia del Este de 2007 ante Cleveland, la cual cambió totalmente el panorama del baloncesto? Todas esas preguntas hipotéticas alrededor de la carrera de Carmelo permanecen hasta el infinito, 15 años después.

________________________________________

¿Cómo jugó la presencia de Otis Thorpe un papel fundamental en tres de los drafts más importantes de la historia de la NBA?

¿Se acuerdan del segundo título consecutivo de los Houston Rockets de 1995? Pueden agradecer (en parte) a Otis Thorpe por ello. El veterano alero fue canjeado por Houston junto a Tracy Murray a los Portland Trail Blazers, a cambio del futuro miembro del Salón de la Fama Clyde Drexler.

Dos años después, Thorpe formó parte de otro cambio el cual, en aquél entonces, apenas fue notado por la prensa. Thorpe y el entrenador de los Detroit Pistons Doug Collins tuvieron una relación complicada durante el tiempo que Thorpe estuvo con el equipo a mediados de los años 90. En agosto de 1997, los entonces Vancouver Grizzlies negociaron a Thorpe, de 25 años, entregando un puesto de selección protegido en primera ronda en un draft entre 1998 y 2003. Este puesto de selección tenía ciertas protecciones y estipulaciones anexas. Para 2003, los Grizzlies se encontraban en un dilema. La única forma en la cual podían aprovechar este puesto de selección era si terminaran con el primer lugar del draft.

Hay situaciones que rompen el corazón. Pero es algo muy distinto si las debes soportar en plena transmisión televisiva nacional. El legendario Jerry West se incorporó a los Memphis Grizzlies en 2002 como presidente de operaciones de baloncesto del equipo, lo cual implicaba que heredaba la operación de Thorpe. West fue el arquitecto tras la llegada de Shaquille O’Neal y de Kobe Bryant a Los Ángeles en el verano de 1996. Estuvo sumamente cerca de llevarse a LeBron a Memphis en el draft si las cartas hubiesen sido barajadas a su favor. Pueden mirar el rostro de West cuando se dio cuenta que su franquicia quedó a un puesto de selección de tomar a James. Si hay una expresión facial que dice “esto es un chiste”, es la de Jerry West en la noche del 22 de mayo de 2003. “Detesto la lotería, pienso que es algo terrible”, dijo West en 2013. “Y lo digo con el conocimiento de que ésta ha funcionado razonablemente bien”. ¿Pueden culpar a West por tal demostración de sarcasmo en aquel momento?

Una nota al margen: Thorpe jugó un papel en dos de los tres drafts más memorables de la historia de la NBA. Fue seleccionado en el noveno puesto en 1984, en un draft que incluyó a Jordan, Hakeem Olajuwon, Charles Barkley y John Stockton. Y un draft aleatorio de 1997 con Thorpe involucrado repercutió de forma directa en el draft de 2003 y, por ello, en todo lo que hoy en día ocurre dentro del baloncesto profesional.

________________________________________

¿Qué habría pasado si James hubiera iniciado su carrera dentro de la Conferencia del Oeste?

LeBron en la Conferencia del Este. Ese es todo el baloncesto que conoce. Dependiendo de la decisión que tome este verano, podría ser todo lo que lleguemos a ver de él. Sin embargo, tal como lo mencionamos anteriormente, James estuvo a punto de iniciar su trayectoria en la NBA en el Oeste. Dos de los tres principales puestos de selección del draft 2003 recayeron en equipos de la Conferencia del Oeste, a saber, Memphis y Denver. Ambos clasificaron a los playoffs en la temporada de novato de James.

¿Cómo le habría ido a “El Rey” James con los Grizzlies o Nuggets hace 15 años? Memphis lo hubiese puesto al lado de un joven Pau Gasol, sus futuros compañeros Shane Battier y Mike Miller, Bonzi Wells y Jason Williams. Además, pueden imaginarse a un joven James aprendiendo las lecciones de Hubie Brown en Memphis. Goodwin nunca anticipó con certeza que Memphis pudiera tener el primer puesto de selección. “De haber ocurrido, hubiésemos convertido a Memphis en un gran mercado”, dice Goodwin. “Y tendrían, al menos, dos campeonatos en su haber”.

Por su parte, Denver ostentaba otro futuro compañero de James: Chris Andersen, al igual que Marcus Camby, Andre Miller, Voshon Lenard y Nené Hilario junto a Jeff Dzdelik, actual asistente al entrenador de los Rockets, como técnico.

La idea de James formando parte de una Conferencia del Oeste, en la cual hacen vida los San Antonio Spurs, Dallas Mavericks, Rockets y Phoenix Suns son enfrentamientos de alto calibre dentro de un universo paralelo. Quizás lo más intrigante es pensar en la idea de una posible serie James/Bryant, el gran choque que una liga repleta de estrellas jamás pudo hacer realidad en sus escenarios más importantes. Cuesta imaginarse una serie más anticipada, debatida y anhelada que unas Finales de la Conferencia del Oeste a siete juegos, con la presencia de sus dos nombres más polarizantes.