<
>

Warriors 2018 vs. Bulls 1998, ¿Cuál equipo es mejor?

play
La dinastía de los Warriors continúa ¡Campeones! (3:47)

Golden State se impuso (108-85) en el cuarto partido de la Final a los Cleveland Cavaliers, para conseguir su tercer cetro en los últimos cuatro años. (3:47)

Los Golden State Warriors ganaron su tercer título en cuatro años en la NBA y esto abre de nuevo la gran pregunta en la liga: ¿Es mejor este equipo, versión 2018, que los Chicago Bulls de Michael Jordan de 1998?

Hoy el mundo del baloncesto es dominado por Kevin Durant, Stephen Curry, Draymond Green y Klay Thompson, liderados por el coach Steve Kerr. Un 14 de junio, de hace 20 años, los líderes eran Michael Jordan, Scottie Pippen, Dennis Rodman, con Phil Jackson como entrenador.

En 10 puntos comparamos a los Warriors del 2018 con los Bulls de 1998.

1. Durant vs. Jordan

A diferencia de los Bulls de 1998 donde el líder era Michael Jordan, los Warriors de 2018 tienen un liderazgo compartido entre Kevin Durant y Stephen Curry. En las dos finales que ha jugado con los Warriors, Kevin Durant ha sido el Jugador Más Valioso y ambas las ha ganado su equipo (2017 y 2018), algo que comparte con Michael Jordan que fue seis veces JMV y campeón (1991, 1992, 1993, 1996, 1997 y 1998). Durant promedió 28.7 puntos, 10.7 rebotes y 7.5 asistencias por juego durante la final de la NBA ante los Cleveland Cavaliers en 2018. Hace 20 años, ganó el JMV con promedios en la final de 33.5 puntos, 4.0 rebotes y 2.3 asistencias. La diferencia entre el Durant actual y el Jordan de esa campaña, es que Kevin tiene 29 años, dos títulos y un futuro brillante, mientras Michael tenía 35, seis títulos y era el adiós de su carrera... que después alargó sin resultados brillantes.

2. Los Warriors tienen a Curry

Este equipo de Golden State tiene a Stephen Curry, un dos veces JMV de la NBA, que no tiene comparación con los Bulls del 98. Scottie Pippen, aunque era el socio de Jordan, no tenía la calidad de básquetbol de Curry, quien era el líder solitario de los Warriors hasta la llegada de Durant. Stephen Curry tiene números envidiables: 3 títulos, 4 finales, 2 JMV, 5 All Star y el mejor contrato en la historia de la NBA con cinco años y 201 millones de dólares.

3. Warriors, más dominantes en la Final

Los Warriors del 2018 se mostraron más dominantes para ser campeones que los Bulls de 1998 en parte por el rival. Golden State enfrentó a un Cleveland donde parecía que LeBron James jugaba solo. En comparación de Chicago que jugó ante Utah con Karl Malone, John Stockton, Jeff Hornacek o Byron Russell. La versión Cavs 2018, sin Kyrie Irving, fue LeBron James contra todo los Warriors. El resultado: 0-4.

4. Bulls fueron más dominantes

Los Bulls fueron más dominantes en la campaña 1997-1998, que los Warriors en la campaña 2017-2018. Chicago terminó la temporada con 62-20, el mejor récord de la liga junto al Jazz. Mientras Golden State tuvo marca de 58-24, la tercera mejor marca de la campaña.

5. Steve Kerr en los dos equipos

Hay una coincidencia entre los Warriors versión 2018 y los Bulls de 1998: Steve Kerr. Kerr es ahora el entrenador de Golden State y en 1998 era el base suplente de Chicago, especialista en triples. Cuando Chicago ganó su triplete en 1998, Phil Jackson, su entrenador, que en esa época tenía 52, años, había ganado su sexto campeonato, todos con el equipo. Ahora, Kerr, coincidentemente de 52 años, ha ganado su tercer título como coach, todos con Warriors.

6. Pippen y Thompson

Aunque era el socio de Michael Jordan, una especie de Robin de Batman, Scottie Pippen no fue uno de los mejores jugadores ofensivos de la NBA en 1998. Sus números ese año fueron de 19.1 puntos, 5.8 asistencias y 5.2 rebotes. No quedó en el mejor quinteto de la temporada. No jugaba el papel que hoy tiene Stephen Curry con Kevin Durant. El Pippen del 98 era más la versión que hoy tiene Klay Thompson en los Warriors, con la diferencia de que el escolta tiene un rol más discreto en Golden State en la duela.

7. Mejor banca de Warriors

La banca de los Warriors en la final del 2018 fue más productiva que los suplentes de los Bulls. En la final ante los Cavs, los suplentes de de Golden State (Dave West, Kevon Looney, Andre Iguodala, Jordan Bell, Zaza Pachulia, Shaun Livingston y Nick Young) anotaron 97 puntos que representan el 20.9% de las anotaciones del equipo (464).

Hace 20 años, la banca de Chicago (Dennis Rodman, Steve Kerr, Scott Burrell y Jud Wennington) anotó 80 puntos en los seis partidos de la final ante Utah, el 15.1% de los 528 puntos del equipo.

8. Green y Rodman

El aporte de Draymond Green y Dennis Rodman en los dos equipos va más allá de las estadísticas. Son esos líderes dispuestos a pelear por sus compañeros, están ahí para defender, para desestabilizar. Green es titular, mientras Rodman era suplente. Green es la versión moderna, más completa, de la de Rodman. Y sin menos excesos fuera de la duela.

9. Similitud para llegar a la Final de la NBA

Los dos equipos tuvieron similitudes para llegar a las Finales de la NBA. En la primera ronda, los Warriors vencieron 4-1 a los Spurs; en seminales de Conferencia 4-1 a los New Orleans Pelicans y en las Finales de Conferencia tuvo su serie más complicada al vencer 4-3 a los Houston Rockets, tras reponerse de una desventaja de 2-3. La final de de la NBA fueron días de campo: 4-0 a los Cavs. Hace 20 años, los Bulls vencieron 3-0 a los New Jersey Nets en la primera ronda, 4-1 a los los Charlotte Hornets en las semifinales de Conferencia, 4-3 a los Indiana Pacers en las Finales de la Conferencia Este, y 4-2 al Utah Jazz en la Final de la NBA.

10. Las principales diferencias

La principal diferencia de los Bulls de 1998 a los Warriors del 2018 es que aquel Chicago ganó su sexto y último campeonato, y después de esa campaña el equipo se separó por el retiro de Michael Jordan, mientras Golden State conserva a sus cuatro principales estrellas (Stephen Curry, Kevin Durant, Draymond Green y Klay Thompson) y busca crecer su legado. Phil Jackson revela en su libro “Eleven rings” que aquella temporada de los Bulls la apodó “el último baile” porque pasara lo que pasara, la mayoría de los jugadores no vestirían el uniforme de Chicago al año siguiente. En tan solo cuatro años, los Warriors se han convertido en un equipo élite de la NBA, de acuerdo con ESPN Stats & Info. Al ganar su sexto campeonato en la historia, empataron a los Bulls en el tercer lugar de todos los tiempos. También, Golden State es la segunda franquicia en la historia de la NBA en ganar tres Finales en un lapso de cuatro años ante un mismo oponente.