<
>

Jugadores de Pelicans opinan sobre Anthony Davis: Sólo queremos que sea feliz

play
Pelicans vencen a Chicago con Anthony Davis en la banca (1:04)

Julius Randle anotó 31 puntos y New Orleans dispuso 125-120 de unos Bulls en apuros. (1:04)

CHICAGO - Con las manos atascadas en los bolsillos, con un abrigo blanco y negro hinchado, el centro Anthony Davis, de New Orleans Pelicans, charlaba con los entrenadores a un lado de la cancha, mientras que el resto del equipo contestaba preguntas sobre el individuo que ya no quiere ser parte del equipo.

No importa cuán redundantes o ridículas sean las preguntas, los compañeros de Davis nunca vacilaron al emitir sus respuestas.

"Me encanta tener a Anthony cerca", dijo el guardia de los Pelicans, Jrue Holiday. "Ha sido divertido jugar con él, pelear y luchar con él".

A pesar del deseo de Davis de terminar su permanencia en Nueva Orleans, nadie en el vestuario de visitantes antes de la victoria de los Pelicans, 125-120, ante los Chicago Bulls el miércoles expresó la más mínima evidencia de animosidad. De hecho, el sentimiento general entre los Pelicans era uno de apoyo, a la par con el consenso de que Davis debe hacer lo que sea mejor para él, incluso si eso significa hacerlo en otro lugar.

El entrenador de los Pelicans, Alvin Gentry, se mostró reacio a la idea de que Davis de alguna manera lo decepcionara a él y a la organización.

"¿Por qué haría eso?", cuestionó Gentry. "Es un gran joven. Cuando ha estado en la cancha, nos ha dado todo lo que tiene. Así que no, no me siento defraudado por él. Lo que suceda, sucederá, y de ahí partiremos. Muchas de las cosas, no tenemos control sobre ellas de todos modos. Entonces, lo que tenemos que hacer es concentrarnos en nuestro trabajo como equipo".

El viaje de Nueva Orleans a Chicago produjo algunas reuniones para Davis y Jahlil Okafor, ambos nativos de la ciudad, así como Nikola Mirotic, quien comenzó su carrera en la NBA con los Bulls, antes de unirse a los Pelicans en 2018 a través de un canje.

Así que cuando Mirotic irrumpió en el vestuario de transmisión de los Bulls antes del juego con gritos de alegría, Okafor trabajaba tranquilamente con una empleada de la taquilla llenando un sobre con 12 taquillas para que los familiares asistieran al juego.

Mientras tanto, Davis permanecía cerca de la parte trasera del vestuario con uno de sus dos guardias de seguridad personal.

La escena parecía bastante mundana, casi demasiado rutinaria. Fue similar a dos noches antes en Nueva Orleans, cuando Davis visitó la sala de la familia de los Pelicans minutos después de su derrota por 109-107 ante los Pacers de Indiana como si nada hubiera sucedido.

En retrospectiva, Davis había solicitado un intercambio a través del agente Rich Paul hace poco más de una semana, enviando ondas de choque a través de la NBA, ya que informaba a Nueva Orleans que sus destinos preferidos incluían a Los Angeles Lakers y Los Angeles Clippers, así como a los Milwaukee Bucks. Davis le dijo a los Pelicans que no firmaría un contrato de cinco años y $239 millones en el club este verano o el próximo, y también ha dicho que no planea firmar una extensión con ningún equipo este verano, ya que el plan es hacerlo una vez que se convierta en agente libre en 2020.

La situación dio lugar a rumores sobre el nuevo paradero de Davis, así como una atención mediática sobre los Pelicans en Nueva Orleans, así como cuando juegan como visitantes.

Pero a pesar de todo, Gentry ha trabajado diligentemente para mantener al equipo unido.

Okafor considera que la situación es positiva para el crecimiento de Nueva Orleans. Con Davis fuera de la cancha, Okafor ha aprovechado la oportunidad, promediando 18.9 puntos y 10.4 rebotes en sus últimos ocho juegos entrando al duelo del miércoles. Contra los Bulls, Okafor acumuló 13 puntos en los primeros tres cuartos en 6 de 8 tiros.

"Creo que vamos a ser mejores por esto", dijo Okafor. "Definitivamente, hubo mucho drama, y ​​muchos susurros se refirieron a lo que íbamos a hacer cuando (Davis) solicitó el cambio. Pero solo estamos tratando de permanecer juntos. Y (Davis) ha sido genial. Ha estado en el casillero, ha estado en el banco, me ha apoyado. Sigue ayudándome todos los días. Por eso estoy muy agradecido por él. Este es mi cuarto año en la NBA, y es bastante típico de esta época del año escuchar todas las especulaciones sobre los intercambios. Sé que cualquier persona en este vestuario podría ser intercambiada en cualquier momento. Soy consciente de eso yo mismo, pero trato de no pensar demasiado en eso".

Cuando se le preguntó si el comportamiento de Davis había cambiado desde que solicitó el canje, Okafor habló rápidamente.

"No, en absoluto", dijo Okafor. "Es como mi hermano mayor. Me cuida. Si tiene algún consejo para mí, me lo hará saber. Si ve algo en lo que pueda mejorar, me lo hará saber. Eso no ha cambiado".

Gentry ha dicho que proyecta sentar a Davis hasta que pase la fecha límite de intercambios (jueves, 3 PM EST).

Si Davis permanece en el equipo después de la fecha límite, el equipo tendrá que decidir si el centro queda sentado durante el resto de la temporada, con lo cual protegerían al activo más valioso de Nueva Orleans de cara a un posible intercambio en el verano.