<
>

El manager Mike Scioscia está a un triunfo de 1,500 con Angelinos

play
El bate de Pujols se convirtió en una jabalina (0:25)

Este es uno de los peligros latentes del béisbol (0:25)

Mike Scioscia logró el triunfo 1,499 como timonel de los Angelinos de Los Ángeles, luego de que este lunes el equipo aureolado superara por pizarra final de 2-1 a los Azulejos de Toronto, en un duelo celebrado en el Estadio Angels de Anaheim, California.

La novena del Condado de Orange no tuvo en esta jornada la explosividad de sus bates para decidir el duelo a su favor y, más bien, fue a base del trabajo colectivo de sus serpentineros, que lograron el segundo triunfo de la serie frente a los Azulejos.

''Ellos cuentan con magníficos bateadores, no es fácil controlar esa alineación'', señaló el dirigente Mike Scioscia, quien además del buen trabajo de su cuerpo de lanzadores, destacó la labor defensiva de su equipo.

El derecho Jesse Chávez (2-3, efectividad de 4.13), se adjudicó la victoria, apareciendo como lanzador abridor, luego de que unos cuantos días atrás, fuera llamado al montículo en condición de relevista.

''Yo simplemente traté de mantenerme en mi rutina, como abridor, de la misma forma que la otra noche lo hice como relevista. Para mí, fue un día normal de trabajo, pues siempre trato de estar listo''’, aseguró Chávez, quien se mantuvo sobre el montículo durante 6 entradas completas, en las que toleró 4 imparables, uno de ellos, fue un cuadrangular del receptor visitante, Russell Martin, bueno para la única anotación de los canadienses. Caminó a 4 y abanicó a 7 bateadores.

''Siento que todo mi repertorio me estuvo funcionando, especialmente, cuando estuve alternando mis lanzamientos en ambos lados del plato'', agregó Chávez, quien también destacó el trabajo de los relevistas, Yusmeiro Petit, el debutante David Hernández y Bud Norris, quien lanzó el noveno acto y se acreditó su segundo rescate de la temporada.

''Esta noche mis compañeros del bullpen realizaron una magnífica labor, tomando en cuenta que la ventaja era de una sola carrera'', puntualizó Chávez, quien concluyó diciendo que: ''Como abridor, uno siempre buscar llega lo más lejos que se pueda en el juego, más allá del sexto episodio y yo hoy pude completar seis entradas. Siento que tenía para ir un poco más, pero me siento muy bien de la forma en que las cosas se nos dieron y debemos de intentar seguir por ese rumbo''.

El perdedor fue el zurdo Francisco Liriano (1-2, efectividad de 4.58), pues fue quien inició las hostilidades por el equipo del norte. Lanzó durante 5 episodios y un tercio, permitiendo 5 hits y 2 carreras.

TOMAN VENTAJA

Los canadienses le pusieron número a la casa con el vuelacercas en solitario de Martin, en el cuarto episodio, una pelota expulsada sobre la barda del bosque central izquierdo.

Pero en el cierre del mismo capítulo, Mike Trout iniciaba la respuesta local, conectando un triple por el sector derecho, para anotar la del empate con sencillo de Albert Pujols por el bosque izquierdo.

El bateador designado dominicano llegó a 1,833 anotaciones remolcadas para igualar a Dave Winfield en el lugar 17, en cuanto a carreras impulsadas en la historia de la pelota.

Luego, la novena del Condado de Orange lograba la segunda anotación, en el quinto acto, cortesía de Cameron Maybin, quien fue enviado a la registradora con un sencillo de Yunel Escobar.

Maybin se deslizó eludiendo la mascota del receptor Russell, para rasguñar el plato, en una jugada bien apretada, que el juez del home plate, el principal, Toby Basner, dio por buena.

Sin embargo, el dirigente de Toronto, John Gibbons, apeló a la revisión por medio del vídeo, para que luego de una breve deliberación, los jueces reiteraran el veredicto original, la carrera contó, y al final, fue la de la diferencia.

OPORTUNIDAD PERDIDA

En el sexto capítulo, los Angelinos dejaron escapar una inmejorable oportunidad de asegurar el juego, pero el receptor Martín Maldonado se quedó como estatua, viendo pasar el tercer strike, dejando las bases congestionadas.