<
>

Angels saca de la lumbre triunfo 1,500 del manager Scioscia

play
Trout se la desapareció a Casilla, para empatar (0:22)

El increíble Mike Trout desapareció la esférica para igualar las acciones en el décimo (0:22)

Los Angelinos de Los Ángeles se vieron obligados a batallar durante 11 entradas y hasta tuvieron que descontar una ventaja que habían tomado los Atléticos de Oakland, en la parte alta del décimo episodio, para venir desde atrás y ganar por 2-1, dejando en el terreno a los rivales de la División Oeste en la Liga Americana y de esa forma entregarle a su timonel, Mike Scioscia, la victoria número 1,500 de su carrera.

''Eso no es tan importante. Lo que interesa es el equipo, los jugadores y los aficionados que nos apoyan'', aseguró Scioscia, evitando los reflectores y destacando el espiritu guerrero de un equipo que en la presente campaña, en ocho ocasiones ha tenido que remar contra la corriente, para salir con la mano en alto.

En esta oportunidad, fue un sencillo del guardabosques derecho Kole Calhoun, lo que produjo la carrera de la diferencia, que llegaba al pentágono en los bombachos de Danny Espinoza, quien había iniciado todo con un imparable, en el cierre del undécimo capítulo.

En la décima entrada, el primer cuadrangular en extra innings para Mike Trout en su carrera, el sexto en el mes de abril, un batazo que mandó la pelota a perderse en las gradas de la esquina derecha, había dado el empate a los de Anaheim, ya que en la parte alta de ese episodio, los visitantes habían tomado la delantera.

Fue con un vuelacercas y los Atléticos rompieron con una secuela de 18 argollas colgadas por los lanzadores del equipo de la Bahía y los de Anaheim, para lograr la primera anotación de la noche.

Al primer lanzamiento del relevista venezolano José Álvarez, al abrir el décimo capítulo de un duelo que había concluido las 9 entradas de rigor, sin anotaciones, el bateador emergente Josh Pegley la desapareció en la oscura noche de Anaheim, con un batazo que se fue sobre la barda del jardín central derecho.

Los lanzadores abridores en este juego, se fueron sin decisión, luego de enfrascarse en un duelo particular desde el montículo.

Por parte de los aureolados, inició el juego el diestro nicaragüense JC Ramírez (2-2, con efectividad de 4.43), para realizar una labor de 7 entradas completas, en las que únicamente toleró 2 hits, caminó a igual número de bateadores y recetó 7 chocolates.

''Yo me siento satisfecho por mi labor de esta noche, porque para eso es que uno se prepara durante cinco días, para cada salida'', declaró Ramírez a ESPN Digital.

El nativo de Managua también destacó la labor del cuerpo de relevistas, ya que a pesar del bambinazo que permitieron, en el balance final, fue importante que mantuvieran el juego con tan solo una carrera de desventaja, en la recta final del duelo.

''Esa es precisamente la labor de un equipo, donde todos aportamos lo mejor para salir con el triunfo'', apuntó Ramírez, quien también recibió los elogios de Scioscia, por su labor.

''Ganar 1,500 juegos es un logro muy grande y nosotros, como peloteros, debemos sentirnos orgullosos de contar con un manager de su experiencia'', destacó Ramírez, al comentar sobre el total acumulado de victorias de su dirigente, uno de los 6 managers en la historia de la pelota, en lograr ese número cabalístico.

Mientras tanto, por los del norte de California, el lanzador abridor fue el también diestro Jesse Hahan (1-1, con efectividad de 2.08).

La victoria quedó en manos de Brooks Pounders (1-0), mientras que el derrotado fue Ryan Madison (0-2).