<
>

Bullpen de los Marlins falla contra Cardenales para sufrir otro revés

play
Espectacular deslizamiento de Sierra da triunfo a Cards (0:30)

Magneuris Sierra anotó la carrera que definió el San Luis-Miami (0:30)

MIAMI -- Nada le funciona a los Marlins de Miami por estos días.

Cuando el pitcheo abridor trabaja bien, los relevistas fallan. O cuando el bullpen logra apagar el fuego ya es demasiado tarde porque fueron los iniciadores quienes lo hicieron mal.

En las raras ocasiones en que abridores y relevistas se combinan para dominar, entonces son los bateadores los que se duermen y basta un par de carreras para perder los juegos.

La película se repitió el martes, cuando Kyle Barraclough, Brad Ziegler y A.J. Ramos fueron incapaces de defender la ventaja que les dejó el abridor Dan Straily y los Marlins cayeron 6-5 ante los Cardenales de San Luis en el segundo juego de una serie de tres.

Los peces llegaron al octavo episodio delante 5-1 en la pizarra del Marlins Park, pero los pájaros rojos la emprendieron contra Barraclough.

Tommy Pham inició con doble y avanzó a tercera por sencillo del debutante dominicano Magneuris Sierra.

Matt Adams, de emergente, impulsó una con cañonazo y Kolten Wong recibió boleto que llenó las bases.

Randal Grichuk empujó la segunda del inning con elevado de sacrificio al izquierdo y las bases volvieron a llenarse por pasaporte a Matt Carpenter.

Ziegler entró al rescate, pero Jed Gyorko lo recibió con imparable que remolcó dos más para igualar las acciones.

En un abrir y cerrar de ojo se esfumó el esfuerzo de Straily, quien además de limitar a una limpia y tres hits la ofensiva de San Luis en siete episodios, impulsó la segunda carrera de su vida con una jugada de squeeze play que en su momento empató la pizarra 1-1.

“Eso está dentro del juego, pero tenemos que seguir batallando unidos, como equipo. Kyle (Barraclough) se siente mal por no haber podido hacer el trabajo, pero hay que apoyarlo para que la próxima vez lo logre”, dijo un condescendiente y resignado Straily.

En el noveno, el cerrador Ramos se metió en complicaciones él solo, al cometer un error en tiro que llevó hasta segunda a Sierra, quien anotó por hit del emergente Dexter Fowler.

Para empeorar el panorama en la Capital del Sol, el campocorto cubano Adeiny Hechavarría abandonó temprano el partido por un dolor en el músculo oblicuo izquierdo y ya muchos empiezan a llamar al equipo como Miami General Hospital.

El versátil venezolano Miguel Rojas, inmerso en una gran campaña ofensiva, fue colocado en la lista de inhabilitados de 60 días, mientras que su compatriota Martín Prado volvió a resentirse de la misma lesión que lo sacó de juego en el Clásico Mundial de Béisbol y lo tuvo fuera de acción las primeras semanas de la temporada.

También están en la lista de lesionados los abridores Edinson Vólquez y Wei-Yin Chen, en tanto fueron enviados a las Menores el zurdo Adam Conley y el derecho cubano Odrisamer Despaigne.

Tantas miserias tienen frustrados a los jugadores y hasta el tranquilo y callado Christian Yelich llega a perder la calma y protestar airadamente un tercer strike cantado que le valió la expulsión.

Como también se fue por segundo día seguido el manager Don Mattingly, esta vez por reclamarle al umpire que botó a su jugador.

La serie termina el miércoles y los Cardenales buscarán la barrida con el derecho Lance Lynn (4-1, 2.04), en tanto para tratar de impedirla, Miami dependerá del también diestro Tom Koehler (1-1, 5.40).