<
>

Visita agridulce para Aledmys Díaz al Marlins Park

Aledmys Diaz recuerda con cada batazo a su amigo de la infancia José Fernández. Jeff Curry/USA TODAY Sports

MIAMI - Aledmys Díaz recuerda con alegría su primera visita al Marlins Park con los Cardenales de San Luis.

Fue el 28 de julio del 2016 y ese día enfrentaría a su inseparable amigo de la infancia José Fernández.

Ambos jugaron juntos en los polvorientos terrenos de la ciudad cubana de Santa Clara y en la única ocasión que estuvieron frente a frente en un estadio de Grandes Ligas, Díaz le bateó un doblete y jonrón para propinarle apenas la segunda derrota que el astro de los Marlins de Miami sufrió en su propia casa.

El regreso esta vez al parque de Miami viene con una fuerte carga de nostalgia.

"Fue divertida aquella vez. Él me decía cosas, bromeaba después de cada pitcheo. Ahora se siente raro estar aquí. Aunque a José siempre lo tengo presente, pues éramos hermanos, venir al estadio y que él no esté más resulta difícil", dijo el campocorto cubano, a quien el equipo, conocedor de la relación que lo unió siempre a Fernández, le concedió días libres en septiembre pasado para que asistiera a los funerales de su gran amigo.

"Ahora mismo estoy enfocando en ayudar y respaldar a su familia, pues él era como un hermano para mí. ... Ahora, cada vez que me pongo el uniforme, trato de disfrutar esto al máximo porque era lo que él quería. Cada vez que él se ponía el uniforme, solo quería jugar duro y disfrutar el juego."

Aledmys Díaz

"Ahora mismo estoy enfocando en ayudar y respaldar a su familia, pues él era como un hermano para mí".

"Ahora, cada vez que me pongo el uniforme, trato de disfrutar esto al máximo porque era lo que él quería. Cada vez que él se ponía el uniforme, solo quería jugar duro y disfrutar el juego".

Aledmys también conversó con ESPN Digital sobre los días que estuvo trabajando durante los entrenamientos primaverales con una leyenda de los Cardenales, Ozzie Smith.

"Imagínate, qué privilegio. Tener la oportunidad de trabajar con él, 13 veces ganador del Guante de Oro, miembro del Salón de la Fama. Estoy muy agradecido de que haya venido hasta la Florida para dedicarme su tiempo y sus conocimientos", señaló Aledmys.

"Me dio muchos consejos, me ayudó a adquirir confianza, me dijo que debía mantenerme en una posición baja para poder atacar mejor los roletazos, a anticiparme a cada bateador rival de acuerdo con sus características. De verdad le agradezco su dedicación y los resultados ya se están viendo", añadió Díaz, quien está en su segunda temporada en las Mayores, esa en la que muchos peloteros que brillaron en su campaña de debut suelen tener una recaída.

"Es normal. Sabes que los lanzadores te conocen mejor y harán ajustes. Depende entonces de uno hacer los ajustes necesarios y creo que lo estoy haciendo'', explicó.

"Empecé bien los primeros días de la temporada y luego entré en una mala racha, pero debes seguir trabajando y por suerte ya creo haber salido".

Lo que pasa es que uno no puede desesperarse y si no te salen los hits, tienes que enfocarte entonces en otros aspectos del juego igualmente importantes como correr bien las bases, en reforzar la defensa y no cometer errores que cuesten carreras".

El manager Mike Matheny lo colocó inicialmente como segundo en la tanda, pero lo bajó al sexto turno para restarle presión en medio del slump.

"Me siento mejor como sexto, ya que como segundo no me fue bien. Ahora tengo la posibilidad de ir a batear con más corredores en bases, lo cual me permite impulsar más carreras", concluyó el cubano.