MLB Equipos
Rigo Cervantez | ESPN Digital 153d

Kershaw guía blanqueada y llega a 11 triunfos con Dodgers

Clayton Kershaw se convirtió este sábado en el primer lanzador de la Liga Nacional en alcanzar los 11 triunfos, luego de conducir a los Dodgers de Los Ángeles a una blanqueada de 4-0 sobre los Rockies de Colorado, en las lomas de Chávez Ravine.

Fue la segunda victoria en la serie de tres duelos con la novena de Denver, para el equipo de Dave Roberts.

''Obviamente, yo intenté ir un poco más lejos en el juego, quiza haber llegado hasta el séptimo episodio'', dijo Kershaw (11-2), quien lanzó 6 episodios completos, permitiendo 4 imparables. Mientras que entregaba un pasaporte y recetaba 8 chocolates.

Es que luego de una primera entrada kilométrica, para cuando llegó al sexto capítulo, ya su cuenta iba en 103 lanzamientos.

''Por suerte, los muchachos del bullpen realizaron un gran trabajo'', reconoció el zurdo texano, quien para lograr la blanqueada tuvo como cómplices a Brandon Morrow, Pedro Báez y Sergio Romo, quienes se encargaron de colgar las otras tres argollas en los capítulos séptimo, octavo y noveno, respectivamente.

De igual forma, luego de este triunfo, el nativo de Dallas, tiene una marca de por vida de 21-6 ante Colorado, y es al equipo que más domina en todo el beisbol.

Mientras tanto, Dodgers logra su noveno triunfo consecutivo y el 18 en sus últimos 20 juegos, además de haber llegado a 50 victorias en la temporada, encaramado ya en el tope de la División Oeste, 2.5 juegos sobre Diamondbacks de Arizona.

''Fue una entrada muy complicada para mí, la primera, en la que lo único que pude hacer, fue tratar de minimizar el daño. Me ha sucedido muchas veces, que me cuesta acomodarme en el primer episodio. Por suerte contamos con una magnífica alineación que me ayudó a salir bien librado'', dijo Kershaw, quien parece ser de esas raras aves que cruzan el pantano y se mueren de la risa.

Es que salió sin mácula de un atascadero en el que él mismo se metió, en el primer episodio, en el que tuvo que tirar más de 30 veces al pentágono, después de que DJ LeMahieu le conectara un batazo de dos esquinas, para que enseguida, Nolan Arenado, agregara un sencillo, lo que combinado con la base por bolas a Mark Reynolds, hizo que la casa se le llenara de agua, con tan solo un out.

Pero luego Kershaw sacó la casta, además de su talento, y ponchó a Ian Desmond, lo mismo que a Trevor Story, para dejar a los Rockies con un palmo de narices.

Por los de Colorado, inició en la lomita el derecho Tyler Chatwood, quien cargó con la derrota, para dejar su marca en 6-8, luego de que tan solo resistió tres entradas y un tercio en el monte del calvario, permitiendo las 4 anotaciones, con 3 imparables.

Uno de ellos, salió del bate de Joc Pederson, que hizo explotar su batazo de cuatro esquinas número 6 de la campaña, por la parte más profunda del parque, en el tercer acto, con lo que los inquilinos de Chávez Ravine aumentaron su cadena de juegos botando la pelota del parque, para llegar a 16.

Se trata de la tercera mejor racha para la franquicia, que hace más de 60 años lo había logrado por última vez, entre el 24 de julio y el 7 de agosto de 1956.

La tercera carrera la consumó Justin Turner, en este mismo capítulo, con un sencillo de Yasmani Grandal, que fue pifiado por el guardabosques derecho, Raimel Tapia, mientras que la cuarta entraba 'a caballito', cuando el lanzador de los Rockies, Tyler Chatwood, le tiraba cuatro bolas malas a Kershaw, con las bases llenas de corredores azules.

Grandal lo agradeció y se fue desde la antesala, a machacar el plato.

Porque la tropa de Dave Roberts había puesto la primera raya en la pizarra, en el cierre del segundo episodio, con el sencillo por el ala izquierda de Kike Hernández, suficiente para que Logan Forsythe anotara desde la intermedia.

SEAGER, DÍA A DÍA

Antes del juego frente a Colorado, el timonel de los Dodgers, Dave Roberts, informó que luego de la resonancia magnética a la que fue sometido su estelar parador en corto, Corey Seager, se determinó que padece una distensión muscular en la parte posterior de su pierna derecha.

El torpedero había abandonado las hostilidades en el choque del jueves, debido a lo que en un principio, se creía que tan solo se trataba de un calambre.

''Estará bajo observación, día a día, pero en caso de ser necesario, si su bate representara la carrera del empate o de la victoria, Corey estará en uniforme y podría salir a batear como emergente'', anunció Roberts.

Aunque, finalmente, no requirió de los servicios de Seager.

^ Al Inicio ^