<
>

Nacionales conectan cinco HR en una entrada ante Cerveceros

play
Festival de cuadrangulares en Nationals Park (2:03)

Un total de 10 batazos de vuelta completa fueron conectados en el duelo entre los Cerveceros de Milwaukee y los Nacionales de Washington. Ocho fueron disparados por el equipo de casa incluyendo los vuelacercas 26 y 27 de Bryce Harper y el 21 y 22 de Ryan (2:03)

WASHINGTON - Los Nacionales de Washington empataron un record de Grandes Ligas el jueves al conectar cinco jonrones en una entrada.

El ataque ofensivo llegó en la parte baja de la tercera entrada ante el abridor de los Cerveceros de Milwaukee Michael Blazek e incluyó cuatro cuadrangulares consecutivos.

Luego que el lanzador de los Nacionales Max Scherzer otorgara boleto para comenzar el episodio, el primer bate Brian Goodwin conectó cuadrangular al jardín derecho. Wilmer Difó le siguió con largo batazo al derecho central. Luego de eso, Bryce Harper la llevó lejos por el izquierdo central, y entonces el cuarto bate Ryan Zimmerman completó la hazaña con su jonrón por el izquierdo central. Luego de elevado de Daniel Murphy que atrajo abucheos de la multitud en el Nats Park, Anthony Rendón conectó enorme cuadrangular sobre la cerca del jardín izquierdo central para el quinto vuelacercas de Washington en la entrada.

Al conectar cinco jonrones en el mismo episodio, Washington se convirtió en el sexto equipo en igualar dicha marca. Interesantemente, los Cerveceros fueron el último equipo en lograrlo en 2006.

Los cuatro cuadrangulares consecutivos igualan una marca de Grandes Ligas, lograda por última vez por los Diamondbacks en agosto de 2011. De los ocho equipos que lo han logrado, los Nacionales son el primer equipo en hacerlo con sus bateadores del 1 al 4 en su alineación ofensiva. Blazek, quien hacía su primera salida de su carrera luego de 108 apariciones como relevista, es el primer serpentinero en la historia en permitir cinco jonrones en una entrada.

En cuatro entradas, Washington había conectado ocho cuadrangulares, incluyendo dos para Harper y para Zimmerman. Los ocho bambinazos en un juego igualan el record de la franquicia establecido en 1978 por los Expos de Montreal.

El record de Grandes Ligas para jonrones en un partido es de 10, y en la Liga Nacional la marca es de 9.