MLB Equipos
AP 99d

Kinsler pide que Hernández deje de ser umpire

ARLINGTON, Texas, EE.UU. -- Ian Kinsler, intermedista de los Tigres de Detroit, criticó duramente a Ángel Hernández y consideró que el experimentado umpire debería dedicarse a otra cosa.

Un día después de ser expulsado por discutir los criterios con los que Hernández marcaba las bolas y los strikes, Kinsler dijo a los periodistas que cubren a los Tigres que Hernández es un mal umpire, quien “interfiere flagrantemente” en el desarrollo de los encuentros.

“Esto termina por cambiar los juegos. Él los está modificando. Necesita encontrar otro empleo, de verdad”, señaló Kinsler, cuyas declaraciones fueron reproducidas por varios medios antes de que Detroit enfrentara a los Rangers de Texas.

Hernández se desempeñaba el martes como umpire de la antesala en Texas, una noche después de trabajar en el plato. Kinsler jugó de inicio en la segunda base.

Una rotación normal de los umpires colocaría a Hernández en segunda este miércoles, cuando los equipos se enfrenten nuevamente.

Cuando se le preguntó si estaba sorprendido por lo rápido que Hernández lo había expulsado el lunes, en el primer juego de la serie, Kinsler respondió “no, estoy sorprendido por lo mal umpire que es él”.

“No sé por qué ha estado en esta liga durante tantos años, siendo tan malo. Necesita replantearse la carrera que ha elegido, de verdad, punto”, manifestó.

El cubano Hernández ha sido umpire de las mayores durante casi un cuarto de siglo.

Kinsler bateaba en el quinto inning del duelo del lunes, una derrota por 6-2 ante los Rangers. Tras quedarse mirando el primer lanzamiento, considerándolo bajo, Kinsler cuestionó a Hernández por señalar strike.

De acuerdo con su propio relato, el pelotero dijo a Hernández que ése era un strike sólo porque el umpire lo había marcado.

El siguiente pitcheo se quedó afuera, y Hernández marcó bola.

“¿Qué hay de ése?”, le preguntó Kinsler a Hernández, quien lo expulsó.

Ambos discutieron cara a cara. El manager de Detroit, Brad Ausmus, fue expulsado también por ingresar al terreno para protestar.

Este año, Hernández radicó una demanda contra las Grandes Ligas, en la que alega que sido víctima de discriminación racial.

Hernández asegura que Joe Torre, el director ejecutivo de béisbol de MLB, “tiene un historial de antipatía hacia Hernández que se origina del periodo en el que Torre fungió como manager de los Yanquis de Nueva York”.

Hernández, de 55 años, nació en Cuba y reside en Florida.

^ Al Inicio ^