MLB Equipos
Jerry Crasnick | Escritor Senior de ESPN 96d

En medio de una temporada sombría, el futuro de los Mets ha llegado

Luego de 2,263 apariciones en el plato en liga menor y algunos momentos de ocio fantaseando con su debut en Grandes Ligas, Dominic Smith entró al camerino de los Mets de Nueva York en el Citizens Bank Park el viernes y localizó su casillero cerca de la entrada de las duchas. Le echó un vistazo a la placa en la parte superior con su nombre y el No. 22, se quitó su ropa de civil y se puso su uniforme y se puso a pensar en lo que espera sea el resto de su vida en el béisbol.

Habrá éxitos y fracasos, días buenos y malos, pero ningún día se compara con el primero.

"Es algo bastante surreal ahora mismo", dijo Smith. "Dentro de algunas semanas cuando me pueda sentar y asimilar todo lo que ha ocurrido, será cuando realmente me golpee y entienda todo. Me siento realizado, porque esta era una gran meta y un gran sueño para muchos chicos y mucha gente. Esto es solo el comienzo".

Smith se fue de 3-1 con un sencillo en su debut en la primera base y disfrutó su mayor emoción como espectador, cuando su compañero novato Amed Rosario conectó cuadrangular en la novena entrada para darle a los Mets la victoria 7-6 sobre los Filis de Filadelfia. En un juego de la Serie del Subway el martes en la noche, Smith y Rosario conectaron cuadrangulares de dos carreras en la derrota 5-4 ante los Yankees en el Yankee Stadium.

Luego de una temporada llena de lesiones, conferencias de prensa extrañas, bromas de mal gusto de las mascotas y otras indignidades, los fanáticos de los Mets podrían tener que prepararse para algunas noticias positivas.

Un verano decepcionante en Flushing está llegando a su final con un roster renovado y una serie de tareas de limpieza casera. Restando seis semanas, Curtis Granderson y Asdrúbal Cabrera solo pueden preguntarse si le seguirán los pasos a Lucas Duda, Jay Bruce, Addison Reed and Neil Walker mediante cambios antes que finalice el mes de agosto. Los Mets también tienen que decidir el futuro de su manager Terry Collins, cuyo contrato expirará al final de la temporada.

Entre toda la incertidumbre y los cambios en la plantilla, dos nuevos jugadores con estilos y habilidades dispares están energizando el camerino. Si Rosario y Smith se calientan tan rápido como lo hizo el jardinero Michael Conforto, quien tiene slugging de .568 con 26 jonrones y que llegó a su primer Juego de Estrellas a los 24 años, la nueva oleada tiene oportunidad de ser peligrosa.

"Ellos son los dos mejores prospectos de nuestra organización, así que todo el mundo cuenta con ellos para que sean exitosos'', dijo el veterano jugador del cuadro José Reyes. "Ellos son el futuro de nuestra organización".

Rosario, quien creció en República Dominicana jugando junto al futuro jardinero de los Rangers de Texas Nomar Mazara, firmó con los Mets por $1.75 millones a los 16 años en 2012 y subió como la espuma por las fincas de la organización. Un cazatalentos que lo vio jugar mucho con el Doble-A Binghamton en 2016 se refirió a él como un "jugador de movimientos rápidos y con un excelente reloj de juego". En julio, Keith Law de ESPN catalogó a Rosario como el mejor prospecto de MLB y se preguntaba por qué los Mets se estaban tardando tanto en subirlo a las mayores. Los Mets resolvieron el misterio cuando ascendieron a Rosario del equipo Triple-A Las Vegas el 31 de julio.

Smith, de 22 años, llegó al béisbol profesional con una reputación de ser un bateador avanzado tras ser seleccionado en el 11º turnos del sorteo del 2013, y no ha decepcionado. Bateó .302 con porcentaje de embasamiento de .366 en las menores, demostrando gradualmente más poder en sus ascensos en las fincas y solo se ponchó en el 15.5 por ciento del tiempo.

Smith es ágil alrededor de la primera base, pero necesita demostrar algún compromiso con el tiempo para retener esa flexibilidad. Luego de recibir una orden de la organización para que bajara de peso en el invierno pasado, renovó su dieta y bajó de 258 a 234 libras en la temporada baja. Smith y los Mets saben que él tiene que seguir monitoreando su peso a medida que pase el tiempo.

"Tenemos mucha gente aquí para ayudarlo", dijo Collins. "Tenemos preparadores físicos y nutricionistas y dos cocineros que pueden hacerle lo que él quiera en cada camerino. Él va a ver otros chicos que son muy cuidadosos en su dieta y que observan lo que comen, y pienso que él se va a beneficiar de ver la forma en que algunos de ellos se preparan para un partido. No va a ser fácil, pero pienso que él lo va poder manejar".

Desde una perspectiva técnica, ambos novatos de los Mets tienen habilidades que son difíciles de enseñar. Kevin Long, coach de bateo de los Mets, tomó nota de la rapidez de bate de Rosario y el modo de batear de Smith en los entrenamientos primaverales.

"Dom Smith, con su habilidad de colocar el bate encima de la pelota y abanicar buenos lanzamientos, eso es algo que no se ve en un chico de 22 años", dijo Long. "Y tenemos otro chico que es un buen modelo para él en Michael Conforto, quien abanica strikes y que tiene mucha disciplina en el plato.

"Rosario me recuerda mucho a [Robinson] Canó, ya que puede batear, pero la zona de strike es probablemente una de las últimas cosas que llegan. Es eléctrico. Hay una soltura en su swing, y tiene buen fuego en su mitad inferior. Eso es algo que siempre se busca en bateadores".

Las expectativas para los prospectos pueden ser sofocantes - particularmente con un equipo perdedor en un mercado tan demandante como el de Nueva York - pero Smith y Rosario han sido advertidos. De forma rutinaria Smith suele buscar a viejos compañeros y coaches en las menores, y dijo que varios le dijeron que debía "ser una esponja''. Hasta que logre establecerse, planifica mantener su boca cerrada e impresionar a los veteranos con su ética de trabajo y habilidad para escuchar.

Rosario tiene un mentor personal en Reyes, quien llegó a Nueva York como un cotizado prospecto en 2003 y ha sufrido varias lesiones y problemas fuera del terreno en camino a sus 2,057 hits de por vida. A pesar de una brecha de 12 años, ambos jugadores se unieron instantáneamente cuando Reyes pasó tiempo de juego en Binghamton el verano pasado. Se enviaban mensajes de texto casi a diario luego que Reyes volviera a las mayores.

"Él me ayudó mucho - más que un amigo", dijo Rosario en español a través del intérprete Edwin González. "Es como un hermano. Me da muchos consejos diariamente".

Entre los consejos que Reyes le ha dado a Rosario: No te quedes atrapado en la estática. Él le dice a Rosario que llegue al estadio todos los días con hambre de jugar, que se faje y que dé todo lo que tenga. Dado el enorme talento que tiene Rosario, el resto se encargará de sí mismo.

"Él lo puede hacer todo", dijo Reyes. "Lo que más me ha impresionado de él es la forma tan relajada cómo se comporta en el terreno para un jugador joven. Tiene apenas 21 años, y parece como que lleva cinco años en las mayores".

Esos destellos de brillantez validan su posición en los rankings de prospectos. En la cuarta entrada del partido del sábado, Rhys Hoskins de Filadelfia conectó un rodado en la parte más profunda del hueco en el campocorto. Rosario llegó lejos hacia su derecha, atrapó la pelota con el guante al revés e hizo un tiro en salto para vencer a Hoskins por un paso. Al mejor estilo de Derek Jeter.

"Yo estaba molestando a Amed", dijo Long. "Le dije, 'Si juegas bien aquí, ¿tienes algún otro nivel a dónde irte?' Él se me quedó mirando como diciendo, 'No, aquí es que es'. Esto no es Doble A o Triple A. Estos chicos tienen que entender este nivel, y una vez lo logran, el juego será mucho más fácil.

"Ellos son chicos grandiosos, ambos. Tenemos un equipo veterano, pero es realmente emocionante tener a estos chicos aquí. Estamos ansiosos de ver brillar a los recién llegados".

^ Al Inicio ^