MLB Equipos
Rigo Cervantez, ESPN Digital 83d

Pujols agrega capítulos a su leyenda

Albert Pujols sigue añadiendo nuevos apartados, a la ya muy rica novela de sus hazañas beisboleras y el miércoles, con dos bambinazos y con cuatro carreras remolcadas, el estelar pelotero dominicano, además de encabezar a los Angelinos de Los Angeles a un triunfo de 10-8 sobre los Atléticos de Oakland, hizo crecer su figura legendaria, desde dos frentes.

Llegó a 612 batazos de vuelta entera, para darle alcance a Jim Thome, en la séptima casilla, entre los mejores jonroneros de todos los tiempos.

Asimismo, con el poker de carreras empujadas llegó al mágico número de 1,900 y ahora pertenece a un selecto grupo de 10 ilustres peloteros, con 1,900 o más, carreras producidas.

Pujols se codea con nombres como los de Hank Aaron (2,297 carreras remolcadas), Babe Ruth (2,213), Alex Rodríguez (2,086), Barry Bonds (1,996), Lou Gehrig (1,995), Stan Musial (1,951), Ty Cobb (1,938), Jimmie Fox (1,922), Eddie Murray (1,917) y Willie Mays (1,903).

El bateador designado encabezó la ofensiva de los aureolados, con sus batazos de cuatro esquinas del tercero y del quinto episodios.

"Resulta algo muy bueno para todos los miembros del equipo, que cada noche estamos viendo a Albert superar a algún pelotero de leyenda, en las diferentes categorías. Por ejemplo, cuando ves que alcanza las 1,900 carreras impulsadas, eso te resulta casi increíble de creer", dijo Mike Trout, quien solo se sonrió, cuando ESPN Digital le apuntó que muchas de esas anotaciones, las hizo efectivas él, como las dos veces que anotara esta noche, con el par de cañonazos de su compañero de fórmula.

"Es grandioso para nosotros el ver a Mike Trout y a Albert Pujols, juntos, haciendo todo esto, encabezando la ofensiva, pero vamos a necesitar más de ellos, todavía, en lo que resta de la temporada, para lograr nuestros objetivos", aseguró el timonel, Mike Scioscia, refiriéndose a la pelea que sostiene el equipo de Anaheim, por meterse a la postemporada, a través de un puesto de comodín.

Mientras tanto, Cliff Pennington, se destapaba con el primer grand slam de su carrera, en el séptimo acto, en la remontada, con un ramillete de cinco carreras, que puso a los Angelinos con rumbo hacia la victoria, y a barrer la serie.

"Por un momento, me quedé petrificado, esperando la revisión del vídeo y deseando que no fueran a revocarlo. Después, me puse muy feliz y tuve la oportunidad de celebrar mi primer grand slam, dos veces", aseguró el parador en corto, quien confesó que no pensó en el batazo de cuatro esquinas al llegar a la caja de bateo, con las bases llenas.

"Yo lo único que intentaba, era lograr empatar el juego", dijo el pelotero texano, sin perder la sonrisa de su rostro.

"Ha sido una reacción magnífica, de nuestra parte y para lograrla, hemos contado con la contribución de varios peloteros, como Albert, como Trout, y ni qué decir de Pennington, que pegó el hit de la noche", agregó Mike Scioscia.

REGRESA TROUT

Mike Trout había dejado su puesto durante un par de días, en el jardín central, lo mismo que su segundo turno al bate en la alineación de los Angelinos, debido a una leve dolencia en el cuello, al golpearse contra el cerco en Angel Stadium.

Pero este miércoles, en el último duelo de la serie frente a los Atléticos de Oakland, todo volvió a la normalidad, una condición, que en los jeroglíficos del estelar pelotero, significa que la volvió a sacar del parque, y lo hizo en el primer episodio, al primer lanzamiento del abridor Kendall Graveman, con su bambinazo número 27 de la temporada, por lo más profundo del parque.

En el tercer acto, Albert Pujols hizo lo propio, al depositar la bola en el tablado derecho, con su vigésimo vuelacercas del año, llevándose en su recorrido al propio Trout, quien había caminado.

Después, en el quinto, Albert volvió a irse para la calle, en la ocasión número 57 de su carrera, en que vive una jornada con múltiples vuelacercas.

Además, en 16 de sus 17 temporadas en la gran carpa, Pujols ha disparado 20 o más batazos de cuatro esquinas.

El abridor de Anaheim fue el diestro Parker Bridwell, que salió sin decisión, luego de que en el cuarto capítulo la casa se le vino encima, ya que no pudo sacar tan siquiera un out, en un desfile de 7 bateadores de Oakland, que le hicieron 7 carreras y le desaparecieron la pelota en dos oportunidades.

En total, los Atléticos anotaron 8 veces en este tramo, con un tropel de 12 bateadores, incluyendo a Matt Olson y a Bruce Maxwell, autores de sendos cuadrangulares.

Para Oakland, fue la mayor generación de carreras, en un episodio, en lo que va de la temporada, mientras que para el equipo de Mike Scioscia, fue la peor entrada, en cuanto a carreras permitidas, en el año.

El ganador fue Cam Bedrosian (4-3, efectividad de 3.67), mientras que la derrota fue para Chris Hatcher (0-1, efectividad de 5.14).

RICHARDS MEJORA

El serpentinero Garrett Richards lanzó con la sucursal de los Angelinos en Triple A, en una asignación de rehabilitación, trabajando 2 entradas, en las que permitió 5 imparables, sin carreras. Tampoco dio bases por bolas y ponchó a 2.

Realizó un total de 40 lanzamientos, 26 en zona de strike.

^ Al Inicio ^