MLB Equipos
Neil Paine | FiveThirtyEight.com 80d

Albert Pujols es el peor jugador de Grandes Ligas

Albert Pujols de los Angelinos de Los Angeles es el bateador más temido de su generación, uno de los más grandes en haberse parado en un cajón de bateo. Está ubicado en el octavo puesto de todos los tiempos en jonrones, séptimo en extrabases y décimo en total de bases. En la cúspide de su carrera, ganó tres premios al Más Valioso y además, fue el mejor jugador de posición del béisbol, de acuerdo a la estadística de victorias sobre reemplazo o WAR, por sus siglas en inglés, en tres oportunidades (2006, 2008 y 2009). El currículum de Pujols lo hace un seguro exaltado al Salón de la Fama al primer intento.

No obstante, esta temporada, se le puede asignar un nuevo título a Pujols: Es el peor jugador del béisbol.

Pujols simplemente ha sido desastroso en el Angel Stadium. Está bateando para .230 (79 puntos por debajo de su promedio previo de por vida) con un 26 por ciento de embasamiento más slugging peor que el promedio de la Liga. Incluso, en una era caracterizada por los bateadores designados ineficientes, Pujols ha sido, fácilmente, el peor bateador en la posición que provee el menor valor defensivo (o sea, cero). Como resultado, ningún pelotero ha sido menos valioso que Pujols este año: su WAR de -1.99 está hundido en el sótano entre todos los peloteros (incluyendo los lanzadores).

Si termina la temporada en el último puesto, lo cual es muy probable, ya que los Angelinos siguen incluyéndolo en la alineación titular día tras día, a pesar de sus pobres números, Pujols será el primer pelotero de posición de la era moderna en ser el mejor y el peor pelotero del béisbol en fases distintas de su carrera.

El peor cierre para un ex pelotero No. 1 perteneció previamente al segunda base de los Yankees de Nueva York con el poético nombre de Snuffy Stirnweiss. Snuffy fue el mejor pelotero de posición del béisbol en 1945, cuando muchos de los mejores de la Liga (como era el caso de Ted Williams, Stan Musial y Joe DiMaggio) estaban cumpliendo con el servicio militar. Además, fue el segundo peor pelotero de posición en 1950, en una temporada miserable que lo vio batear para .216 y ser cambiado de los Yankees con 98 triunfos, con destino a los Browns de San Luis, con 58 victorias.

Aquí tenemos las peores temporadas en cuanto a WAR se refiere para peloteros de posición que en una ocasión fueron los mejores del béisbol en algún punto de su carrera.


Obviamente, no es bueno quitar dos triunfos de los haberes de un equipo, en cuanto a lo que se pudo recibir de un hombre que ganó salario mínimo. Eso es especialmente cierto para los Angelinos, quienes se encuentran a un juego por detrás de los Mellizos de Minnesota en la carrera por el último puesto del comodín en la Liga Americana y luchan por sus vidas en la postemporada. Pero, en una forma curiosa, el estar en el último puesto es una especie de testimonio para Pujols en cuanto a lo bueno que ha sido durante el curso de su larga y venerable carrera.

El sótano de la tabla en WAR nos da una buena lección con respecto a la diferencia entre "habilidad" y valor". En cuanto a las habilidades, Pujols no es realmente el peor pelotero de las Grandes Ligas. Esa distinción quizás le iría a un pelotero casi de relleno que fue llamado a mitad de temporada y raramente juega; sin embargo, ha provisto menor valor, en gran medida debido a las múltiples oportunidades que ha recibido. Simplemente, ser malo no es suficiente: para poder tener la posibilidad de terminar último en WAR, un jugador necesita haberse ganado la confianza suficiente por parte de la gerencia a fin de dejarle jugar a pesar de un slump prolongado.

He ahí el por qué, incluso aunque no hay un ex jugador No. 1 que haya caído tan bajo como Pujols esta temporada, la lista de peores jugadores en la Liga en lo que a WAR respecta incluye muchos hombres que fueron, en un momento, sumamente buenos en el béisbol. Más notablemente, el peor pelotero en 1983 fue el rey del imparable de todos los tiempos, Pete Rose, quien (al contrario de Pujols) fue puesto eventualmente a comer banco por los Filis debido a su pobre desempeño.


Aparte de Pujols, hay otros nombres en la lista de peores peloteros este año que tuvieron su momento de brillo como estrellas no hace mucho tiempo atrás. Carlos González de los Rockies de Colorado, segundo peor pelotero esta temporada, llegó a estar en el puesto 15 en 2010. El primera base de los Dodgers Adrián González cayó del décimo mejor lugar en 2009 al sexto peor en la presente zafra. Y José Bautista de los Azulejos de Toronto, quien está en el puesto 26 en lo que a WAR se refiere este año, llegó a estar en el tercer lugar en 2011, no hace mucho tiempo atrás. Se requiere una gran reputación a fin de poder permitírsele a un pelotero jugar, teniendo tan mala campaña.

Desde que firmara un monstruoso contrato con los Angelinos, previo a la temporada 2012, Pujols ha tenido varias temporadas de renacimientos sólidos, y fue un bateador superior al promedio apenas el año pasado. Por ello, no era irracional que los Angelinos esperen que eventualmente se sacuda de su mala racha en algún momento de esta temporada. Y quizás podría terminar con 100 carreras empujadas a pesar de sus malas cifras sabermétricas, aunque sería una de las campañas de 100 impulsadas con menor valor de la historia. Sin importar la conclusión, el dominicano es el ejemplo más notable de un fenómeno que probablemente no desaparezca en el futuro inmediato. Mientras existan managers que sueñen con un cambio de fortuna (y que carezcan de mejores opciones), habrá peloteros como Pujols, que una vez fueron grandes, y siempre tendrán la oportunidad de tratar de salir del sótano de las cifras que marca el WAR.

^ Al Inicio ^