<
>

Marlins pasa del festejo a la tristeza en un segundo ante Filis

play
Marlins cayeron ante los Filis (0:48)

Miami no pudo descifrar el pitcheo de Filadelfia y cedió en casa 3-2 ante gran trabajo del lanzador Ben Lively. (0:48)

MIAMI -- Parecía que los Marlins de Miami remontaban a como diera lugar contra los Filis de Filadelfia en el inicio de una serie crucial para las aspiraciones del equipo del sur de la Florida. Los Filis ganaban 3-2 a la altura del octavo inning cuando después de un out, Derek Dietrich entraba en circulación con la potencial carrera del empate.

El emergente venezolano Tomás Telis conectó un machucón delante del cátcher, quien disparó desviado a la inicial, enviando la pelota hasta el jardín derecho.

Dietrich anotó desde primera y Telis se fue hasta la intermedia con la posible carrera de la ventaja en sus piernas, pero...

El venezolano corrió muy por dentro de la hierba, lejos de los tres pies reglamentarios, lo cual fue reclamado de inmediato por el alto mando de Filadelfia.

Telís fue declarado out por interferencia y Dietrich, inexplicablemente, regresado a primera.

''No entiendo por qué cantaron interferencia. Siempre he corrido por la hierba'', se preguntó el venezolano.

¿En serio? ¿A esta altura en Grandes Ligas puede un jugador no saber que existe un rango de tres pies para correr?

''Es una jugada básica. Usted tiene que correr por la línea o por el lado derecho de la base. Fue una acertada decision del umpire'', dijo por su parte Pete Mackanin, manager de los Filis.

Está bien que declararan out al bateador, pero ¿por qué devolver a la inicial al corredor? El tiro del receptor Cameron Rupp fue a primera, nunca hubo intención de buscar el out por segunda, así que de todos modos, Dietrich hubiera anclado sin problemas en la intermedia.

''Hemos escogido el peor momento para cometer este tipo de errores'', se lamentó por su parte Don Mattingly, manager de los Marlins, quien también se refirió a la jugada conservadora de Mike Avilés como corredor en segunda en el noveno inning, cuando no salió para tercera con un batazo profundo de Giancarlo Stanton al jardín central y que hubiera colocado la potencial carrera de empate en tercera.

De ahí habría anotado con el siguiente batazo, una línea de Christian Yelich fildeada de cabeza por el jardinero izquierdo Daniel Nava.

Dice un refrán que al que no hace, le hacen.

Los Marlins dejaron 12 corredores en circulación, incluidas dos veces las bases llenas, en el cuarto y el noveno episodios.

Stanton se fue en blanco en cinco turnos, con dos ponches, horas después que saliera a la luz un sensual video del jugador con la celebridad de redes sociales y aspirante a cantante Lexy Panterra.

Además, llamó la atención que el líder absoluto en jonrones en las Grandes Ligas no tomó prácticas de bateo junto a sus compañeros antes del partido y el comentario generalizado de colegas y fanáticos era si el jugador estaba perdiendo el enfoque.

El héroe indiscutido del partido fue el derecho Ben Lively, abridor de Filadelfia, quien permitió dos limpias y seis hits en seis innings, con cinco ponches y una base por bolas.

Pero además, disparó un sencillo con bases llenas que remolcó dos carreras, que a la postre, resultaron decisivas.

''Salí a batear. Me dije a mí mismo que si hacía swing lo suficientemente fuerte algo bueno saldría. Y salió'', dijo el serpentinero, quien consiguió la segunda victoria de su carrera, frente a cinco derrotas.

''Se me quedó un envío en la zona alta y me lo aprovechó (Lively). Me pasé en la cantidad de pitcheos y eso me costó las tres carreras que me anotaron en el cuarto inning'', explicó por su parte el derecho cubano Odrisamer Despaigne, abridor de Miami, quien cargó con el revés.

Los Marlins perdieron su cuarto partido en fila, tras ser barridos por los Nacionales de Washington, para caer nuevamente por debajo de la marca de .500, ahora con balance de 66-67.