<
>

Angelinos acusan a Atléticos de robar señas

play
Roces en duelo californiano (0:47)

El encuentro entre los Angelinos y los Atléticos vivió momentos tensos entre Juan Graterol receptor de Los Ángeles y los jugadores Mark Canha y Matt Chapman. Finalmente Oakland se llevó la victoria. (0:47)

El cátcher de los Angelinos de Los Ángeles, Juan Graterol, acusó a los Atléticos de Oakland de intentar robar señales durante el juego del miércoles por la noche, provocando una confrontación en la cuarta entrada con el tercera base de Oakland, Matt Chapman.

Graterol dijo que notó a los bateadores de los Atléticos mirándolo mientras él daba señales al lanzador. Chapman, por su parte, acusó a Graterol de mirar a los bateadores en un intento de intimidarlos.

Ellos se enfrentaron cuando Chapman fue al bate en el cuarto inning, lo que llevó al árbitro Mike Everitt a entrar y separar a los dos jugadores. Chapman fue expulsado después de que él continuara hablando con Everitt.

"La forma en que lo veo es que quería defender a mis compañeros de equipo y defenderme", dijo Chapman. "Aunque somos un grupo de jóvenes, siento que merecemos ser tratados como cualquier otro en las grandes ligas y respetados por nuestros oponentes".
Graterol dijo que había advertido al jardinero de Oakland, Mark Canha, en el segundo episodio sobre mirar hacia atrás mientras daba las señales al lanzador.

Él se mantuvo firme en sus palabras después del partido que los Atléticos ganaron 3-1.

"Él me dijo, 'No estamos mirando las señas'", dijo Graterol sobre Chapman. "Yo dije: 'Creo que lo estás haciendo porque lo vi'. Luego volvió a hablar con el árbitro después de que el árbitro le dijo que había terminado, y ahí fue cuando lo expulsó, porque no se calló".

Chapman dijo que sentía que Graterol estaba siendo "irrespetuoso" al alegar que los bateadores de Oakland estaban tratando de robar señas.

"No es una sensación muy cómoda de que el cátcher te mire cuando estás entrando en la caja", señaló Chapman. "Un poco de falta de respeto, para ser honesto, así que cuando llegué a la caja sólo le dejó saber que no estábamos robando sus señales y que no había necesidad de que él nos estuviera mirando... Él, obviamente, no tomó amablemente esas palabras, y el árbitro intervino y se colocó entre nosotros, y ahí fue cuando las cosas se juntaron, y entonces obviamente el resto es historia".

Las acusaciones de robo de señas de Graterol ocurrieron un día después de que MLB confirmó que los Medias Rojas de Boston usaban la comunicación electrónica en el banco para robar las señas de los oponentes y transmitirlas a los jugadores de Boston durante los partidos. La investigación de la liga sobre los Medias Rojas está en curso, pero el comisionado Rob Manfred dijo el martes que espera que se complete antes del final de la temporada regular.

Manfred dijo que la liga no tiene una política contra el robo de señas, per se, pero enfatizó que el problema con los Medias Rojas fue el uso de un dispositivo electrónico en el banco, algo que está en contra de las reglas de la liga.
The Associated Press contribuyó a este informe.