<
>

Stanton sin 60 jonrones, pero asegura título en impulsadas

play
Giancarlo Stanton conectó dos cuadrangulares (0:55)

El jardinero de los Marlins llegó a 59 estacazos en la temporada y Miami derrotó a los Bravos de Atlanta. "Cruz" consiguió su décimo encuentro con más de un HR. (0:55)

MIAMI – Los 25,222 fanáticos que llegaron este domingo al Marlins Park para el juego final de la temporada 2017 se quedaron con las ganas de ver a Giancarlo Stanton disparar su jonrón número 60.

Stanton fue colocado como primer hombre en la tanda como estrategia para darle un posible turno extra en las postrimerías del encuentro que los Marlins de Miami perdieron 8-5 ante los Bravos de Atlanta, pero no levantó la pelota en ninguna de sus cinco visitas al plato y se quedó en 59 bambinazos, líder absoluto de todo el béisbol.

Se ponchó en su primera oportunidad y luego disparó sencillos en sus siguientes dos ocasiones, en una de ellas para remolcar su carrera número 132 de la campaña y asegurar también el liderazgo de ese departamento en todas las Grandes Ligas, para luego fallar en rodado al campocorto en su cuarta vez.

En el final del noveno, ante el supersónico cerrador dominicano Arodys Vizcaino y con el público coreando “¡MVP, MVP!”, Stanton abanicó en su último turno de la campaña, pero los aficionados le regalaron una sonada ovación para reconocer su gran trabajo del 2017.

“Ante todo quiero agradecerle a los fanáticos. Sé que muchos vinieron a ver si bateaba el jonrón 60, pero no se pudo. Estos últimos días han sido intensos, por más que traté de no pensar mucho en eso”, señaló el rompecercas de los Marlins.

“Claro que me hubiera gustado, porque no sé si volveré a tener una oportunidad igual en mi carrera, pero no me siento decepcionado ni mucho menos”, agregó.

“Creo que esta ha sido una temporada de muchos logros personales, principalmente por haber podido mantenerme saludable y participar en 159 de los 162 juegos del equipo, algo que nunca antes había conseguido”.

“Mi próxima meta quizás sea jugar los 162 partidos de una temporada y desde ya empezaré a prepararme para seguir saludable”, añadió Stanton.

Sobre su corona de impulsadas, primera en su carrera, el jugador la consideró incluso más importante que la de cuadrangulares.

“El jonrón es algo que depende sólo de la fuerza del bateador, pero remolcar carreras habla más de la calidad del jugador”, explicó Stanton, quien no quiso adelantar su futuro dentro de los Marlins, que enfrentan una posible reconstrucción con la llegada de los nuevos dueños encabezados por Derek Jeter y Bruce Sherman.

Tampoco pudo el dominicano José Ureña, la mejor sorpresa del pitcheo de Miami, apuntarse su triunfo número 15, a pesar de haber dejado el partido con ventaja.

Ureña (14-7, 3.82) trabajó cinco entradas en las que permitió tres carreras y cinco hits, con cuatro boletos y par de ponches, pero el bullpen desperdició la ventaja de 4-3 que recibió del abridor.

Primero Dustin McGowan toleró la carrera del empate en el principio del sexto episodio y luego el japonés Junichi Tazawa permitió racimo de cuatro, coronado por jonrón con dos a bordo del emergente cubano Adonis García por el jardín central, que definió el encuentro.

“No se pudo, pero creo que ha sido una gran temporada en lo personal. Siempre confié en mí y en Dios. Quizás pudo ser mejor aún, pero creo que fue buena, lo que me da más fuerzas ahora para trabajar más duro, con alegría y esperanza para la próxima temporada”, dijo Ureña, un hombre que en los entrenamientos primaverales estuvo en dudas si era incluido en el roster de 25, enviado a las Menores o simplemente puesto en libertad por el equipo.