MLB Equipos
Jorge Morejón | ESPN Digital 48d

Muchas preguntas y pocas respuestas en el inicio de la era Jeter en Miami

MIAMI - Derek Jeter llegó desbordando carisma en el inicio de una nueva era para los Marlins de Miami.

El legendario capitán de los Yankees ofreció este martes su primera conferencia de prensa, ahora en el papel de dueño de los Marlins, acompañado por Bruce Sherman, el hombre del billete, mientras que varios de los otros integrantes del grupo de inversionistas se encontraban en el público.

Lo primero que hizo fue extender sus condolencias y simpatías con las víctimas de hechos recientes, como el tiroteo de Las Vegas, los huracanes que azotaron a Texas, la Florida, Puerto Rico y el resto del Caribe y el terremoto de México, antes de que una nutrida representación de los medios lo acribillara a él y a Sherman a preguntas sobre el futuro de la franquicia, aunque muy pocas tuvieron respuestas en la que resultó ser una presentación formal más que nada.

¿Habrá desmantelamiento y reconstrucción del equipo? ¿Qué va a pasar con Giancarlo Stanton? ¿Regresará Don Mattingly como manager en el 2018? ¿Cambiará el diseño de los uniformes y el logo del equipo? ¿Quitarán "la cosa horrible" que algunos llaman "el monumento de los jonrones"? ¿Mantendrá la promesa de Jeffrey Loria, el dueño saliente, de retirar el número 16 de José Fernández? ¿Seguirá Ichiro Suzuki en los Marlins?

Esas fueron sólo algunas de las muchas interrogantes que como ráfagas le llegaron a los nuevos propietarios, muchas de ellas respondidas con evasivas, dado el poco tiempo, apenas 24 horas, que llevan Jeter y compañía en control de la organización.

"No me gusta la palabra ´desmantelamiento´, pero es sabido que quizás tengamos que tomar algunas decisiones impopulares", comentó El Capitán, quien alabó la gran temporada de Giancarlo Stanton.

"No lo conozco bien (a Stanton). No he hablado con él, ni con ninguno de los otros jugadores. Cualquier cosa que hagamos para hacer avanzar la organización la discutiré con Mike (Hill, presidente del equipo)".

"Vamos a tratar de operar al equipo responsablemente desde el punto financiero y exitoso en el campo de juego", explicó por su parte Sherman, quien dijo estar confiado en esta asociación con Jeter, a quien calificó de un ganador.

Paciencia fue lo que pidió Jeter, para empezar a reconstruir una franquicia desde la base hasta la cima, por lo que ya comenzaron los primeros movimientos en áreas trascendentales como desarrollo de jugadores y búsqueda de talentos.

"Jugué con Donny (Mattingly) un par de semanas (1995), luego desarrollé una gran relación con él por años, mientras fue coach de banca de los Yankees. Hablé brevemente con él, pero sólo le pedí que se fuera a descansar con su familia después de una larga temporada. Creo que ha hecho un gran trabajo", señaló.

Del japonés Ichiro, quien recientemente manifestó su deseo de regresar el año que viene con el equipo de Miami, Jeter dijo que se trataba de uno de sus compañeros de equipo favoritos, cuando jugaron juntos en los Yankees.

Sobre la promesa de Loria de retirar el número de José y erigir una estatua en su honor, refirió que tampoco hay una decisión al respecto, aunque dijo estar consciente del dolor que dejó en la comunidad la muerte prematura del estelar lanzador cubano.

"Apenas estamos en el primer día. Empezaremos a pensar en eso el segundo día", dijo respecto al posible rediseño de los uniformes, mientras contó que entre el grupo de 16 inversionistas hay opiniones varias acerca del monumento ubicado detrás del jardín central.

Una de sus respuestas que más esperanzas despertó sobre el futuro de la franquicia fue a la pregunta de qué aprendió de su época de jugador que pueda aplicar ahora como dueño.

"Que hay que cuidar a los jugadores y hay que cuidar a los fanáticos. Vengo de una organización equipo que cuidaba mucho a sus peloteros y a sus fanáticos. Eso es lo principal que aprendí, que tienes que cuidar a esa gente porque los necesitas para tener éxito".

^ Al Inicio ^