MLB Equipos
Enrique Rojas | ESPN Digital 18d

Liga de Puerto Rico montará torneo corto y gratuito

Como consecuencia de los graves daños causados a la isla por el paso del huracán María hace dos semanas, los directivos de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico Roberto Clemente (LBPRC) aprobaron el jueves celebrar un torneo invernal corto y gratuito, a los fines de poder ir a la Serie del Caribe a defender la corona conquistada en Culiacán, México, en febrero pasado.

El licenciado Héctor Rivera Cruz, presidente de la LBPRC, informó que solamente se jugará de jueves a domingo en horas de la tarde y que todos los partidos serán gratuitos para el pueblo. También advirtió que el proyecto está basado en la premisa de que muchas situaciones existentes actualmente, estarán resueltas en enero.

"El torneo regular y tradicional fue cancelado", dijo Rivera Cruz. "Lo que tenemos ahora es un plan para jugar en Puerto Rico en medio de las difíciles circunstancias que enfrenta el país y las prioridades que tienen las comunidades, las familias y los individuos de nuestro país", agregó.

El campeonato boricua de béisbol profesional arrancará el sábado 6 de enero, Día de Reyes, y tendrá un calendario de 21 partidos en la serie regular, una semifinal de un juego de muerte súbita y una gran final de un máximo de cinco encuentros. La idea es realizar todo el campeonato en un tramo de 25 días para terminar a más tardar el 31 de enero.

Bajo el sistema de competencia aprobado, el equipo con la mejor marca en la serie regular avanzará a la gran final y el último quedará eliminado, mientras que los ocupantes de los puestos dos y tres se enfrentarán en un choque por el segundo de la final.

El campeón puertorriqueño avanzará a la Serie del Caribe 2018, programada para celebrarse del 2 al 7 de febrero en el estadio de los Charros de Jalisco en Guadalajara, México. Los Criollos de Caguas ganaron la edición anterior, en febrero de este año, en Culiacán, México.

El torneo se celebrará con cuatro franquicias (Caguas, Cangrejeros de Santurce, Gigantes de Carolina y una fusión entre las franquicias de Aguadilla y Mayaguez) en los Estadios Hiram Bithorn de San Juan, la capital del país, y el Isidoro "Cholo" García de Mayagüez. El Estadio Solá Morales de Caguas, uno de los más golpeados por el huracán María, quedará como una tercera opción a contemplar si en algún momento es puesto en condiciones para jugar.

Rivera Cruz anunció que el torneo estará dedicado al equipo subcampeón del Clásico Mundial de Béisbol y al nuevo miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, el ex receptor Iván Rodríguez. Rodríguez y algunos miembros del "Team Rubio" del clásico participarían en la inauguración.

"Es como un obsequio de la liga al pueblo y para dar a la familia puertorriqueña y a la comunidad un buen espacio de reunión durante el tiempo de esta terrible crisis", dijo Rivera Cruz. "Con este torneo especial, tratamos de mitigar al máximo posible, la responsabilidad que provocaría incumplir los compromisos y convenios que tenemos como miembro de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe, además de otros compromisos", agregó.

Los peloteros puertorriqueños estarán autorizados a jugar en las otras ligas de la Confederación del Caribe, con el único compromiso de que deben reportarse a sus equipos originales el primero de enero.

Entre la noche del martes 19 y el día del miércoles 20 de septiembre, el huracán María dejó a Puerto Rico semidestruido, con los sistemas de distribución de energía eléctrica y comunicaciones gravemente dañados, carreteras y puentes rotos y una gran incertidumbre sobre el futuro cercano.

El gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, ha informado que el paso de María ha causado la muerte de 34 personas entre incidentes directos e indirectos, y dejó daños materiales que se estiman rondan los 100,000 millones de dólares. El gobierno informó el jueves que 15 días después del paso del terrible ciclón, el 90% de los puertorriqueños sigue sin energía eléctrica, la mitad del país no cuenta con agua potable, un 55% no tiene acceso a telecomunicaciones y casi 9,000 personas siguen alojados en refugios.

El huracán causó daños a casi todas las instalaciones deportivas, incluyendo los estadios donde se juega el torneo de béisbol invernal.

"Perseguimos cumplir con nuestra responsabilidad de seguir desarrollando el béisbol y cumplir con nuestros compromisos como socios de la Confederación del Caribe. Además, la liga de béisbol de Puerto Rico está comprometida social y comunitariamente con nuestra gente, con nuestros niños y nuestros ancianos. Vamos a comenzar el Día de Reyes como firma de darle un regalo de aliento al pueblo", dijo Rivera Cruz.

"Estamos tratando de montar un torneo milagroso, que deberemos financiar con nuestros propios recursos", agregó el directivo.

^ Al Inicio ^