MLB Equipos
Julio Ricardo Varela | Especial para ESPN.com 19d

Una gran bienvenida a Alex Cora como manager de Boston

Nota del Editor: Pueden ver la versión en inglés de esta nota aquí

BOSTON - Comprendo que Houston celebrará su primer título de Serie Mundial, y espero que los aficionados de los Astros se tomen todo el tiempo que necesiten a fin de saborear la victoria, especialmente en un momento en el cual la ciudad sigue recuperándose de los daños causados por el Huracán Harvey. Sin embargo, es hora que Houston deje que Alex Cora se aleje pronto, porque este hijo de Puerto Rico fue designado como manager de los Medias Rojas de Boston, convirtiéndose así en el primer manager latino en la historia de la franquicia, y ya es hora de hacer historia.

Ocurre que soy puertorriqueño, y he estado constantemente entristecido y abatido por las consecuencias del paso del huracán María, por lo cual la noticia que Cora, de 42 años, conduciría los destinos del equipo que crecí amando ha sido un pequeño motivo de tranquilidad. En una ciudad en la cual una vez lo latino era casi invisible, la llegada de Cora se convertirá en el capítulo más reciente de una historia de béisbol que ha convertido en leyendas a Nomar Garciaparra, Pedro Martínez, Manny Ramírez y, por supuesto, "Big Papi" David Ortiz.

Ahora viene Cora, quien tiene la oportunidad de no solo tener éxito en un difícil pueblo de beisbol, sino además probarle al mundo de este deporte que tener un manager latino en una franquicia no debería ser visto como una especie de aberración.

Las estadísticas constituyen un recordatorio importante. En una liga en la cual el 31.9 por ciento de sus protagonistas son latinos, Cora será apenas el tercer manager de origen latino en las mayores la próxima temporada, junto a Rick Rentería de los Medias Blancas de Chicago y Dave Martínez de los Nacionales de Washington (también boricua y de origen neoyorquino). La excusa sobre la dificultad de conseguir candidatos latinos calificados o que solo hay 30 puestos para manager ya está gastada. En una liga que cada vez se hace más latina, ya no deberíamos tener esta discusión e insistir que tres manager latinos no son suficientes.

Cora representa la oportunidad de cambiar la narrativa y demostrar al resto de los equipos que si no están seriamente considerando (y contratando) candidatos latinos para manager, están perdiéndose una oportunidad importante. Los latinos han conducido a sus equipos a logros de relevancia, como fue el caso cuando Felipe Rojas Alou fue designado como Manager del Año en la Liga Nacional en 1994.

Hace veintitrés años, no menos.

O cuando Tony Peña ganó el premio a Manager del Año en la Liga Americana en 2003.

Hace catorce años.

O cuando Oswaldo "Ozzie" Guillén ganó la Serie Mundial con los Medias Blancas en 2005.

Hace doce años.

Ha pasado un buen tiempo, y es hora de cambiar eso.

En años recientes, los Medias Rojas se han convertido en un destino atractivo para jugadores latinos y no hay síntomas que eso decaiga. En un punto durante la pasada campaña, los Medias Rojas tenían una alineación con mayoría de latinos en el campo (Hanley Ramírez, Eduardo Nuñez, Rafael Devers, Cristian Vázquez, Eduardo Rodríguez). En la historia de Boston, eso es algo importante.

Imaginen lo que Cora puede hacer con alguien como el dominicano Devers, un joven y excepcional tercera base quien tiene todo el potencial de ser el próximo Gran pelotero de los Medias Rojas. ¿Es importante que alguien como Cora pueda entender lo que Devers está atravesando en lo cultural y con el idioma? Claro que sí. Y si hay alguien que quiere menospreciar esta conexión por ser "políticamente correcto" no entiende: sin los latinos, el Béisbol de las Grandes Ligas sería, simple y llánamente, un deporte diferente. Los latinos están salvando al béisbol, y es hora ya que los equipos cuenten con más managers y coaches latinos.

No olvidemos que la influencia de Cora como coach de banca de los Astros fue fundamental durante la mágica temporada de Houston.

No sorprende que, siendo Boston, una ciudad con pocas voces latinas en los principales medios escribiendo y hablando de deportes, hay una actitud de "esperar y ver" cómo respecto a Cora. No muchos hablan del contexto histórico de su contratación, considerando que Massachusetts es hogar de la quinta mayor comunidad boricua de los Estados Unidos, siendo la mayor porción de residentes del estado. Y si bien los boricuas en Boston están preocupados por el huracán María, siguen mostrando su orgullo por el hecho que Cora viene a nuestra ciudad a representarnos. Quizás suene cursi para muchos aficionados al deporte en Boston, pero no para mí, y si me ven ondeando la bandera de Puerto Rico o vistiendo la camiseta de la isla del Clásico Mundial de Béisbol el próximo año en Fenway Park, ya saben bien el por qué.

Entonces, hagan todas las vueltas en señal de victoria que quieran en Houston, pero es hora que nos manden a Cora ya. Los boricuas en Boston estamos listos para darle una gran bienvenida al nuevo manager de los Medias Rojas. Porque, cuando se trata del béisbol en Puerto Rico, estamos muy orgullosos de los nuestros.

Julio Ricardo Varela es co-anfitrión del podcast In The Thick, nominado al premio Webby. Es además fundador de LatinoRebels.com. Lo pueden seguir en Twitter @julito77.

^ Al Inicio ^