MLB Equipos
Iván Cañada 14d

Una dedicatoria muy especial de los Astros de Houston para México

MÉXICO -- En cuanto Jeff Luhnow levantó el título de campeón de la Serie Mundial las emociones se desbordaron en su persona. Por su mente pasaba desde lo que le costó comandar a los Astros de Houston al campeonato hasta lo que sufrió la ciudad texana por los estragos del huracán Harvey. Tampoco podía dejar de lado lo causado por el terremoto en México, país en el que nació y vivió durante 16 años.

El gerente general de los Astros no olvida sus raíces ni por un segundo. Es un mexicano más que lamentó y se preocupó de inmediato al saber del terremoto que afectó diferentes zonas del país, entre ellas la Ciudad de México, donde viven su padre y su hermano. El logro obtenido con la organización texana tuvo una dedicatoria especial.

“Es un sentimiento increíble, sobre todo por ser el primer gerente general nacido en México que tiene esta oportunidad de celebrar el campeonato de la Serie Mundial. Soy ciudadano de dos países, de México y Estados Unidos, y francamente siempre fue una meta mía ser gerente general en un equipo que llegara a una Serie Mundial y la ganara. Además, en la ciudad de Houston después de todo lo que ocurrió este año con el huracán y personalmente, el terremoto en México que afectó a mi familia, así como a nuestros peloteros que fueron afectados por el huracán, fue algo que nos motivó. Este trofeo tuvo algo especial y fue más especial para nosotros considerando todo lo que ocurrió este año”, compartió el ejecutivo en entrevista con ESPN Digital.

El susto del directivo fue inmediato luego del terremoto en México. Su primera preocupación pasó por su familia y por la casa que visita cada año cuando viaja de vacaciones.

“Me afectó mucho personalmente y no solo porque la casa y mi papá sufrieron daños. Gracias a Dios mi familia está bien, pero mi hermano es periodista en México, cubrió todo lo ocurrido y vi, a través de sus ojos, todos los daños y cuánta gente fue afectada por el terremoto. Hay mucha conexión entre Houston y varias ciudades de México, en nuestra población hay mucha población de Latinoamérica y la mayoría son mexicanos. Para mí Houston es parte de Estados Unidos y México. Hay integración de los dos países. Significa mucho para mí personalmente”, recordó.

Luhnow nació en México y vivió en este país hasta que era un joven; se fue a Estados Unidos para culminar la preparatoria. Luego cursó tres carreras universitarias y se integró a los Cardenales de San Luis en 2003 sin una sola experiencia en el béisbol. En ocho años se fue campeón para después incorporarse a los Astros en 2011 como gerente general. Su inicio en ese puesto no fue el más sencillo luego de campañas de 107 y 111 derrotas en 2012 y 2013, respectivamente. El plan cuando llegó era trascender después de cinco o seis años, y fue en 2017 cuando por logró lo que nunca antes había conseguido.

“Formulamos un plan de ataque que sabíamos que iba a tardar cinco, seis o siete años para llegar adonde teníamos que llegar, pero nos teníamos que enfocar en las cosas que iban a dar resultados y fue invertir en buscadores de talento, en las granjas, en cómo enseñar a los jóvenes a jugar este juego en una zona que nos ayudara a ganar un campeonato”, indicó.

Una vez conseguido el primer objetivo, lo que viene es crear una dinastía, algo en lo que se enfoca y en lo que confía por la plantilla que tiene. Sabe que solo hay que hacer algunas incorporaciones y mantener la misma forma de trabajo.

“Esa combinación de jóvenes con gente de experiencia nos iba a ayudar a ganar y no solamente un año, porque la meta es ganar varios años en línea. Sabemos que es muy difícil ganar un campeonato cada año, pero sí tenemos un equipo que puede competir cada año durante los próximos años. Probablemente en dos o tres veces lleguemos a Serie Mundial y ojalá ganemos al menos dos campeonatos, sino es que más”, insistió.

De cara a la siguiente campaña, Luhnow solamente piensa en algunos cambios al roster, pero serán mínimos. En caso de que no se concreten, piensa que tienen un equipo suficientemente competitivo como para pelear por un campeonato más.

“Tenemos un equipo que ya está armado para el año que entra, pero lo primero que quiero es que todos descansen porque hay muchos festejos todavía, jugamos un mes más que otros equipos, así que hay que descansar y pasar tiempo con la familia para regresar listos para competir. Para el roster del año que entra probablemente busquemos otro lanzador zurdo de relevo para que nos ayude a sacar outs contra zurdos. También queremos buscar donde sea para hacer cambios o integrar agentes libres que nos quieran ayudar. Francamente creo que tenemos un equipo en el que si no hacemos nada, está armado para competir y ser campeones”, compartió.

^ Al Inicio ^