MLB Equipos
Marly Rivera | ESPN Digital 130d

Astros de Houston visitan a Trump y la Casa Blanca; Correa y Beltrán se ausentan

WASHINGTON - Los campeones de la Serie Mundial 2017, los Astros de Houston, visitaron la Casa Blanca el lunes, donde fueron homenajeados por el presidente Donald Trump, pero uno de sus principales jugadores, el puertorriqueño Carlos Correa, no estuvo presente.

Correa y el lanzador Ken Giles fueron los jugadores más reconocidos que no asistieron a la tradicional cita de los campeones del béisbol a la residencia del presidente estadounidense.

De acuerdo con un portavoz del equipo, que habló con ESPN Digital, "Carlos Correa y Ken Giles tenían obligaciones familiares, y por eso es que no están aquí hoy".

El presidente del equipo Jim Crane explicó al finalizar la ceremonia que "varios jugadores tuvieron que lidiar con asuntos familiares" y que por ello no asistieron a la Casa Blanca. El jardinero derecho Josh Reddick, el único jugador que abordó a la prensa al concluir la ceremonia, la cual fue aproximadamente de 30 minutos de duración, dijo que asumía que todos los jugadores estarían presentes.

"Me dijeron que todos íbamos a ir. Algunos lo hicieron, otros no lo hicieron. Todo el mundo tiene su propio punto de vista de cómo lidiar con las cosas", explicó Reddick, quien estuvo a cargo de entregarle al presidente Trump un jersey con el número 17, en referencia al 2017, año en el que ganaron su primer campeonato.

Correa no estuvo disponible para comentarios.

Durante la ceremonia, que duró aproximadamente media hora, el presidente Trump elogió a los Astros por su temporada, la cual culminó con el primer título en la historia de la franquicia. Trump también reconoció al equipo por sus esfuerzos en la recuperación de Houston después del Huracán Harvey.

"Después del devastador huracán Harvey, lo que pasó con Harvey, fue un tributo digno, fue realmente fue un verdadero espectáculo del lema 'Houston Strong' ('Houston Fuerte)", dijo Trump durante la ceremonia.

"A todos los jugadores y a la gerencia de los Astros de Houston quiero darles las gracias por ser unos verdaderos campeones dentro y fuera del terreno. Realmente son un ejemplo de verdadera grandeza. Y es un crédito para los jugadores que están aquí hoy".

Otro que no estuvo presente el lunes fue el veterano jugador puertorriqueño Carlos Beltrán. Beltrán había dicho anteriormente que no asistiría por haberse retirado del béisbol profesional al concluir la campaña pasada.

Y aunque el jardinero boricua ha hablado abiertamente de su decepción con el gobierno federal por lo que considera una labor deficiente en la ayuda a Puerto Rico tras el devastador paso del huracán María el pasado 20 de septiembre, Beltrán dijo que su ausencia no sería en protesta en contra de Trump.

Crane, al ser abordado sobre las razones para la ausencia de Beltrán, respondió que "eso se lo tienes que preguntar a él (Beltrán)".

Entre los peloteros más reconocidos del equipo, sí se dieron cita el Jugador Más Valioso de la Liga Americana, el venezolano José Altuve, y el JMV de la Serie Mundial, George Springer, además del infielder cubano Yuli Gurriel y los abridores Justin Verlander, Dallas Keuchel y Lance McCullers.

De los 11 peloteros latinos que jugaron en Grandes Ligas con los Astros el año pasado, tres de ellos asistieron a la ceremonia: Altuve, González y Gurriel.

No acudieron los lanzadores dominicanos Reymín Guduán, Jandel Gustave, Francis Martes, David Paulino y Francisco Liriano, quien juega ahora con Detroit, ni el receptor puertorriqueño Juan Centeno, en campamento con los Rangers.

El también puertorriqueño Alex Cora, el coach de banca de los Astros el año pasado, es ahora manager de los Medias Rojas de Boston y no viajó a Washington D.C.

El dirigente de los Astros, A.J. Hinch, dijo antes de trasladarse a Washington que la invitación a la Casa Blanca era "un gran honor". En cuanto a los peloteros que eligieran asistir o no, Hinch dijo: "Yo sólo soy el mánager".

Crane, quien ha sido donante del Partido Demócrata y tiene una relación personal con el expresidente Barack Obama, el presidente del equipo Reid Ryan, y el gerente general de los Astros Jeff Luhnow también estuvieron presentes.

Durante la ceremonia, el presidente Trump pasó varios minutos hablando de los esfuerzos de ayuda para las víctimas de los varios desastres naturales que han ocurrido dentro y fuera de los Estados Unidos.

"Nuestra administración continuará respaldando a la gente de Texas, Florida, Puerto Rico, Luisiana e incluso Alabama", dijo Trump. "Muchos se han visto afectados y los estamos respaldando a todos".

Inmediatamente después de la ceremonia, el senador de Texas Ted Cruz le dijo a ESPN: "Nos estamos asegurando de que todos los que se hayan visto afectados por las tres horribles tormentas que pasaron en 2017 reciban la ayuda que necesitan. He trabajado muy de cerca con el gobernador de Puerto Rico para asegurarnos de que la ayuda esté allí".

Cruz estuvo entre los cientos de asistentes a la ceremonia, la cual marcó la primera vez desde que Trump fue electo presidente que un campeón del Clásico de Otoño hace una visita oficial a la Casa Blanca.

Con su presencia, demostraron la postura oficial de los Astros, resumida por Ryan en las palabras que dijo a la prensa previo a la visita.

"Es una tradición y un honor", explicó el ejecutivo texano. "Como representantes del béisbol y campeones de la Serie Mundial, cuando la Casa Blanca llama y nos invita, es algo que como organización sentimos una responsabilidad y una obligación de ser parte de ello".

Eddie Matz de ESPN.com colaboró con esta historia.

^ Al Inicio ^