<
>

La magia de Javier Báez: 1.000 de OPS sin negociar boletos

play
Javier Báez sacó el décimo de la temporada (0:21)

El boricua de los Cachorros consiguió dos corredores en bases para aumentar la ventaja de Chicago sobre los Marlins. (0:21)

CHICAGO - Sus compañeros de equipo tenían miradas de incredulidad en sus rostros. Al principio, no podían creer los números. Algunos de ellos (incluyendo al cerrador Brandon Morrow) veían hacia el infinito, parados frente a sus vestidores, tratando de hacer cuentas. ¿Es realmente posible que un bateador pueda sumar una cifra cercana a 1.000 de OPS durante un mes o más sin ser obsequiado con una sola base por bolas?

Sí es posible. Si te llamas Javier Báez. El boricua primer bate de los Cachorros, antes de la jornada del sábado, no había recibido un simple boleto durante, por lo menos, un mes. El último se produjo el 11 de abril, y fue intencional. Su último pasaporte regular fue emitido el 7 de abril. A pesar de ello, entre el 8 de abril y el choque sabatino contra los Medias Blancas de Chicago, logró sumar el asombroso OPS de 1.003.

"¿De verdad?", expresó el slugger Kyle Schwarber. "¿Un OPS sobre .900 durante más de un mes y sin un boleto? Eso es difícil de hacer".

El hombre que ha escrito el libro definitivo sobre trabajar conteos y negociar boletos, Ben Zobrist, se mostró igualmente impresionado y en shock.

"¿Sin bases por bolas? Eso es asombroso", dijo Zobrist. "No lo sabía. Es una verdadera locura. Debes poder batear cada tipo de pitcheo que pasa alrededor de la zona de strike. Y algunos afuera, seguramente".

Todos los sondeados concordaron en que sólo existe una forma de lograr semejante hazaña: haciendo swing. Muchos swings. Según ESPN Stats & Information, Báez es líder en las Mayores, haciendo swing al 61 por ciento de todos los pitcheos y el 54 por ciento de los primeros pitcheos que recibe en un turno. Hace swing al 46 por ciento de los pitcheos ubicados fuera de la zona de strike, lo cual también representa la mayor cifra en todo el béisbol. El último miembro de los Cachorros de Chicago en sumar un OPS por encima de .900 durante el transcurso de un mes sin negociar boletos fue Starlin Castro en 2010.

"Siempre ha sido un bateador de pitcheos malos", dice Morrow. "Solo (un pitcher) debe fallar en los puntos malos con los cuales él es bueno bateando. En estos momentos, probablemente sigue haciendo swing a aquellos malos lanzamientos que él puede batear bien sin abanicarse con malos pitcheos con los cuales él es mal bateador".

Morrow requirió de una respuesta digna de los comediantes Abbott y Costello (luego de pensar al respecto por más de un minuto) para explicar, a medias, lo que Báez está haciendo. Realmente, es algo difícil de entender.

"Sería como batear para .450 con sólo sencillos", dijo Schwarber sin realmente explicarse.

De hecho, Báez ha logrado mantener sus números altos de varias maneras, comenzando por conseguir un monto excesivo de extra bases durante su tiempo sin recibir bases por bolas. De los 35 hits que conectó entre el 8 de abril y el sábado, 20 fueron para extrabases, incluyendo 10 que se fueron para la calle.

"Significa que estás bateando como todo un slugger", dijo el campocorto Addison Russell mientras sacudía su cabeza, tratando de comprender la magnitud de los números de Báez. "Negociar boletos es algo significativo cuando se habla de promedios de bateo finales y cosas así. Pero, si alguien puede conseguir (mantener sus números altos), es él".

Peloteros caracterizados por una constante cantidad de pasaportes obtenidos son los que se muestran más asombrados por el trabajo que Báez ha podido hacer, mientras que su promedio de bateo y porcentaje de embase se ha mantenido exactamente iguales desde la ultima ocasión en la cual fue beneficiado con una base por bolas.

"Está bateando en foul una mayor cantidad de pitcheos para luego enfrentar otro pitcheo con los cuales, normalmente, eso sería un error", dijo Anthony Rizzo. "No se cambia la mentalidad de nadie. Ese no es el objetivo. Negociar un boleto es el resultado de un gran turno al bate. No está negociando boletos y, sin embargo, sigue trabajando excelentes turnos".

Y eso es lo que hace de Báez un pelotero único. Cuando Rizzo no consigue recibir boletos por largo tiempo (y acaba de terminar un periodo de ese tipo) significa que hay algo que no va bien en su juego ofensivo. En estos momentos, eso para Báez no tiene relevancia.

"Ese es el único tema en el cual me gustaría verle mejorar", expresa el manager Joe Maddon. "(No obstante) cuando hace contacto, usualmente ocurre algo bueno".

Antes de que Schwarber fuese informado con respecto al mes de Báez sin embasarse por bolas, opinó con respecto a cómo debería ser una línea estadística para un pelotero sin negociar boletos por tanto tiempo.

"Los números deberían ser bajos porque no se está eliminando turnos al bate de la suma", afirmó Schwarber.

Luego de conocer el OPS de Báez, Schwarber parecía un niño confundido en escuela mientras trata de resolver un problema de matemáticas.

"Wow", dijo finalmente. "¿De verdad? Eso es sumamente bueno. Está muy concentrado en su swing, creo yo".

play
0:26

Magistral deslizamiento de Javier Báez para robar la base

El boricua eludió el out con un magnífico cambio de manos en la segunda almohadilla.

Se le preguntó a Zobrist con respecto al significado de esos números sin siquiera haber visto un turno de Báez durante ese mes.

"Me dice que, cuando está viendo la pelota y tiene su swing en forma, no hay forma de lanzar en contra de él", respondió Zobrist. "A menos que se le otorgue boleto de la forma en la cual hay que dárselo. Casi que un boleto intencional no intencional".

Quizás ya los equipos rivales hayan intentado esa táctica. A pesar de ello, no han sido exitosos porque Báez sigue haciendo swing con contacto en la mayoría de las ocasiones. Apenas se ha ponchado en 24 ocasiones de un total de 114 apariciones al plato durante su periodo de más de un mes sin bases por bolas. Aunque, hubo un pelotero que no mostró tanto shock como el resto de los consultados. Quizás se necesita de escuchar a un bateador de swing alegre para entender a otro.

"El plan no es negociar boletos", afirmó el jardinero Albert Almora Jr. "Los bateadores van a batear".

Almora ha recibido ocho boletos hasta ahora en la presente temporada, lo cual parece ser un total importante comparado con las dos bases por bolas no intencionales que Báez ha tomado hasta ahora. Simplemente, hay toleteros que no están dispuestos a mantener el bate al hombro. Almora ha estado en circulación en muchas ocasiones en las cuales Báez se pone al plato.

"Estoy de pie puntillas cada vez que va a tomar turno", dice Almora. "Está intentando batear, no intenta negociar boletos. Intenta hacer daño".

Y vaya que ha hecho daño. Muchísimo. Sin recibir boletos. Causando asombro en la mayoría de sus compañeros.

"Nunca había escuchado que alguien hiciera algo así", dijo Russell, aún sacudiendo la cabeza. "Solo Javy".