<
>

Adrián Beltré: Siempre tendré buenos recuerdos de Dodgers

play
Dodgers dejaron en el terreno a los Rangers (1:18)

Austin Barnes bateó un roletazo de frente al lanzador con las bases llenas, pero Matt Bush lanzó mal al receptor y Kike Hernández logró eludir la mascota para anotar la carrera ganadora en el inning 11. (1:18)

Con los Rangers de Texas de visita, los Dodgers de Los Ángeles dieron la bienvenida a uno de sus hijos pródigos , Adrián Beltré, quien se mostró nostálgico al volver al estadio que no pisaba desde 2009.

“Este, obviamente, es un lugar muy especial para mí, donde empezó mi carrera, la primera organización que me dio oportunidad de estar en Grandes Ligas, por eso siempre, este estadio va a ser único para mí”, dijo Beltré a ESPN Digital, luego de la derrota de Texas por 3-2 en el último duelo de la serie de dos en Chavez Ravine.

En esta maratónica velada de 11 entradas, Beltré conectó el hit número 3,090 de su carrera con un doble en la cuarta entrada para así convertirse en el pelotero nacido fuera de Estados Unidos con mayor cantidad de imparables en las Mayores.

El pelotero de 39 años, quien actualmente juega su temporada 21 en la Gran Carpa, dio inicio a su carrera en la cuna de la novena azul en 1998, donde militó durante siete campañas hasta el final del 2004, cuando se fue como agente libre para nunca más volver. “(Los Dodgers) me apoyaron increíblemente, aunque muchos de esos años no empecé de la manera que quería, pero siempre me tuvieron en buen concepto”, recordó.

El tercera base dominicano recuerda con nostalgia los gritos en la tribuna que en muchas ocasiones lo ovacionó como “MVP”, Jugador Más Valioso sobre el diamante.

“Aunque tuve que separarme de la organización, siempre voy a tener recuerdos bien bonitos de los fanáticos”, afirmó.

Beltré aclaró que su salida de la novena angelina no fue sólo una decisión propia al recordar que otros factores influyeron en ese pasaje de su carrera.

“No fue solamente una decisión que yo tomé, fue medio forzado, pero creo que ahora mismo no cambiaria ninguna decisión que hice en aquél tiempo”, agregó.

En aquél entonces, Beltré registró sus mejores números al batear para .334 con 48 cuadrangulares y 121 remolcadas, pero el esfuerzo no fue suficiente y otro seria el rumbo para el prodigio de Quisqueya.

El toletero terminó por firmar con los Marineros de Seattle por cinco años, luego se unió a los Medias Rojas de Boston por una temporada y finalmente se marchó a Texas.

“Mi carrera mejoró después de irme de Dodgers y entiendo que las organizaciones tienen que tomar sus decisiones y también nosotros los jugadores”, explicó Beltré. “Nos fue bien a los dos, no creo que haya ninguna clase de rencor. Sí me hubiera gustado quedarme en Dodgers, (pero) no se hizo y todo pasa por una razón”.

Actualmente, Beltré, quien cumple su último año de contrato con los Rangers, asegura que el equipo le exige más allá de su aporte en el campo y que su aporte en esta campaña sirve para dejar un legado a las generaciones por venir.

“Mi trabajo aquí no es solamente ganar juegos y aportar defensiva y ofensivamente sino también ser uno de los mentores para estos jóvenes que tienen tremendo talento. Aquí hay un grupo de mentores que compartimos ese trabajo, incluyendo a Bartolo Colon”, finalizó.