<
>

Milwaukee, con la fe puesta en Jesús Aguilar

play
Jesús Aguilar: 'Logré demostrar que puedo jugar aquí' (1:10)

El jardinero venezolano de los Cerveceros agradece la confianza depositada en él por la organización y ha logrado aprovechar la oportunidad en un equipo que tiene potencial de llegar a la postemporada (1:10)

MIAMI - Un juego de palabras con connotaciones religiosas busca llevar al venezolano Jesús Aguilar, primera base de los Cerveceros de Milwaukee, al Juego de las Estrellas del próximo martes en el Nationals Park de Washington.

"Nosotros creemos en Jesús" es el eslogan de la campaña de los Cerveceros para impulsar la candidatura de Aguilar para el último cupo disponible en el equipo de la Liga Nacional para el clásico de mitad de temporada.

Y hasta ahora le va saliendo bien, pues según el último reporte de MLB, el venezolano va a la cabeza del grupo, por delante de Brandon Belt, de los Gigantes de San Francisco, Max Muncy, de Dodgers de Los Angeles , Trea Turner, de los anfitriones Nacionales de Washington y Matt Carpenter, de los St. Louis Cardinals.

Merecida tendría su presencia en el partido estelar alguien que arrancó la temporada en el banco y que a fuerza de batazos supo aprovechar las oportunidades que le dio la vida, por las lesiones de Ryan Braun y Eric Thames.

Tal ha sido el despliegue ofensivo del corpulento venezolano de 6'3" de estatura y 250 libras de peso, que Thames regresó de la lista de lesionados y ha tenido que mudarse a los jardines, porque la primera base ya tiene un nuevo dueño.

Sus 23 jonrones son la cifra máxima entre todos los bateadores del viejo circuito, con una frecuencia de un palo de vuelta completa cada 10.8 turnos. Además, es líder en slugging, con .631 y en OPS (1.000).

"Estoy muy ilusionado con esa posibilidad y creo que estoy cerca de lograrlo, gracias al apoyo de los fanáticos en Milwaukee, en Venezuela y en las redes sociales", reconoció Aguilar.

Luego de tres años prácticamente perdidos en la organización de los Cleveland Indians, Aguilar llegó a Milwaukee en el 2017 y aprovechó las oportunidades que le dio el manager Craig Counsell para demostrar que estaba hecho para las Grandes Ligas. En el 2018 simplemente ha ratificado esa certeza, imponiéndose como un toletero devastador.

"Fue muy difícil en Cleveland, porque aunque hacía mi trabajo todos los años, nada pasaba. Lo único que le agradezco a ellos fue que eso me fortaleció mentalmente para lo que vendría", añadió Aguilar.

"Todo cambió cuando llegué a Milwaukee el año pasado y les demostré que puedo batear. Este año no fue fácil al principio, pero le agradezco al manager, al staff, por la confianza que me dieron y creo no haberlos defraudado".

"Y sobre el Juego de las Estrellas, sé que estoy cerca, pero los otros cuatro también tienen tremenda calidad. Si los fanáticos me quieren ver ahí, pues ahí estaré, pero si no me eligen fue porque Dios no me quiso ahí y le desearé éxito al que sea el escogido".

Si no fueras escogido, ¿no te interesaría participar en el Derby de Jonrones, siendo tú el líder en cuadrangulares y que esa sería una manera también de estar en la fiesta?

"No, no me considero un bateador de jonrones en las prácticas y no me gusta participar en ese tipo de competencias", concluyó de manera categórica el toletero venezolano.