<
>

Las próximas historias de la MLB: los Medias Rojas y los 116

play
Ni el 'ciclo' de Mookie Betts impide derrota de los Medias Rojas (1:15)

El jardinero conectó un jonrón en la novena entrada para completar el ciclo por primera vez en su carrera, pero los Azulejos terminaron venciendo con pizarra de 8x5. (1:15)

El béisbol constituye una historia, que nunca termina y se niega a seguir cualquier fórmula fácil. Cada temporada es un capítulo de la novela más larga jamás escrita. Los capítulos tienen sus conclusiones, pero la novela no. Tenemos que seguir leyendo.

Todos los relatos que hemos seguido desde aquella noche de principios de noviembre pasado cuando los Astros de Houston ganaron su primera Serie Mundial nos han llevado hasta esta parte del calendario. La “Estufa Caliente”, entrenamientos primaverales, la fecha límite para hacer cambios, exaltaciones a Cooperstown… todo ha quedado atrás. Lo que queda pendiente es determinar cómo todas esas situaciones determinarán el curso de las próximas semanas. Ni hablar de cuando lleguemos a octubre.

Con todo ello en mente, revisemos algunas de mis historias favoritas aún sin desenlace claro, a medida que la temporada de Grandes Ligas llega a su momento definitorio.

1. Los Medias Rojas y el número 116

Nos ha sorprendido un poco, pero Boston se ha mantenido tan encendido por tanto tiempo que, súbitamente, debemos empezar a preguntarnos si los Medias Rojas intentarán superar el récord de partidos ganados. Nos encontramos con el mismo escenario en el caso de los Dodgers durante la pasada temporada y tan pronto como estas posibilidades parecían ser ciertas, el equipo de Los Ángeles perdió 16 de 17. Los Medias Rojas han sido tan consistentes como han mantenido su calidad y no han caído en partidos consecutivos desde el pasado mes de junio. El factor que complica las cosas es que manteniendo un récord de ocho juegos mejor que el resto de los clubes de la Liga Americana, no hay motivos que impulsen a Boston a llegar al máximo durante la temporada regular. Como vimos en el caso de los Dodgers el año pasado, se puede perder un ritmo histórico y recuperar el ímpetu al acercarse octubre.

2. Jugador Más Valioso de la Liga Nacional

Todo un dilema. ¿Qué sabor prefiere? ¿Estadísticas a la antigua? ¿Un pitcher? ¿Un pelotero completo? ¿O un slugger? Tenemos un poco de todo en esta carrera sin líder claro. Algunos perciben a Matt Carpenter, de los Cardenales, como candidato líder. Otros se burlan de la idea. Otros ven a Javier Báez como el principal contendor. Otros ni siquiera lo incluyen en la lista. Max Scherzer, Freddie Freeman, Nolan Arenado, Lorenzo Cain y Christian Yelich están todos en la carrera. En esta disputa el líder puede cambiar cada día que pasa.

3. ¿Qué tan alto pueden llegar los Atléticos?

Oakland ya ha superado a Seattle en la carrera por el comodín en la Liga Americana. Los Atléticos están acercándose a los Yankees y atrapar a los Astros no suena descabellado. Oakland tuvo diferencial de carreras negativo para el 19 de junio. Los Atléticos ahora tienen diferencial de plus-58 y han ganado 35 de 50 cotejos. Oakland navega experimentando serio ímpetu.

4. ¿Quién será el principal sembrado en la Nacional?

Solo 7 ½ juegos separan a los Cachorros, dueños del mejor récord de la Liga Nacional, de los Piratas, con el décimo mejor registro. Los Cardenales se han despegado, los Cerveceros, Filis y Bravos han mostrado su capacidad de mantenerse en la pelea, mientras que Chicago y los Dodgers han confrontado dificultades para dominar sus respectivas divisiones. Hay muchas probabilidades de que terminemos viendo otra Serie de Campeonato de la Liga Nacional entre Cachorros y Dodgers. Pero esta podría ser una de esas postemporadas en la cual todo dependa de que un equipo se encienda en el momento preciso. De hecho, los Dodgers tienen que ocuparse primero de clasificar a la postemporada.

5. La carrera por el 10

Hablamos del 10 en WAR. José Ramírez, Mike Trout y Mookie Betts tienen posibilidades de terminar con un WAR de 10, lo cual convierte a la batalla por el Más Valioso de la Liga Americana en una competencia histórica. Según indica baseball-reference.com, solo se ha producido una temporada en la cual tres peloteros de posición alcanzaron un WAR de doble dígito. Ocurrió en 1927 y los jugadores fueron Lou Gehrig, Rogers Hornsby y Babe Ruth. Solo se han producido tres temporadas en las cuales hemos visto WAR por encima de 10 en toda esta década: dos por parte de Trout y una de Bryce Harper. A pesar de ello, no descarten la candidatura al Más Valioso de J.D. Martínez. Este chico tiene oportunidades de conseguir la Triple Corona. Esto no necesariamente le haría acreedor del Más Valioso, pero sí fue el caso de Miguel Cabrera hace pocos años.

6. La carrera por caer al foso

En mi ejercicio de simulaciones más reciente, Kansas City terminó con promedio de 52.9 triunfos. Baltimore tuvo 53.1. Durante la era de 162 partidos, sólo nueve equipos han ganado menos de 53 encuentros en temporadas que no fueron reducidas debido a conflictos laborales. ¿No somos afortunados en contar con dos “contendores” en la misma campaña? Aquí no hay nada en juego. Mi conclusión tras leer a los expertos en el draft con respecto a la camada de candidatos al próximo año es que el campocorto de secundaria Bobby Witt Jr. tiene probabilidades de ser un jugador particularmente especial entre los principales seleccionados.

7. Persiguiendo a Earl Webb

El récord de dobletes en una temporada se ha mantenido en pie desde 1931, cuando Earl Webb disparó 67 tubeyes. Eduardo Escobar, de los Arizona Diamondbacks, mantiene ritmo para terminar la campaña con 59. Soltó 37 vistiendo el uniforme de Minnesota y ha sumado cinco más desde su transferencia a los Diamondbacks. A Arizona le quedan 46 encuentros, por lo cual, si Escobar batea un doble por cada dos partidos, quedaría a muy poco de igualar dicha marca. Las buenas noticias son que Chase Field es un parque mucho mejor para soltar dobletes que el Target Field.

8. ¿Visión 40-40?

Con 33 cuadrangulares y 27 estafadas hasta la jornada del martes, Ramírez, de Cleveland, se ha convertido en una fija para terminar como el primer pelotero 30-30 en las Mayores desde que Trout y Ryan Braun lo consiguieran en 2012. La interrogante ahora es si puede convertirse en el quinto jugador 40-40 y el primero desde que Alfonso Soriano lo hiciera con los Nacionales en 2006. Ramírez mantiene ritmo para terminar con 47 jonrones y 38 estafadas.

9. Un liliputiense entre Gullivers

Cuando se piensa en los reyes del ponche de todos los tiempos en cuanto a temporadas particulares, sale a relucir la imagen de espigados sluggers, porque son precisamente éstos los que dominan la categoría. El récord es de 223, propiedad de Mark Renolds. Los otros dentro del Top 10 son Adam Dunn, Chris Carter, Chris Davis, Aaron Judge y Drew Stubbs (Algunos están presentes en la lista en más de una ocasión). Todos ellos podrían ser superados esta temporada por el segunda base de los Medias Blancas de Chicago Yoan Moncada, quien tiene ritmo para concluir la campaña con 232 ponches. Moncada ha sido sumamente consistente en este sentido. Se ha abanicado el 35 por ciento de las ocasiones contra diestros y 34 por ciento contra zurdos a pesar de ser bateador ambidiestro. Se ponchó en 34 por ciento de sus oportunidades antes del receso del Juego de Estrellas y en 38 por ciento después de dicha fecha. Si sigue jugando (y no hay motivos que le impidan hacerlo), lo conseguirá.

10. Hits vs. ponches

Hablando de ponches, si recuerdan, en abril vivimos el primer mes en la historia durante el cual vimos mayor cantidad de abanicados que de hits. Desde entonces, los imparables han vuelto por sus fueros. Sin embargo, hasta la jornada del miércoles, sumamos en la presente campaña 29,037 indiscutibles en las Mayores y 29,044 ponches. Cifra muy reñida. Debemos seguir rastreando esta diferencia.