MLB Equipos
Marly Rivera | ESPN Digital 84d

Aumentan managers boricuas para temporada 2019 en Grandes Ligas

LOS ÁNGELES -- La escasez de dirigentes de color en Grandes Ligas había sido una preocupación creciente en los últimos años. La temporada 2016 comenzó con sólo tres dirigentes de grupos minoritarios, un latino y dos afroamericanos, siete menos que el máximo de 10 managers de color en los años 2002 y 2009.

En mayo de 2016, Fredi González fue despedido de su cargo como dirigente de los Bravos de Atlanta. En aquel entonces, el cubanoamericano era el único manager latino activo en Grandes Ligas desde que el mexicano Rick Rentería había sido despedido por los Cachorros de Chicago en 2014.

El despido de González puso en evidencia el crítico problema de diversidad étnica que sufría Grandes Ligas en el cargo de dirigente, entre otros.

En 2017, las cosas mejoraron para los latinos, con el mexicano Rentería recibiendo una segunda oportunidad en Chicago, en esta ocasión con los Medias Blancas.

Un año después, el puertorriqueño Alex Cora asumió su puesto como dirigente de los Medias Rojas de Boston, el primer dirigente minoría en los 117 años de historia de la franquicia. Dave Martínez, de padres puertorriqueños, pero nacido en la ciudad de Nueva York, también tomó las riendas de los Nacionales de Washington.

Ahora, con el nombramiento de Charlie Montoyo, quien fungió como coach de banca de los Rays de Tampa Bay la temporada pasada, como el nuevo dirigente de los Azulejos de Toronto, habrá tres dirigentes latinos la próxima campaña 2019, los tres de raíces puertorriqueñas.

Ese número podría aumentar a cuatro, con el también puertorriqueño Joe Espada estando en consideración para el puesto vacante en los Rangers de Texas después del despido de Jeff Banister a fines de temporada.

''Estoy orgulloso de ellos. Es impresionante'', dijo Cora a ESPN Digital previo al tercer partido de la Serie Mundial en Dodger Stadium. ''Me alegro de que la gente viera la capacidad que tiene Charlie. Lo he estado diciendo por cinco o seis años. No se trata de ser minorías. No se trata de que sea latino o puertorriqueño. Charlie Montoyo es un gran hombre de béisbol. Y ha estado entrenando y dirigiendo durante muchos años. Está en el Salón de la Fama de Triple A; los Jays cuentan con un miembro del Salón de la Fama''.

''En lo que respecta a la organización (de los Azulejos), (Montoyo) encaja porque es un gran maestro del béisbol'', continuó Cora. ''Y hay muchos peloteros jóvenes que subirán en los próximos años e impactarán el juego. Él es el hombre adecuado y estoy orgulloso de eso''.

Cora, quien se convirtió en el primer dirigente puertorriqueño en llevar a un equipo a la Serie Mundial, buscando convertirse en el segundo latino después de Ozzie Guillén en ganar un anillo de campeonato, agregó que lo principal es que cada candidato sea evaluado por únicamente por sus habilidades.

''Me alegro de que lo vieran como alguien capaz, al igual que con Espada. Pero es igual con Ron Roenicke, es lo mismo con Rocco Baldelli. Sólo hay 30 puestos (de dirigente) y hay 30 dueños de equipos. Y van a contratar a quienes consideren capaces'', explicó Cora. ''La única diferencia es que en los últimos dos años ha considerado a Davey como un dirigente capaz, la gente aquí en Boston, me vieron de esa manera, y ahora Toronto lo hizo con Charlie''.

A las alturas del Día Inaugural de la temporada 2018, los rosters de Grandes Ligas contaron con 254 jugadores nacidos fuera de los Estados Unidos, donde un 29 por ciento de toda la demografía está compuesta por jugadores latinos.

Ese listado, el cual aumentó a través de toda la campaña, arrancó con 84 jugadores nacidos en República Dominicana, la mayor cantidad para cualquier país de Latinoamérica, seguido por 74 peloteros nacidos en Venezuela. Puerto Rico contó con 19 jugadores nacidos en la isla, Cuba con 17, México con 11, Colombia con 5, y Brasil, Nicaragua y Panamá con 3 cada uno.

Cabe destacar que ese listado no incluye a jugadores de raíces latinas nacidos en los Estados Unidos, como por ejemplo, Manny Machado, Dellin Betances, Nick Castellanos, J.D. Martinez, Gio González y Adrián González.

Es así como la composición étnica de los jugadores no se había visto reflejada en la composición de los dirigentes, ni tampoco en los puestos gerenciales. Sólo tres latinos cuentan con puestos ejecutivos en los 30 equipos de Grandes Ligas, el puertorriqueño Eddie Romero, uno de los dos gerentes generales asistentes de los Medias Rojas, el cubano Al Ávila, vicepresidente de operaciones y gerente general de los Tigres de Detroit, y Omar Minaya, asistente especial de la gerencia de los Mets de Nueva York.

El ex ligamayorista Joey Cora, hermano mayor de Alex Cora y quien funge como coach de tercera base de los Piratas de Pittsburgh, es de la opinión de que los hispanos también deberían luchar por posiciones ejecutivas en lugar de centrarse exclusivamente en las vacantes en puestos de dirigente.

''Tal vez nosotros como latinos estamos tomando la dirección equivocada'', dijo el mayor de los hermanos Cora, quien ha sido considerado por años candidato a un puesto de dirigente. ''Nuestro objetivo tiene que ser mayor que llegar a ser dirigentes. Si llegamos a ser gerentes generales, asistentes de gerentes generales o directores de sistemas de ligas menores, entonces podemos hacer las contrataciones. Entonces sí estaremos en una posición de poder para tomar decisiones''.

^ Al Inicio ^