<
>

¿Quieres agregar un as? Los principales objetivos y las señales de alerta

play
Patrick Corbin estaba prendido ante Filadelfia (0:22)

El zurdo de los Diamondbacks recetó 9 ponches, en 7 entradas y un tercio, sin carreras y con solo 4 hits tolerados. (0:22)

Lo mejor de la temporada baja: Cada movimiento se siente importantísimo en el momento en el cual se produce, hace que corra la emoción si es su equipo el que hizo la negociación y hace que comencemos a soñar con abril. En ocasiones, el agente libre de $126 millones hace ocho aperturas y gana un solo partido.

De todos modos, ¿quieres que tu equipo incorpore a un as del pitcheo este invierno? Aquí les presento mis cinco principales abridores agentes libres y los cinco mejores candidatos a un potencial canje que parecen estar en el mercado. Advertencia: He incluido las señales de alerta en cada pitcher. Cuidado, compradores.

Los mejores abridores agentes libres

1. Patrick Corbin (29 años en 2019)

Estadísticas 2018: 11-7, 3.15 efectividad, 200 IP, 246 ponches, .218/.270/.337, 4.6 WAR

Nota del editor: Reportes indican que Corbin acordó un contrato de 6 años con los Nationals, pendiente a examen físico

El zurdo ha tenido su mejor temporada en el momento perfecto, mejorando en todas las categorías: más ponches, menos boletos, menos hits permitidos y menos jonrones. La clave no solamente radicó en una mejor slider, lanzándola más seguido y haciendo que los bateadores la persigan. Su promedio general de abanicados del 34.7 por ciento representó un empate con Blake Snell en el tope de la categoría en las Mayores y fue apenas uno de siete abridores calificados en abanicar al 30 por ciento de los bateadores a los cuales se enfrentó. Si bien Corbin no posee velocidad Premium, su repertorio total fue dominante.

Señales de alerta: Lanzó muchas sliders: constituyó 41 por ciento de sus envíos, cuarta mayor cifra entre pitchers con al menos 100 innings de labor. Lanzó su curva (la cual realmente es una variación de su slider) otro 10 por ciento. Solo Clayton Kershaw lanzó mayor porcentaje de envíos rompientes. Algunos consideran que lanzar tantas sliders incrementa el riesgo de lesión y ya Corbin cuenta con una cirugía Tommy John en su haber. Lo más urgente: ¿y si los bateadores ya saben cómo conectarle a su slider? Apenas se ubicó dentro de la zona de strike en 35 por ciento de las ocasiones, pero Corbin logró inducir un promedio de persecución del 46 por ciento.

Riesgo: Alto. ¿Se trató de una temporada revelación o del tope de su carrera? Hay informes que sugieren que Corbin podría recibir una oferta por seis años y por encima de los $120 millones recibidos por Yu Darvish en la temporada baja por parte de los Cachorros. Dado el riesgo inherente que hay con todos los pitchers, el perfil de riesgo de Corbin debe ser alto. Las gerencias saben esto, como es obvio; sin embargo, están dispuestos a apostar que puede darles dos años con producción a nivel de as y quizás un par de temporadas decentes más después de ello. Estaría preocupado si las cifras monetarias alcanzan niveles superiores a los de Darvish.

2. Dallas Keuchel (31)

Estadísticas 2018: 12-11, 3.74 efectividad, 204 2/3 IP, 153 ponches, .263/.311/.393, 2.6 WAR

Keuchel ha tenido altibajos durante las últimas cuatro temporadas: efectividad de 2.48 y el premio Cy Young en 2015, efectividad de 4.55 en 2016, 2.90 en 2017 y luego una sólida temporada en 2018, en la cual sumó 34 aperturas. En parte, se trata de las fluctuaciones inherentes a un pitcher que depende fuertemente de los roletazos y el BABIP (que se ubicó por debajo de .270 en 2015 y 2017 y sobre .300 en 2016 y 2018). Tiene un envío limpio y bien ejecutado, se encuentra en gran forma física y es un hombre rudo que ha lanzado bien en la postemporada (efectividad de 3.31 en 51 2/3 innings).

Señales de alerta: Debido al movimiento de sus pitcheos, Keuchel induce al contacto débil, por ende, no hay que preocuparse por su promedio de ponches ligeramente aceptable, como sí podrían hacerlo con otros lanzadores. Sin embargo, hablamos de un límite muy fino si empieza a perder velocidad. Tuvo molestias en su hombro en 2016 y debió ausentarse temporalmente debido a una lesión en su cuello en 2017.

Riesgo: Mediano. Me encanta la competitividad que aporta en la lomita. Quizás no tenga el potencial de Corbin; sin embargo, prefiero a Keuchel por $80 millones que a Corbin por $130 millones.

3. Nathan Eovaldi (29)

Estadísticas 2018: 6-7, 3.81 efectividad, 111 IP, 101 ponches, .246/.282/.403, 1.5 WAR

Su gran trabajo durante la postemporada lo ha convertido en el agente libre favorito de la temporada baja: un lanzador que cuenta con recta de 100 millas por hora, capaz de lanzar strikes y que quizás se encuentre a punto de alcanzar su potencial, sin un costo prohibitivo; por ello, todos los equipos querrían contratarle. Su recta siempre ha sido factible de conectar (fuerte pero en línea recta), aunque el cutter que empezó a utilizar en 2016 y mejoró en 2018 (usándola en el 32 por ciento de las ocasiones) parecía ayudar a su recta de cuatro costuras. Su promedio de abanicados es de 15.9 por ciento en lo que va de carrera, aunque llegó al 24.9 por ciento en 2018.

Señales de alerta: Eovaldi ya ha entrado al quirófano en dos ocasiones para someterse a la Tommy John, hizo 30 aperturas en una oportunidad en su carrera y su efectividad de 3.81 en 2016 es muy cónsona con su efectividad de por vida de 4.16.

Riesgo: Alto. ¿Extremadamente alto? A pesar de ello, me encantaría apostar por él, contratándolo por cuatro años y $60 millones; aunque, con tanto interés que ha generado, el equipo que se gane sus servicios deberá asumir un riesgo financiero mucho mayor.

4. Charlie Morton (35)

Estadísticas 2018: 15-3, 3.13 efectividad, 167 IP, 201 ponches, .213/.303/.356, 3.5 WAR

Puede que Morton tenga 35 años; sin embargo, está lanzando más fuerte que nunca, con un promedio de 96.1 millas por hora con su recta: el octavo más alto de las Grandes Ligas entre los pitchers que al menos suman 100 entradas de actuación. Hizo apenas 30 aperturas, alcanzando el promedio de ponches más alto de su carrera y ha permitido solamente 10 cuadrangulares en la carretera durante las últimas dos temporadas (comparado a los 22 que toleró en Houston).

Señales de alerta: No hizo una apertura a finales de agosto por molestias en sus hombros y apenas pudo lanzar durante un inning con el mismo problema en una apertura a finales de septiembre. Morton hizo una apertura en la postemporada y alcanzó promedio de 95 mph con su recta, pero debe haber cierta preocupación ligera por ese hombro.

Riesgo: Mediano. El riesgo inherente aquí es ligeramente mitigado por su edad, lo cual significa que probablemente no logre recibir ofertas contractuales mayores a dos o tres años. Los Astros no le extendieron una oferta calificada, por ende, hay que preguntarse si ellos tienen sus preocupaciones con respecto a su hombro. Igualmente, Morton dijo a principios de la temporada anterior que estaba considerando retirarse. No lo hizo, pero quizás querrá firmar con un equipo ubicado cerca a la familia de su esposa, en Delaware.

5. Yusei Kikuchi (28)

Estadísticas 2018 en Japón: 14-4, 3.08 efectividad, 163 2/3 IP, 153 ponches, 124 H, 16 HR

Se espera que los Leones de Seibú estén dispuestos a colocar en el mercado a Kikuchi, zurdo de 6 pies de estatura que lanza por debajo de las 95 mph y tiene una slider con calidad plus. Sus números decayeron ligeramente en comparación a 2017, cuando sumó efectividad de 1.97 y abanicó a 217 en 187 2/3 innings. El próximo pitcher en esta lista sería J.A. Happ, quien tuvo un sólido 2018, pero Kikuchi es más joven y podría ser una versión menos costosa de Corbin.

Señales de alerta: Kikuchi no hizo varias aperturas en 2018 por molestias en sus hombros y su promedio de jonrones ha aumentado en las últimas dos temporadas, en comparación a lo visto a principios de su carrera.

Riesgo: Mediano. Quizás algunos equipos se asusten por los problemas de hombros. Sin embargo, los principales pitchers abridores que han hecho el salto desde Japón han tenido buen desempeño en Estados Unidos, incluyendo a Miles Mikolas, quien sumó números similares a los de Kikuchi y tuvo una destacadísima temporada 2018 con los Cardenales de San Luis.